Wednesday, May 18, 2011

LA REINA A LA QUE SE LE CAYERON LAS BRAGAS





He rescatado esta entrada, escrita hace casi cuatro años, añadiéndoles ciertos toques para completarla en propiedad. Nuestra amiga ABRIL, del Blog ABRIL EN PARIS, me ha empujado, en cierta forma, a darle un nuevo look al post sobre esta película, una verdadera joya del cine mudo.

La imagen que nos da el genial Wilder de Maximilian von Mayerling, mayordomo de Norma Desmond, en "Sunset Boulevard" es un guiño sangrante a la relación real que existión entre von Strohein y Gloria Swanson, durante el rodaje de "Queen Kelly". En una de las escenas de esta película, Norma Desmond ordena a su mayordomo Max que pase una de sus películas "gloriosas" y Wilder escogió precisamente una escena de "Queen Kelly".

La diva Swanson se encontraba en la cima más alta de su fama cuando conoció al magnate católico, interesado por entonces en el show bussiness, Joseph Parick Kennedy. Ambos, estrella y magnate, crearon una química tan enorme que, visto y no visto, se encontraron entrelazados por el sexo y el negocio. La cosa tenía buena pinta.

La Swanson era experta en seducción y entre los satenes púrpuras de su lecho sonsacó al enardecido macho irlandés una firma cinematográfica llamada "Gloria Production Inc", naturalmente la bolsa de dólares dependía de una sola fuente.

Eran tiempos casquivanos en lo que a moral se refiere. Había una ola deshinibida en el gran Hollywood donde primaba una libertad muy abierta en cuanto a sexo (hoy desafortunadamente es la violencia la que prima, lástima) y la pareja escogió para su flamante compañía un magnífico guión escrito por el propio Strohein titulado "El pantano".
Ni la estrella ni el amante se estaban dando cuenta de en qué arenas movedizas se estaban metiendo.

El apuesto príncipe Wolfram es el amante de la reina Regina V, de cierto pais imaginario de centroeuropa. Un día en que el destacamento, liderado por Wolfran, se encuentra de maniobras militares, se cruzan con una idílica hilera de jovencitas, que pasean apacentadas por unas religiosas. Una de esas jóvenes es Kitty Kelly, una huérfana muy hermosa que inmediatamente queda embelesada del apuesto príncipe.
El, desde el lomo de su caballo también se prenda de la joven. Es un momento tan intenso, que Kelly no se da cuenta cómo resbalan sus bragas. Las monjas confundidas no saben cómo reaccionar e inmediatamente forman filas y se alejan de las miradas lascivas de los militares.

Pero Wolfran va más allá y rapta a Kelly del convento. Naturalmente ella se deja llevar más que complaciente. Ambos pasan una noche de amor en el palacio. Pero entra en escena la "mantís", es decir, Regina V, que no está nada dispuesta a compartir su macho con ninguna plebeya. La ofendida reina arroja a Kelly del castillo, al tiempo que la sacude con una somanta de latigazos y coloca a Wolfran en una mazmorra hasta que le dé el correspondiente sí.

Kelly sale desesperada del palacio y vagando por las solitarias calles llega a un puente bajo el cual ruge la corriente.......En este punto (con un conveniente suicidio en castigo a su maldad) acababa la versión propiedad de doña Gloria Swanson. Esta copia fue la que se exhibió sin éxito alguno en las pantallas.

Pero la historia tenía una continuación. Kelly se veía convertida tras muchas andanzas en dueña de un lupanar en Africa. Allí, por fin se reencuentra con su antiguo amante de un día, el príncipe Wolfran. Esta es la última frase que con grandes risotadas pronuncia la "Reina Kelly".
¿Cuáles fueron los avatares de esta magnífica e inacabada película?....Muy sencillo. La señorita Swanson estaba absolutamente aterrorizada por los cambios que el díscolo director estaba introduciendo en una película, que a cada toma subía el tono permisible de la moralidad de 1928.
Cuando se rodaron unas escenas necrofílicas en torno a un oficio religioso católico la Swanson no pudo más y agarrando el teléfono llamó a Kennedy.
- Papi, esto no puede continuar!....¡El Strohein es un lunático poseído que está buscando tu ruína y la mía!....¡Tienes que pararlo, mi amor!

