Thursday, December 16, 2010

EL AÑO DEL NACIMIENTO DE GODZILLA

LA VIDA EN UN TRAGO Y MILES DE FOTOGRAMAS - 1954

Sí amigos, aquel año un monstruo oriental emergió de las tinieblas y sembró el terror en todos los rincones del planeta. Godzilla era la materialización de las pesadillas que el pueblo japonés arrastraba desde el estallido de las bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki. Ese miedo no se limitaba a ese punto del Pacífico. Tanto en territorio americano, como en suelo soviético, los experimentos nucleares seguían en ascenso. Las dos potencias derramaban el pánico entre todos los infelices habitantes del planeta azul, que cada día tenía más posibilidades de convertirse en un planeta rojo.

Pero el mundo seguía su marcha, como siempre ha ocurrido en toda la historia de esta paciente humanidad.
Una preciosísima mujer llamada Marilyn Monroe contraía matrimonio con Joe DiMaggio, el célebre jugador de baseball. Aquella frágil mujer intentó jugar a ser la "señora DiMaggio", incluso aprendió a jugar al billar, aficionarse a la pesca e intentar solventar las intrígulis del baseball.....todos sabemos que todo aquello no funcionó, para suerte de los que la amamos y amamos al cine y pronto la vimos en Nueva York a las órdenes de Wilder interpretando ese inolvidable personaje de "The Seven Year Inch".

Ya se olía, pero nadie barruntaba la tragedia que las tropas americanas sufrirían años más tarde en Vietnam. El vicepresidente de los EEUU, Richard Nixon clamaba "Pese a quien pese tenemos que poner a nuestros muchachos en Indochina para ayudar a nuestros aliados".

Muchos ya estaban hartos del senador McCarthy y sus obsesiones "color rojo", uno de ellos era nada más y nada menos que Joseph Welch, consejero especial de los fuerzas armadas de EEUU que arremtió contra el obnubilado senador, quien había dejado caer que el comunismo se había infiltrado en el ejército. El indignado consejero al igual que Cicerón con Catilinia le soltó "¿Tendrá usted alguna vez algo de decencia?.

Para aquellos que amamos la literatura se publican tres obras muy diferentes entre sí, pero de gran repercusión hasta al día de hoy. Una de ellas es el primer tomo de la famosísima obra de Tolkien "El Señor de los Anillos", otra "El señor de las moscas" de William Golding y finalmente "Objetivo la Luna" una de las aventuras de Tintín, escrita y dibujada por Hergé.

Tambien para los que gozamos con la música popular hay dos canciones, ciertamente entrañables, aunque para muchos puedan parecer cursis y blandengues. Una de ellas fue el hit de las Chordettes "Mr Sandman".

Y dado que llega la navidad la tita del actor George Clooney, la espectacular Rosemary Clooney, nos desea unas felices fiestas. Ella también se colaba en las listas de éxito de aquel año con algunos títulos.


Hablemos un poquito, para no perder la costumbre, de un servidor de ustedes . Yo cumplía la primera década de mi vida y eso era todo un acontecimiento. Supongo que el pollito de diez años no se diferenciaba gran cosa de otros chicos de la misma edad y a pesar de las nieblas y necesidades de aquella época, creo que era muy feliz a mi manera.
El cine era mi mayor diversión, que compartía con mis dos amigos de infancia: Antonio (cuya foto visteis el año pasado) y Enrique. Los tres igualmente, cuando llegaba el verano, nos escapábamos al río y con una escopeta de perdigones (propiedad de Antonio) cazábamos gorriones (la madre de Antonio nos preparaba los pajarillos fritos, que eran todo un placer). Menos mal que no causamos ninguna catástrofe con aquel artefacto (ahora pienso lo peligroso de tres gañanes de tan pocos años pateando a campo abierto con la escopeta apuntando a todo cristo que se moviera. ¡Joder, que fuerte!...supongo que había cosas más graves como para que la gente se preocupara de lo que les pudiera pasar a aquellos tres desarrapados.

Por aquel entonces comenzaron rumores siniestros en torno a mi futuro. Mis dos hermanastras mayores, pertenecientes a una congregación religiosa seglar, habían hablado con el Vicario de la Catedral de Jaén para que hiciera lo posible para que mi buena predisposición al estudio diera lugar a que pudiera conseguir una beca para ingresar en un Colegio de los Padres Paúles, que sirviera de prólogo a una posible carrera para ser misionero de la orden.
Había dos inconvenientes....Es odioso decirlo pero una de esas trabas era el ateísmo de mi padre y el otro la vida escandalosa de un hermanastro que se corría continuas francachelas.
Aquel cura " de misa y olla" solventó el asunto poniendo en el otro plato de la balanza la piedad manifiesta de mis hermanastras, y la pertenencia a los "Caballeros de Acción Católica" de otro de mis hermanastros. Mi madre, la pobre, ni pinchaba ni cortaba. Ella sólo quería lo mejor para mí y claro, una carrera religiosa no era moco de pavo para mi futuro.

