Monday, May 3, 2010

LA VIDA EN UN TRAGO Y EN MILES DE FOTOGRAMAS (I)


Amo el cine sobre todas las cosas.....bueno y también la lectura......bueno y también los viajes.....bueno y también la buena mesa y la buena bebida.....bueno y tambien ejen, ejen....¡En definitiva me gusta vivir, con todo lo que ello reporta y conforta! ....pero vayamos al grano, aquí nos reunimos para hablar de cine, aunque en ocasiones nos vayamos por los Cerros de Ubeda.

Muchos de ustedes han propuesto, por ejemplo, las mejores películas de la historia o las películas que más nos han impactado. Yo voy a resaltar, cada cierto tiempo , y en orden rigurosamente cronológico las películas de los años de mi vida. Obviamente la mayoría de ellas no las ví en el año señalado. ¡Cómo iba a ser esto posible! Imaginaos a un servidor de ustedes dando berridos aquella noche del 24 de agosto de 1944 en un cine donde proyectaban por ejemplo "Gaslight", "Since You Went Away", "Double Indemnity", "Going My Way" o "Wilson", que fueron las cinco pelis que optaron al oscar de aquel año.

Europa andaba más que ocupada por aquellas fechas. De hecho coincidiendo con las primeras horas de mi nacimiento Paris volvía a ser la Ciudad de la Luz y dejaba definitivamente atrás las tinieblas de la ocupación nazi. Nadie en Europa estaba para hacer peliculas y en la triste España del hambre, el racionamiento y el pequeño titiritero con bigotes en el poder pues ya me direis.

Bueno amigos, pues sí, todo esto es historia, y de cositas así hay que hablar para ponernos en situación. Sin embargo parece mentira que alguien, en aquel año, pudiera realizar una pelicula de una sordidez tan agobiante, que la oscura niebla de sus imágenes nos agarrotan el alma. Me refiero, naturalmente, a "Double Indemnity" que es la primera peli de mi vida y de la que pienso hablaros a continuación. Descubrí esta peli diez y siete años despues y desde aquel día he vuelto a revisitarla docenas de veces. Nunca me canso y siempre me sorprendo de cómo Wilder pudo sortear todas las luces rojas. Aun al día de hoy, los diálogos suenan sorprendentemente audaces.
"Double Indemnity" tendría que haber sido la ganadora de aquel año y no "Going My Way", pero los de la academina no estaban por la labor de premiar algo tan oscuro como "Perdición".
Cuenta la leyenda que cuando Leo McCarey se acercaba a recoger el oscar a la mejor dirección, al pasar junto a Billy Wilder, éste alargó su pierna y le puso la zancadilla. El hombre estuvo a punto de besar el suelo. Probablemente esta anécdota no sea cierta pero Wilder tendría que tener mucha mala leche aquella noche. Y con razón.

Ed Sikov en su biografía de Wilder relata, que una de las secretarias de Brackett y Wilder no se encontraba en su mesa una mañana. Cuando el director pregunto por ella, otra de las secretarias le dijo: "Me parece que está en el lavabo leyendo una historia", "¿Qué historia?", preguntó Wilder. Entonces la primera secretaria salió del baño con las galeradas encuadernadas de "Double Indemnity". Dirigiéndose a su jefe le dijo: "Si no hace esta película Mr. Wilder cometerá un error".

Sea o no cierta la historia, no cabe duda de que en aquellos años las secretarias y otros subalternos tenían mucho que ver en los tejemanejes de los guiones. Muchas historias podían perderse para siempre o ser rescatadas por una mano anónima de algun archivo polvoriento. El propio Wilder lo cuenta en "Sunset Boulevart" cuando Gillis (Holden) discute con el productor Sheldrake (Fred Clark) sobre un guión del primero. Entonces entra Betty (Nancy Olson)diciendo que el guión no vale gran cosa.
La escena tiene gracia porque cuando Sheldrake le dice a Betty que el tipo que está allí sentado es el autor del guión, ella no se corta un pelo y le dice : "I'm sorry Mr. Gillis, but I just don't think it's any good. I found it flat and banal", Gillis le contesta: "Exactly what kind of material do you recomended?...James Joyce?...Dostovsky?.