Lo primero que hizo el padre de la prole kennedyana nada más presentarse en Tinseltown fue despedir inmediatamente al "conde" von Strohein. De las ruinas de aquel celuloide se perdieron más de la mitad de sus imágenes. El título "El pantano" se cambió por "Reina Kelly". Daddy Kennedy no se dió cuenta del acierto del cambio. Hoy gracias a Kino Internacional lo sabemos.

Como ya he apuntado, la película, mejor dicho el trozo de película, se estrenó el 24 de Noviembre de 1931 en Europa y América Latina para paliar la pérdida de los 800 mil dólares. A tal fin se añadieron unas escenas rodadas por Gregg Toland, un director de fotografía más que notable que trabajó para Welles, Hawks, Vidor y otros, pero que en esta ocasión lo pillaron para una chapuza.

La restauración no ha podido ser completada en su totalidad. Kennedy indignado quemó parte del celuloide. Se pudo conseguir (gracias a un original encontrado en Argentina) casi toda la segunda parte, en cuanto a la tercera hubo que recurrir al guión y fotos sueltas.
Para el cinéfilo, ver esta película es un verdadero goce, pero nos indigna que Strohein ("el maldito y jodido teuton") viera segado su talento de director. Solo filmaría otra película tras "Reina Kelly". "Hello Sister!", un mediometraje de 60 minutos dirigido por un cuarteto entre los que se encontraba el propio Strohein y Raoul Walsh



32 comments:

David said...

Vi la referencia que hacías a esta entrada en el blog de Abril y pensaba pasar a leerla porque acabo de ver esta peli hace como un mes o así. La versión que pillé acaba cuando ella salta al agua (creo que fue la que se exhibió, en plan: "...al final se suicida". Ni que decir tiene, que para mí lo mejor de la película empezaba después, en las escenas del burdel. Los escasos momentos filmados en los que se casa con el cojo mientras su tía está muriéndose en la cama estaban muy bien. Pero que luego te cuenten la película con cuatro rótulos en plan: iba a ser así... Da pena.
Está inacabada-inacabada.
En ese sentido, una peli inacabada, pero que siempre me ha gustado muchísimo es Que viva Mexico! de Eisenstein...por lo menos ves más cosas. En esta de Stroheim tarda mucho en arrancar la historia (en mi opinión)... y para cuando se pone interesante, no hay metraje.
Según los extras, no era sólo por rollos morales... sino que Stroheim se gastaba una pasta.. Gloria decía que todo lo que salía era auténtico... y que no había presupuesto.
En fin...

abril en paris said...

Toda una historia hollywoodense..!! No me extraña que Wilder utilizara esa secuencia..conociendo su ácido sentido del humor!jejeje
Por lo que he leido la historia era de una enorme sordidez y tú me lo confirmas. Además no debia tener mucho sentido de la síntesis ni el ahorro . Pero parece que a pesar de todas esas incidencias se la considera una pelicula excepcional. El amigo David no parece estar de acuerdo por lo que veo..:-P
Yo no puedo juzgar porque no he tenido el gusto o disgusto de verla. Solo he leido todo lo que hay alrededor de esa historia inacabada.¡ Sexo y violencia ..
¿ Qué horror..! ¿dónde se ha visto eso..? ;-D
Erich von Stroheim debió tener muchos problemas para sacar adelante su trabajo como realizador y director..
Me viene una pregunta eso de la Reina Kelly ¿ no lo tomaria Ford par darle nombre a Ava Gardner en Mogambo ? ¿ Sabes algo al respecto o es simple coincidencia ? Es que como la tenia tanta "mania"...
Muy interesante tu entrada Antonio y me alegra habertela "sugerido" sin querer..