En fin, estas oscuridades no empañaban mi alegría. Veía el lado positivo y mis amigos envidiaban mi posible marcha al colegio, que disponía de un campo de fútbol y balones de cuero auténtico . Nosotros solo arreábamos patadas a pelotas de trapo. Soñar con un balón de reglamento era toda la gloria entera.
Aquel año el Real Jaén debutó en la primera división de fútbol y los chicos andábamos locos con este deporte (igualico que ahora). Había un jugador vasco que fue la insignia oro del club. Se llamaba Arregui y la chiquillería se pirraba por tener un autógrafo del delantero. Yo tenía un cromo con su imagen. Mis amigos y yo lo vimos un día sentado en la terraza de un bar y como aquel establecimiento estaba muy cerca de mi casa corrí para coger el cromo y que el astro me lo firmara. Fue un momento de ensueño. El tipo con una sonrisa de oreja a oreja me atendió como si dios bajara de las nubes y posara su mano sobre mí. "Ale, chaval, el domingo nos vemos en el estadio".
Mis amigos compartían el goce conmigo y sentían envidia por lo que había conseguido, Aquel talismán lo conservé durante años. El noble futbolista fue el modelo de mi niñez y primera adolescencia.

Nunca consigo hacer unos prólogos más cortos y creedme que lo lamento, pero las entradas de esta serie tienen que ser así. Todos ustedes sois libres de leer lo que querais y lo demás lo saltais. Así pues, sin más dilación paso a mi peli de aquel año. Muchas hay y buenísimas, pero ni las nombro para no perder el norte de mi preferida sobre todas y ésta es ni más ni menos que JOHNNY GUITAR.

Tenemos un amigo que nos sigue, Jack, en suhttp://habitacion-237.blogspot.com/ que está publicando un ciclo sobre Nicholas Ray, director de este barroco e inimitable western protagonizado por Joan Crawford, una dramática Vienna; Sterling Hayden, un melancólico Johnny y Mercedes McCambridge, una Enma Small, que solo tiene de pequeño el apellido.

Una de las escenas más deslumbrantes de la película es cuando Enma Small y los suyos entran en el saloon buscando a Kid. Vienna, como si nada de eso fuera con ella y vestida con un vaporoso vestido blanco toca al piano la misma canción que que antes había tocado Johnny.

A pesar de la poderosa presencia de la Crawford y Sterling Hayden, la actriz que me emocionó en esta pelicula es Mercedes McCambridge. En "Jonny Guitar" es una terrateniente con todo el coraje de un tio que busca con rabia la venganza por su hermano, muerto en un tiroteo en el asalto de una diligencia. Enma y los tipos que la acompañan creen que Vienna tiene algo que ver con el asunto e irrumpen en su local dispuestos a coser a balazos a cualquier forajido que se les cruce.

Orson Wells decía de la McCambridge que era la mejor actriz de radio que había conocido. En el cine entró con el pie derecho en una gran película "El político" (All the King's Men) donde consiguió el oscar a la mejor actriz secundaria. No recuerdo si nuestro amigo Josep la ha homenajeado en su sección de Secundarios Ilustres, pero si no lo ha hecho ya está tardando. Es una pena que tras memorables actuaciones en "Gigante", "De repente el último verano", "Sed de mal" o "Cimarrón", terminara su carrera en cositas como "Los angeles de Charlie" o "Aeropuerto 79".

Varios autores se cuestionan la autoría total de Ray en el resultado final de "Johnny Guitar". En mi modesta opinión, y por esa regla de tres el 99 por cien por no decir el cien por cien de todas las películas habidas y por haber no serían atribuíbles a los directores que las realizaron. Una película es como la gran orquesta que si no tiene la buena batuta del director, la melodía se va al traste por muy de Mozart que sea.
Naturalmente uno de los elementos esenciales de un buen film es el guión y el de Jonny Guitar lo es. Quien lo firma es Phillip Yordan, un apasionado de Shakespeare, que introduce muchos elementos de las piezas del bardo en su escritura. Hay ciertas dudas sobre esta autoría. Remito a los lectores al estupendo estudio de esta película que hizo Carlos Losilla en la colección de libros de películas editados por la revista "Dirigido por".