Bracket nunca estuvo de acuerdo en escribir el guión de "Double Indemnity" (basado en la novela de James Cain) le parecía una historia sórdida y sucia (Bracket era un cronista de élite y no un redactor de sucesos criminales). Pero la salida del periodista del proyecto propició la entrada del escritor Raymond Chandler, que ya tenía en su haber "El sueño eterno", "Adios muñeca" y "La ventana alta".
Hay muchas leyendas en torno a los primeros encuentros entre el director y el escritor, que alimentaron la fantasía de la prensa hollywoodense. Lo cierto es que hubo entre ambos muchas tensiones durante los meses en los que trabajaron con el guión. Wilder dijo en una entrevista: "Para empezar estaba mi acento alemán. En segundo lugar yo conocía el oficio (guionista) mejor que él. También solía beber a partir de las cuatro de la tarde y como entonces era joven follaba con algunas chicas. Todo ésto no le hacía gracia a Raymond, lo sacaban de quicio...El se limitaba a mirarme fijamente. Seguramente yo representaba todo lo que él odiaba de Hollywood".
Todas estas diferencias estuvieron a punto de romper la relación profesional de estos dos genios, pero finalmente el guión se terminó de manera satisfactoria para todos, incluso para el novelista James M. Cain, quien declaró que las diferencias con la novela original eran tan buenas que mejoraban el relato.
Creo que en este punto Cain llevaba razón. Hay pocas películas en las que el guión sea tan importante como en "Perdición". Es verdaderamente increíble que no le concedieran el oscar en esta categoría.....pero era lógico dada la mala leche que rezuma el texto.
Alguna muestra a modo de ilustración.

Phyllis comentándole a Walter la rutina de su matrimonio ""Yo me siento y hago punto", "¿Y para eso se ha casado?, le contesta Walter. Ella sonriendo "A lo mejor me gusta como me sostiene la lana", a lo que Walter con la boca llena de deseo contesta, "Si alguna vez se cansa.....pero conmigo no haría punto".

O este otro ejemplo:
Walter se presenta para ver al marido de Phyllis,
- Tiene usted interés en hablar con mi marido ¿no?
- ASí era, pero se me han pasado las ganas, créame.
- En este estado hay un límite de velocidad , señor Neff. Cuarenta millas por hora.
- ¿Y a qué velocidad iba yo, agente?
- Yo diría que a sesenta
- Pues bájese de la moto y póngame una multa
- Mejor queda en advertencia.
- ¿Y si no resulta?
- Le castigaré con la regla
- ¿Y si me pongo a llorar y me apoyo en su hombro?
- ¿Por qué no la pone en el hombro de mi marido?

Creo que esos dos ejemplos son suficientes para demostrar que donde Wilder metía su lápiz la cosa se ponía al rojo.

Hay una anécdota curioso acerca de cómo la Paramount comenzó la campaña publicitaria de la película. El estudio se puso en contacto con todas las compañías aseguradoras del país para que se organizaran exhibiciones para todos los empleados. Esto resultaba paradójico porque el dilema era qué modelo de personaje podrían imitar los agentes, el bobo asesino o el listo amargado?
Otro capítulo importante de la publicidad fue minimizar la imagen fría , calculadora y criminal de la protagonista Barbara Stanwyck, así pues la utilizaron en la campaña de la Max Factor y las "Colchas Bates", toda una sutileza.
El Cigar Institute of America se frotó las manos cuando vió la frecuencia del consumo de cigarrillos a lo largo de toda la película con lo cual distribuyó carteles por todos los establecimientos de tabaco con la imagen de Fred MacMurray encendiéndole el puro a Edward G. Robinson. Un crítico con mucha mala baba, escribió en su columna, que el continuo encendido del puro por parte de Neff a Keyes era todo un símbolo de una homosexualidad velada entre ambos personajes.
El preestreno de "Double Indemnity" tuvo lugar el mes de Julio de 1944 en Glendale y Westwood. En un momento de la proyección, Billy que paseaba nervioso por el vestíbulo, oyó una tremenda pitada. "Joder, la hemos cagado" dijo. Pero la pitada no iba por la peli, sino por Barbara Stanwyck cuando aparece apoyada en el barandal ataviada solamente con una toalla.