Un abrazo :-)

abril en paris said...

Lo de la síntesis y el ahorro era sobre el modo como Von Stroheim conducia sus trabajos.
Queria aclararlo. :-)

David Amorós said...

Pues no sabía nada der esta película ni de su peculiar historia. Intentaré verla y tienes razón que lo que más rabia da es no poder gozar en su totalidad de las ideas de un genio llamado Von Stroheim, en la que hubiese sido su penúltima película. Un abrazo.

Lola (pecado,docape) said...

Gracias Anro por tansmitir , cada vez que te visito salgo con la barriga llena y el corazón contento.
saludos

Fernando R. Genovés said...

Buena idea, Anro, rescatar esta joyita de Stroheim. Este sí que es un buen rescate..., y no los que organiza la UE y el FMI para cubrir despilfarros gubernamentales, y que tan costosos nos salen, al cubrirse a base de más impuestos.

La peli hace muchos años que no la he revisitado. Tu entrada hace que la ponga en lista de espera (próxima) para volver a disfrutarla.

Me considero un apasionado del cine silente. El séptimo arte perdió gran parte de su creatividad y belleza con la llegada del sonoro.

Salucines

ANRO said...

Amigo David, y gracias que se han podido conseguir los restos de ese naufragio fílmico. Las escenas del burdel y las de su matrimonio con Jan son las que se han recuperado...¡la culpa es de Kennedy!
¡Claro está que los rótulos no son peli propiamente, pero qué le vamos a hacer!...Aun así tenemos 136 minutos de peli, lo cual no está nada mal.
¡Que viva México! de Eisenstein, que si mal no recuerdo tamnbién comenté sus avatares, es otra magnífica peli, David.

Fundamentalmente fueron los rollos morales los que suspendieron el rodaje. Indirectamente tambien estuvo la cuestión económica. La Swanson puede decir lo que quiera en una presentación que hizo de la peli, pero su testimonio no es creíble del todo. De hecho ella fue la que más perjudicó a Strohein y a la peli, y así lo entendió Wilder.
Venga, venga David, no andes de perezoso y de criticón.
Un abrazote.

ANRO said...

En cierta forma, amiga Abril, David lleva razón. Una obra inacabada no muestra todo lo que pudiera haber sido. Pero yo insisto, y pongo un ejemplo pictórico ¿es menos obra de arte la adoración de los magos de da Vinci, por estar inconclusa?....Creo que las imágenes filmadas de "Queen Kelly tienen una gran fuerza y están cargadas de pasión.
Hay tres partes, cada una con sus correspondientes elementos: Primera: el sueño, la ingenuidad del primer amor, la sensualidad, los celos y el desengaño.
En la segunda: la oscuridad, la realidad, la necrofilia, el sexo duro, la cotidianeidad del vicio.
En la tercera, el triunfo del cinismo.

Bueno, ese es mi punto de vista y obviamente cada espectador ve las cosas de forma distinta.

Con respecto a tu pregunta estoy seguro de que no tiene nada que ver con esta película la elección del nombre de Kelly para Ava Gardner en "Mogambo".

Strohein era un "mano abierta" para todo y todo lo quería a lo grande...incluso él mismo.
Un abrazote.

ANRO said...

David Amoros, es lógico que no sepas nada de "Queen Kelly". Muchísimo cine primitivo, y me refiero a la época anterior a los años 30 es prácticamente desconocido.
Siempre he pensado que al igual que se estudia la Literatura clásica en colegios e institutos, debería estudiarse el cine para que al menos todas estas obras no se olviden por completo. Bueno esto es una utopía.
La peli se puede bajar del mulo fácilmente.
Un abrazote.

ANRO said...