Quienquiera que haya redactado la versión final del guión (ya sabemos que estos asuntos pasaban por muchas manos en el Hollywood de entonces) da igual. Para muestra un botón y no me resisto a transcribir este fragmento de maravilloso diálogo entre Vienna y Jonny.


Este diálogo es una absoluta maravilla. Creo que (escarmentando de mi entrada anterior) lo gozareis muchísimo mejor viéndolo y oyéndolo en vivo y en directo.

Como, casi siempre, se me ha escapado el teclado en alargarme más de la cuenta, pero como ya estamos casi en el fin de semana lo podeis leer a trocitos. Y hasta el año que viene, no el 2011, sino el 1955, que viene plagado de sucesos y pelis.





15 comments:

Josep said...

No te imagino yo a tí de monaguillo, imagínate de cura, aunque una buena educación nunca sobra, y luego ya te apañas....

Claro que tampoco te ha ido tan mal, pues aquí estás con gente pendiente de esas aventuras tuyas tan vitales.

Con ese inicio tan "monstruoso" yo pensaba que ibas a mencionar alguna que tengo "in pectore" y me chafabas la guitarra, pero veo que acudes a la de Johnny, buena elección, en la que todo se aúna para lograr su entrada en el mito, incluyendo, como no, a esa grandísima Mercedes que, naturalmente, ocupó en su momento, hace ahora dos años, su lugar entre los secundarios que procuro nadie olvide.

Un abrazo.

abril en paris said...

Leer despacito y disfrutar de todas y cada una de las cosas que nos cuentas. Escuchando esa música ..
( ¡ qué bien elegida, Antonio !) Mr. Sandman tan 50's.. tan jovial!.. se hace muy ameno pasar por aqui. Las felicitaciones de la Sr. Clooney muy tiernas ¡ hay que ver que familia !.
Monstruos y monstruosidades nos empañan tu historia. El niño nos recibe con esa cara de "angelito" a pesar de sus travesuras.:-))
Los politicos ¡ unos impresentables, ya te digo !
Y de Johnny Guitar tambien me quedo con ese maravilloso tema que es la banda sonora. Un Western atipico, barroco, donde las mujeres adoptan el "rol" de los hombres y ellos se dejan querer como objeto de deseo. La imagen de Joan Crawford vestida de cuero con ese gesto tan duro...y las pistolas ¡ qué lejos de la damisela que necesita ser rescatada ! Emma Small en Gigante yá dá la nota y es "alta" como aqui.
Qué monje se perdieron contigo, pero qué narrador ganamos...
Salimos con el alma más gozosa, Antonio.
Un abrazo :-))

William De Baskerville said...

"de gran repercusión hasta al día de hoy. Una de ellas es el primer tomo de la famosísima obra de Tolkien "El Señor de los Anillos", otra "El señor de las moscas" de William Golding y finalmente "Objetivo la Luna" una de las aventuras de Tintín, escrita y dibujada por Hergé." <-- (Tres joyitas, totalmente de acuerdo, que todavia perduran y lo que les queda)

Despues la mencion de Mr Sadman, otro clasico!.

La de la tita de Clooney no la habia oido ni la conocia a Ella.

El detalle del cromo, es tiernisimo.

J.Guitar la tengo pendiente, pero no olvidada, siempre he querido verla pero la tengo vigilada :D.

No soy de Westerns, pero esta me atrae muchisimo.

Sed de mal, de repente el ultimo verano, Gigante, ha tenido que ser dificil elegir.

Joan C. es grande, la mires por donde la mires, todavia, en las que he visto (esta como te dije la tengo pendiente)jamas decae para mi gusto, siempre esta imponente.


Lo que te digo siempre,Gran entrada.!

Lo digo en muchos lugares, pero el recuerdo compartido se agradece muchisimo.

Abrazote!.

Pd: A veces me pasa como a ti, cuando digo: Hoy necesito cine español.

Me alegro que te gustasen los carteles.

David said...

A mí, que que... que se repitan apartes, me encantan estos post, ya lo sabes.
Tiene un aire a su tía el Jorgito... pero me quedo con la maravillosa Judy y su versión (la original y primera) en la peli de Minnelli, claro. La canción de Mr.Sandman siempre me ha encantado.

Estooo... Tintín no es literatura. Es cómic, tebeo, historieta. Y no me salgas ahora con que Luis Alberto de Cuenca o quien fuera en una exposición sobre las cien novelas del siglo XX o algo parecido incluyó a Tintín. Eso fue un "error". Más allá de su sentido homenaje, es como si en una exhibición sobre los 100 mejores cómic yo meto dos novelas. La literatura es una cosa. El cómic otra.
Por lo demás, y ya que no te has molestado en subtitular o traducir los diálogos de la escena.. ya lo hago yo.