El mayor elogio que se puede decir sobre Billy Wilder y de ésta su tercera película como director ya lo lanzó el maestro de maestros Alfred Hitchcock que le mandó a su colega el siguiente telegrama: "Desde "Double Indemnity" las dos palabras más importantes del cine son Billy Wilder"...Chapeau!

Pues bien, amigos, de este primer trago y fotograma de mi vida, lo único que os recomiendo es que la goceis a lo grande y con pitadas incluídas al buen hacer de los tres protagonistas. El trío es de los irrepetibles. ¡Ah, y no os cuento nada del argumento de la peli porque la mayoría de todos vosotros lo conoceis, y los que desgraciadamente no lo sepan aún están tardando muchísimo en ver la peli, no se arrepentirán!

NOTA: La foto tan preciosa del Arco del Triunfo de París es gentileza de Yeray Muad-Dib.



27 comments:

abril en paris said...

El sábado me 'regalé' a mi misma una sesión de cine del bueno y la 1ª que ví te aseguro Antonio fué ésta :Perdición ' Double Indemnity' !!!!!!! Es que hay que verla, de obligado cumplimiento. Cine negro de la mano de los mejores Chandler y Wilder. Ese Fred MacMurray obsesionado con la pulsera tobillera de Barbara Stanwyck y los diálogos como tú bien dices cargados de segundas intenciones...¡ Menudo recorrido nos vas a hacer por lo que veo empiezas fuerte !.
¡ Bravo antonio !
Un abrazo.:-))

ANRO said...

Esta peli, Abril, es absolutamente un prodigio. Me alegro de haber acertado y más me alegro de que, por esas casualidades de la vida, hayas gozado de ella.
Esto del cine es magia.
Un abrazote.

Bruja Truca said...

Anotada queda la recomendación. No me sonaba con el titulo en inglés, pero "Perdición" si que me suena y mucho. He disfrutado leyendo tu entrada con el mismo interés que si la hubiese visto.
Tú tampoco te canses. Un abrazo.

Marcos Callau said...

Te voy a contar algo que me ha sucedido esta semana ANRO. Me bajé "Perdición" porque es una de las que tengo pendientes para ver. Al introducirla en mi aparato reproductor de DVDs caí en la cuenta que la copia que había grabado está sin sonido. Ahora intentaré comprarla porque no es fácil de encontrar por internet. He oído muchas cosas buienas de ella y, después de leerte, las confirmo todas. Aún así "Goin' my way" la considero una película muy simpática. Si además le añadimos la más que notable banda sonora y la inimitable voz de Crosby obtenemos una buena película pero me aventuro a creer que "Perdición" es mucho mejor. Un abrazo.

PEPE CAHIERS said...

"Escuchaba mis pasos, eran los pasos de un hombre muerto". Estan palabras las decía el personaje de Fred McMurray, en un film, tan moderno como afilado en sus diálogos.Claro que en un guión escrito por Raymond Chandler y Billy Wilder y si andaba por allí también Leigh Brackett, no puede ser más que extraordinario. Wilder debió hacerle un placaje en toda regla a McCarey

mi nombre es alma said...

Como poco puedo añadir a lo que dices, tan solo asentir con la cabeza (física y mentalmente), te hablaré de la vez que escribí una entrada sobre la primera película de la que tengo recuerdo. No de la mejor o la que más me gusto, sino aquélla que fue la primera o al menos lo recuerdo así. Era BEAU GESTE (había leido además la novela que tenía mi padre) con un Gary Cooper jovencísimo, Y con la poco memoria que tengo es de las pocas películas de las que recuerdo muchas escenas, la del entierro(s) vikingo con el perro por ejemplo. Se podría escribir toda una vida con las películas que a una le han ido marcando si.

Un abrazo

alicia said...

NO hace falta que me convenzas de las excelencias de Perdición, Antonio, siendo como soy una fan irremediable de Billy Wilder. Enorme película, una de las grandes del cine negro de todos los tiempos y con un pedigree de autores de novela negra que ya quisieran muchos. (impagables las anécdotas que cuentas)

David said...