Lola, me encanta que me digas eso. Me llena de satisfacción y más viniendo de una canariona.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Fernando, tanto "Queen Kelly" como otras muchas obras de autores anteriores a los 30 están sumidas en un práctico olvido.
Ya le comentaba al amigo David Amorós que al igual que aprendemos literatura clásica en los colegios e institutos, se debería de añadir cultura cinematográfica y que al menos las nuevas generaciones conocieran un cine diferente al de los "centros comerciales"
Pero repito, Utopía pura.
Un abrazote.

V said...

Acabo de quedarme boquiabierto y con los ojos como platos. Osea que hay ¡una segunda parte!. Yo solo he visto la amputada que finaliza en el insinuado suicidio, pero esto constituye un autentico notición. Ahora, lo que más me llama la atención es que la Swanson, que no era precisamente espejo de virtudes morales, sino más bien carnales, se nos ponga digna y exija moralidad y respeto hasta provocar que su boss ampute una película. Aun así mira, a ella también le llegó su particular crepusculo, como todos sabemos. Genial entrada, un saludo.

FATHER_CAPRIO said...

Sin llegar a la rotundidad de las manifestaciones de Fernando R. Genovés (que tienen su parte de razón) soy un ferviente admirdor del cine silente y por descontadísimo de Stroheim. Desde que descubrí Avaricia soy un admirador suyo.

Tenía referencias de La reina Kelly sin embargo tu post ha encendido mi interés por ella. De algun modo los cinéfilos somos como arqueólogos del cine y a veces debemos contentarnos con hermosas aunque mancas Venus de Milo.

Abrazos

ANRO said...

Amigo V, es que precisamente en esa segunda parte es donde cobra sentido el título.
En la última escena en la que Kelly llega a casarse con Wolfran, se dirigen a ella como "majestad", entonces exclama "¿Majestad?...¡y un cuerno!...Llamadme simple y llanamente reina Kelly! (sobrenombre con el que era conocida en el burdel)

Swanson tuvo una trayectoria bastante turbia, pero eran los tiempos en los que se practicaban vicios privados y virtudes públicas.

Hay que reconocer que su crepúsculo fue excepcional, pero gracias a Wilder y a Strohein, que se aprestó mal que bien al papel de sirviente.
Un abrazote.

ANRO said...

Muy bueno tu símil, Father. A mí me ocurre otro tanto y "Avaricia" es junto con "El nacimiento de una nación" y "Amanecer", mis tres películas silentes preferidas. Afortunadamente esas tres las conocemos completas tal y como fueron concebidas.
Esta "venus manca" llamada "Queen Kelly pudo completar el cuarteto, pero los cinéfilos nos hemos quedado con la miel en los labios.
Es curiosos que muchos amigos solo conozcan la versión que finaliza con el supuesto suicidio. ¡Una pena!
Un abrazote.

Marcos Callau said...

Qué curioso, Antonio. Desde luego, la saga Kennedy, en su totalidad, no tuvo desperdicio. Es muy cierto lo que comentas. Ojalá hoy en Estados Unidos hubiera más libertad sexual que libertad en la violencia. No he tenido el palacer de ver "El pantano", o bueno "Queen Kelly", pero me has despertado el apetito "cinefago". Uno de los papeles más gloriosos que recuerdo es el de Von Stroheim como mayordomo. Me aprece sublime ese momento que comentas y en general, toda su actuación en la cinta de Wilder. Del resto, me parece una pena que ya en aquella época se recortara de esa manera el ingenio creativo de Stroheim. Un abrazote Antonio y gracias por darnos la oportunidad de aprender historia.

Manuel Márquez Chapresto said...