-Johnny: Miénteme. Dime que nunca más volverás a acentuar dió, vió y que repasarás los post antes de colgarlos.
-Vienna: Pero es que entre el fútbol, la playa, la Lola, la familia y demás.

Lo que pasa es que el Código Hays les obligó a rehacerlos y ahora creo que dicen otra cosa. Diálogo mítico, por cierto. Yo lo usé mucho durante mis años universitarios
- Miénteme. Dime que aún queda Cola Cao.
-Miénteme, dime que no hay clase.
etc, etc..
Abrazito.

David said...

Ah!
Has estado listo no diciendo qué otras pelis importantes o buenas había ese año. ¿Ves? Así todo el mundo de acuerdo en lo de Johnny Guitar.
Voy a ver qué había..
Joder! Qué peliculones. La ley del silencio, Los siete samurais, La ventana indiscreta (posiblemente mi favorita de Hitchcock)...No sé. Johnny me encanta. Y ese momento al que aludes en el post cuando entra Mercedes es buenísimo.

mi nombre es alma said...

Como vamos a aburrirnos leyéndote si en una sola entrada nos traes de todo. Buen cine, estupenda música, y esas reflexiones de lo que fue tu vida y sin duda de lo que era la vida en general.

Einer said...

A mí tus introducciones no se me hacen largas en absoluto. El post de hoy me ha gustado pero Johnny Guitar es una de las que tengo ahí en el cajón pendientes y nunca le llega la hora. A ver si la veo estás fiestas.
Un saludo.

ANRO said...

Pues ya ves amigo Josep, ellos se lo perdieron.
No me quejo en absoluto, contar con vosotros de lectores es todo un privilegio.
Me alegro de no haberte chafado entrada y estaba casi seguro de que le habías dedicado espacio entre tus secundarios a Mercedes.
Un abrazote.

ANRO said...

Querida Abril, siempre es difícil calibrar hasta donde puedes llegar para no tocar la paciencia de los amigos.
La música que pongo en estas entradas quiero que sea la de la época a la que me refiero. Puede ser un telón de fondo ilustrativo.
La Crawford está que se sale en esta peli y ese diálogo entre Johnny y ella es memorable.
Hubiese sido un cura demasiado revolucionario, así que lo mejor para ellos y para mí fue lo que pasó.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Willian, la tita Clooney fue la que más influyó en la carrera de su hijo Jorgito. Por otra parte Rosemary fue una gran cantante de su tiempo, es decir, los cincuenta.
Sí, amigo, el detalle de aquel futbolista fue muy grande para mí.
No debes demorar la visión de Johnny Guitar, es un western verdaderamente memorable.
Es una satisfacción que los amigos aprecien tus pequeños recuerdos.
Un abrazote.

ANRO said...

Ja, ja, ja, magnífica traducción del diálogo, David. ¿Tu crees que despues de la bronca que me diste del dialogo entre la Streep y la Tommy iba a ponerme a traducirlo?...Estoy seguro de que los lectores han agradecido oírlo en versión original.
Hombre, tu argumentación sobre Tintín es lógica y cuando la comenté con mi hijo estuvo de acuerdo contigo....En el futuro cuidaré de mezclar géneros.
No me podía arriesgar a poner título paralelos, había cantidad de pelis importantes.
Un abrazote.

ANRO said...

Bueno, bueno, amiga Alma, no me pongas colorado, pero te lo agradezco con toda el Alma.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Einer, no te puedes perder de ver esta peli, estoy seguro de que te gustará.
Un abrazote.

David said...

"Cuidaré de mezclar..." medios. MEeeeDIOS!
El cómic no es un género...como tampoco lo es la literatura o el cine, y dentro del cine, el cine de animación, que es también cine, no un género dentro del CINE. Dentro del cómic puedes leer diferentes géneros: western, negro, acción, bélico, romántico. Eso son los géneros. Que francamente... da igual que se mezclen siempre que el producto resultante sea válido. Ya has visto la entrada de hoy de nuestro amigo Josep. ¿Qué es El sargento negro de Ford? ¿Un western? ¿Una peli de juicios? ¿una de suspense?
Yo lo tengo claro: UN PELICULÓN.
Un saludito.

ANRO said...

Tomo cumplida nota de tus puntualizaciones, y no tengo por menos de darte toda la razón.
Ale CUATRO ABRAZOTES