Me ha encantado el post, Anro. Ese contexto en el que enmarcas el año en que llegaste para acá está muy logrado.
Perdición! Hace la tira que no la he vuelto a ver. Peliculón, por supuesto.
¿Sabías que había otro final previsto y que se rodó en el que veíamos a Fred yendo a la "silla"?
Y de lo de Chandler y Wilder...
La nota con las exigencias de Raymond acerca de cómo podía y debía comportarse Billy...
El texto de Cain en el que se inspira la película no lo he leído, pero sí conocía lo que comentas de que Cain comentó que la peli estaba mejor (cosa que dice mucho de todos los citados).
Un abrazo.
PD: De lo de las campañas publicitarias que se montaron o los "previos" a compañias de seguro no tenía ni idea.

David said...

A Pepe Cahiers: Leigh Brackett no andaba por ahí. Era Charles Brackett, que como comenta Anro, ni participó. Charles fue co-productor y co-guionista de muchas pelis del primer Billy Wilder (algunas tan buenas para mí como ésta) hasta que el director quiso "separar" la asociación.

ANRO said...

Espero no cansarme, querida Bruja, todavía queda cuerda para rato. ¡Claro que tenía que sonarte Perdición!¡Seguro que disfrutarás mucho más cuando la veas!
Un abrazote.

ANRO said...

Te pasó lo que a Abril, Marcos, ¡Qué casualidad! Te aseguro que la vas a gozar. El trío es impagable y cada fotograma destila mala leche por todos los lados.
¡Claro que "Going my Way" era una buena peli y muy simpática, pero entre las cinco nominadas de aquel año "Perdición" era sin ninguna duda la mejor!
Un abrazote.

ANRO said...

Efectivamente Pepe, esa frase es terrible. Ya te aclara David de que Bracket se trata, es decir Charles Bracket guionista, junto con Wilder de "Bola de Fuego", "El Mayor y la Menor" y varios etcs más....en esta peli no estuvo por la labor y dijo que nones.
Un abrazote.

ANRO said...

Pues asiente, asiente Sra. Alma, que tiene toda la razón.....Ya iré contando...espero terminar la serie en mi próximo cumple, todas las pelis que me impresionaron, año tras año....un buen pico, pero yo no tengo la culpa, y además me alegro de ello.
Un abrazote.

ANRO said...

Alicia, se el amor que te une, lo mismo que a mí, al Sr. Wilder. ¡Pues amárrate los cinturones, como diría Margo, que viene largo!
La verdad que este hombre daba de sí en cuanto a anécdotas.
Un abrazote.

ANRO said...

Me alegro mucho, David, uno lleva un pelín de tiempo en este "perro mundo", pero yo creo que aun quedan muchos tragos y muchos fotogramas por delante. Por lo pronto, como le digo a nuestra amiga Alma, espero terminar esta primera serie en mi proximo cumple en el que se escribirán dos números pares.
Conocía lo del final alternativo, pero me parece que el que se mantuvo es mucho mejor. Había presiones para que se montara con el de MacMurray próximo a ser ejecutado, por aquello de que todo criminal debe de ser castigago, pero Wilder se mantuvo en sus trece, y fue un acierto.
Un abrazote.

Vivian said...

Ays, mi querido Anro, con esta entrada has dado en el clavo conmigo, Wilder y “Perdición”, en este punto he de comentarte una curiosidad, fue gracias a mi adoración por Wilder que comenzó mi interés por el cine más allá de ver películas, de hecho es el único director del que me he leído varias biografías, y montones de artículos sobre rodajes y otros “asuntos”.

Respecto a la película, en esta ocasión, comprenderás que conocía los detalles de la gestación y el rodaje, pero, a pesar de todo lo que he leído hasta el momento, tus entradas me siguen descubriendo detalles nuevos, desconocía lo de la campaña publicitaria.

Una verdadera gozada llegar hoy a tu casa y leer este estupendo artículo, y sobretodo, conocer que ésta es una de las películas de tu vida, sabes que siempre me alegra descubrir coincidencias contigo.

Y, cuidado con las rubias con pulsera en el tobillo, te pueden llevar a la perdición, el asesinato tiene olor a madreselva ;)

Un abrazo muy fuerte

ANRO said...