Como siempre, compa Antonio, aquí me encuentro con un nuevo relato nutritivo y ameno, marca de la casa. No he visto la peli de marras, aunque alguna referencia, aun somera, tenía de ella. La arqueología cinematográfica hace lo que buenamente puede, pero da rabia pensar en cuánto celuloide perdido de esas primeras épocas ha desaparecido para siempre, mientras que, en el momento actual, de cualquier bodrio de mega-acción se guardan kilómetros y kilómetros de material no editado en el montaje para sala con el único objeto de explotarlos después inmisericordemente en deuvedeses y chorradas varias. En fin...

Un fuerte abrazo y buen fin de seaman.

David said...

Vaya una historia cachonda (nunca mejor aplicado el termino) la de esta reina Kelly que nos cuentas.
No tenía ni idea... Vaya con Strodheim tan rigido y prusianote él y luego resulta ser un marchoso de aupa que se atreve hasta con la necrofilia. :D
Lo de la caida de bragas :D tras ver por primera vez al bravo militar, de lo más gráfico oiga (sólo falto que las humedeciesen un poco) :D
La apunto, la apunto (en la versión restaurada of course)gracias por descubrirnosla.
Un cordial saludo.

Javi said...
This comment has been removed by the author.
Javi said...

Sí que tiene su rollo erótico la historia que cuentas, ANRO. Strohein debía ser todo un personaje. Ya en la peli Cinco tumbas al Cairo,de Billy Wilder, tiene unas escenas en las que está muy gracioso con la actriz Anne Baxter, y con su punto erótico. Qué buena pinta tenía Gloria Swanson de jovencita en la foto que pones! No tiene mucho que ver con el personaje que interpreta en El crepúsculo de los Dioses. Un abrazo y buena anécdota, ANRO. Hasta la próxima.

ANRO said...

La saga de esta gente es todo un fresco lleno de claroscuros, pero en asuntos de faldas eran "muy Irish".
Respecto al ambicioso proyecto de esta peli hay mucha historia al margen...como le digo a uno de los amigos empezaba a dominar en Hollywood la moral hipócrita de guardar los vicios en el armario y no mostrarlos en exceso...Era los tiempos de la depresión y la sordidez ya estaba muy enganchada a la vida real.
Un abrazote.

ANRO said...

Buenos días voteros amigo Manolo. Sí, la verdad es que la historia interior de "Queen Kelly" es bastante sabrosa en sí comoo para hacer una nueva peli basada en esos sucesos tan hipócritas.
Cuando se destruían los negativos de estas películas se hacía un daño irreparable. Salvo que haya una copia perdida por esos mundos de dios, no habrá posibilidad de recuperar el metraje de esta peli. ¡Una verdadera lástima!.
Un abrazote.

ANRO said...

Es cachonda y a la vez miserable, amigo David. A mí esta escena me pareció absolutamente soberbia y pinché las imágenes fundamentales para ilustrar la historia.
En el mulo te puedes hacer con la versión extendida. Las escenas de la muerte y la boda en el burdel son tremendas.
Desafortunadamente la tercera parte está formada sólo por fotos y una breve escena.
Un abrazote.

ANRO said...

Toda la peli tiene un rollo erótico que supongo era de lo más atrevido para la época.
Ten en cuenta amigo Javi, que la Gloria de "Queen Kelly" y la de "El crepúsculo de los dioses" las separaban 21 añitos...un buen puñado de tiempo.
Un abrazote.

Josep said...

Quien te habrá dicho a tí, amigo Antonio, que en los colegios se enseña literatura clásica...

Tampoco creo que en las escuelas de cine se enseñe cine clásico: en todo caso pocos deben aprobar esa asignatura, visto lo que se ve.

Es en blocs culturalmente bien formados como el tuyo donde uno halla información impensable dejando al descubierto la ignorancia de tipos como yo mismo que tengo todavía por descubrir esa película o proyecto de película o película censurada, machacada o incinerada.

Si no fuera por chalados como tú, Antonio, ni rastro quedaría de cosas así.

Un abrazo.

William De Baskerville said...

Hola, Antonio!

La de veces que he visto Sunset Boulevard y no sabia esta historia.
Sabia lo de la relación entre ellos pero no que la peli que proyectan en privado era esta (que no he visto)

Los Kelly Family..., siempre han estado muy unidos al cine... no aportando mucho, pero siempre en medio!(pensaba decir j******O).

Me ha resultado curiosa, no sabia nada de esta historia.

Si pudiesemos disponer de un "D.Alfredo"(no el Hitch, sino el de CinemaParadiso) y nos rescatase todo lo que un día se cortó...

Pd: Lo de los Memes, desde luego es muy personal, y lo mismo mañana veo algún final o cualquier escena que me parece fantástica, lo fantastico y preferido a veces es tan efímero...

Ahora que ha salido tambien la referencia a Sunset B. esta es una de mis favoritas y fijaté ni aparece en el Meme, y otras más.

Magnolia es una preciosidad como bien has dicho, aunque la escena fuese rara, a mi me encantó, la he visto varias veces y la tengo en mi colección, solo que a veces disponer de esas tres horas es dificil, que si no, ya no sabria cuantas veces más la habria visto.

El final de Cinema Paradiso es que recuerda y homenajea a muchos finales o peliculas en una misma.

Un Abrazote,Antonio!

Como siempre, muy interesante tu entrada!. ;).

Hasta pronto! y buena semana!.

ANRO said...

¿No me digas que no se enseña literatura clásica?.....pues ando un poco descolocado, porque recuerdo que mis hijos sí la estudiaron, o tal vez era en el instituto.

Llevas razón, aunque supongo que alguno tendrá un poco de conciencia cinéfila ¿O nó?

Eso de que tú no conocías "Reinba Kelly" no me lo creo, y si es así no tienes más remedio que solventar esa laguna "pantanosa".

Graciass por lo de chalado, lo tomo como un piropo viniendo de tí, je, je, je,
Venga, un abrazote.

ANRO said...

Querido William, yo me llegué a interesar por el tema leyendo una biografía de los Kennedy. Indagué y logré encontrar una buena copia en el mulo.
Je, je, je, sí los Kennedy han estado muy "involucrados" en el cine, sobre todo el padre y el hijo.

Sí eso pienso yo sobre las escenas con denominación. Es un juego bastande divertido y te dá una idea de los gustos cinéfilos de los amigos. De pronto te das cuenta de que muchos coinciden contigo.
"Magnolia" es una de esas películas que dejan reguero. Y aunque repitas la visión siempre captas cosas nuevas. Además cuenta con una interpretación maestra de Tom Cruisse.
Un abrazote.

Pepe del Montgó said...

No debo ser un cinéfilo de pro pues no recuerdo la película y desconocía la historia que le rodea. Gracias a buenos amigos siempre está uno a tiempo para rectificar.

MucipA said...

A mediodía te escribía un comentario que finalmente me dio error al publicar. Pero básicamente decía que el cine mudo es una de mis asignaturas pendientes y que yo tampoco estudié cine clásico en el instituto ni se imparte en el colegio donde trabajo. No obstante, yo he decidido ser autodidacta y, con la ayuda de los posts como este del maestro ANRO, y si dices que es fácil conseguir esta joya en el "mulo", voy a intentar disfrutar de esta historia inacabada con un título tan gracioso.

Un abrazote

ANRO said...

Amigo Pepe, esta claro que los jubiletas estamos para algo más que para sentarnos en los banquitos a tomar el sol. Me alegra mucho poder comunicar cosas y casos de cine con los amigos.
Un abrazote.

ANRO said...

Amiga Mucipa, desgraciadamente ya sé que no existe esa asignatura en los institutos, pero no sería una utopía si alguien sin prejuicios y con sentido de algún gobierno se hubiera planteado la idea.
Gracias por hacerte mi alumna, je, je, je, todavía tengo cosas sabrosas que contar si me dejais hacerlo.
Un abrazote.