Pues menos mal que mi Lola es morena, je, je, querida Vivian, así que no creo que tenga que liquidar a nadie.
Como siempre, me alegro de que mis entradas gusten a los amigos, es una satisfacción que nunca agradeceré lo suficiente.
Pues preparate porque en muchas ocasiones, a lo largo de estos años, Wilder ganará por goleada.
Un abrazote.

Crowley said...

Ni que decir tiene, amigo Anro, que esta nueva sección me encanta (para variar). Todos tenemos muchas películas que nos van marcando por uno u otro motivo a lo largo de nuesra vida y conforman nuestra filmografía emocional.
Es genial la forma en la que enlazas la vida real con el cine y el contexto de la época. Y esa primera frase es toda una declaración de intenciones... ¡Amo el cine sobre todas las cosas!
Un aplauso Anro y un abrazo también. Y me apunto las pelis que me faltan por ver.

Josep said...

Te estás superando, Antoñete.

Esta entrada tuya es de las mejores que te he leído desde hace tiempo, y mira que empezaba a leerla con temor porque, si no recuerdo mal, es la segunda que dedicas a este pedazo de obra maestra de todos los tiempos con un guión pluscuamperfecto.

Los detalles que cuentas y cómo los cuentas hacen que me entren ganas de imprimir la reseña y guardarla en la tapa del dvd de la película, así cuando vuelva a disfrutarla, tendré un aperitivo a su altura.

Un abrazo.

ANRO said...

Crowley esta peli me toca mis propias entrañas por la fecha en que se realizó. Siempre me ha parecido un ejemplo perfecto de sincronización de talentos, por eso no ha envejecido en absoluto. Espero que esta nueva sección de muchísimo de sí y que ninguno de vosotros se canse de mis comentarios.
Un abrazote.

ANRO said...

Me alegro muchísimo Josep de que te hayas quedado tan satisfecho. Efectivamente es la segunda vez que abordo esta película y se lo merece con todos los honores.
Gracias de todo corazón a tí y a todos los amigos que cada día me animais a seguir en la brecha.
Un abrazote.

1600 Producciones said...

Yo que estoy saturado en clases, estudios y parciales, debo decir que acabo de leer ¡Toda Una Clase De Cine!!! Cuánto me falta por ver!!!!!!

Saludos afectuosos, probo amigo!!!

ANRO said...

Nada, nada, amigo 1600 siga usted con sus estudios que esos sí le reportarán muchas satisfacciones, pero me alegro muchísimo de que te unas a los amigos que aquí aterrizan y me digas que te gustan estas entradas que salen de mi teclado.
Adelante, amigo y que la vida te de lo que esperas.
Un abrazote.

Manuel Márquez said...

Compa Antonio, no paras de inventar artilugios para el solaz y disfrute de los que por aquí trasteamos. Ahora, éste. Fantástico; tú sigue así, y nosotros, a "disfrutallo"... En cuanto a la peli en cuestión, buf, me temo que cualquier cosa que diga se me va a quedar corta, la he visto chorrocientas mil veces y siempre me resulta igual de fascinante que la primera vez. Y la Stanwyck, madre mía; siempre he pensado que una mujer así tiene capacidad para arruinarle la vida hasta al más templado de los mortales (yo, por ejemplo, me la dejaría arruinar tan ricamente...). En fin...

Un fuerte abrazo y buen día.

David said...

Así que un mes a Alemania. Desde luego! Tú sí que sabes.
Pásalo bien (te lo volveré a decir cuando lo avises).
Un abrazo.

ANRO said...

Amigo Manolo, si todos estos artilugios son para uso y disfrute de todos vosotros, fenómeno, no es otra mi intención. Si te digo la verdad, yo también disfruto con este pasatiempo, es una parte de esa vida que tiene tantas variantes.
Un abrazote.

ANRO said...

Sí amigo David, ya me queda un poquito más de una semana y la verdad es que estoy muy ilusionado. Todo el viaje lo he confeccionado a la medida de Lola y mía. En mi último post antes del viaje daré los detalles correspondientes y haré el llamamiento por si algun amigo quiere unirse.
Un abrazote.