Monday, June 6, 2011

UN ACTOR EN LA MULTITUD







Hasta volver a releer, en una cuidada edición española, la autobiografía del genial director King Vidor, servidor de ustedes no sabía quién diablos era JAMES MURRAY, el protagonista de esa excepcional película del maestro titulada THE CROWD.

Cuenta Vidor que cuando finalizó el rodaje de la exitosa "The Big Parade", Irving Thalberg le abordó y le preguntó qué nuevo proyecto tenía en mente. El director realmente no tenía nada concreto, pero para salir del paso le dijo al productor que tenía una historia sobre un hombre corriente, en una ciudad corriente, al que le pasan cosas corrientes.
"Estupenda idea,- le contestó Irving- ponla en imágenes." Y sobre este nebuloso borrador King Vidor realizó una de las más singulares película sociales del cine americano, al par que una de las obras maestras de la industria, con el sello de la Metro.

Para elegir al "hombre en la multitud" se hizo el correspondiente casting. Vidor en "Un árbol es un árbol" cuenta que entre todos los que se presentaban vió a un individuo que pedía permiso al gentío que guardaba cola, para salir de los estudios. A Vidor le resultó familiar la cara e inmediatamente supo que aquel podría ser el protagonista de su película.
Corrió tras él, pero lo habia perdido. Salió a la calle donde vió al individuo a punto de tomar un taxi. Le llamó a gritos y casi jadeando llegó al lado del sorprendido joven. Se presentó como King Vidor y dándole una tarjeta le invitó a presentase al siguiente día en su despacho, porque quizá tenía un trabajo para él.
El tipo, que se llamaba James Murray, era un simple extra, que llevaba un tiempo trabajando para los estudios.
King Vidor, esperó al día siguiente, pero Murray no se presentó y tampoco en los siguientes días de la semana. Cualquiera, que no fuera Vidor, habría desechado la idea y habría elegido a otro actor, pero no cejó en el asunto. Investigó en el departamento de extras. Solo se acordaba del apellido y cuando vió en la lista a un tal James Murray mandó al encargado que por favor le diera el mensaje de que se presentase en su despacho tan pronto como estuviera disponible.

Una vez que aquel extraño extra volvió a estar frente a frente con Vidor, éste le preguntó porqué no se había presentado. El hombre le contestó muy correctamente que no se había creído que el hombre que le abordó fuera director. Esa era la razón por la que no se había presentado. "Podría haber probado, ¿no le parece?. En todo caso parecía una oportunidad"- le dijo ´Vidor. "Un billete para Culver City, cuesta una pasta", le contestó el joven .
Naturalmente James Murray se hizo con el papel de Johnny Sims.

El argumento de "The Crowd" es tan sencillo y simple como dijo King Vidor, de ahí lo extraordinario de la historia.
Un niño nace un 4 de Julio de 1900 en una ciudad cualquiera de EEUU. El padre orgulloso de aquel robusto niño exclama loco de alegría " ¡Doctor, he aquí un niño del que todo el mundo hablará con admiración!¡Yo le daré todas las oportunidades para conseguirlo!.

Años más tarde cuando un compañero de la escuela le pregunta a Johnny Sims qué será de mayor, él responde: "¿Yo?...Mi papá dice que yo voy a ser alguien muy importante"

A los 21 años Johnny llega a Nueva York. Se acerca en el ferry hasta Manhattan. Un cínico pasajero que ha observado la optimista mirada de Johnny al skyline neoyorkino le advierte que él va a ser sólo otro individuo en la masa de la ciudad a menos que logre zafarse de ella. Johnny le contesta que tal vez podrá tener su oportunidad.

Johnny comienza a trabajar en Atlas Insurance Company. Allí conoce a un chico de su edad llamado Bert. Este le invita a pasar un fin de semana en Conney Island. La novia de Bert viene acompañada de otra chica, llamada Mary. Ambos, Mary y Johnny se enamoran casi de inmediato y en muy poco tiempo deciden contraer matrimonio. Pasan su luna de miel en Niágara, donde Johnny le promete que en pocos años vivirán en una lujosa mansión.
Los sueños son sueños y la bella mansión se torna, por lo pronto, en un modesto apartamento, donde continuamente se oye el estampido de los trenes pasando muy cerca. (Una nota muy curiosa es que por primera vez en un film americano se mostraba un retrete)

Comienzan las primera diferencias y peleas entre la "feliz pareja"...pero estas quedan olvidadas cuando Mary le anuncia a Johnny que va a tener un niño. Este feliz anuncio deshace todas las sombras. Johnny renueva sus promesas y promete a Mary que el futuro abrirá puertas mucho más grandes y la familia prosperará. Pero pasan cinco años y lo único que ha pasado por el hogar es el nacimiento de una niña, y un incremento de 8 dólares en el salario de Johnny.

A veces la suerte de los pobres se torna inmediata desgracia. Johnny envía un slogan a The Holland Cleaner Company y consigue un premio de 500 dólares. El goce de esa cantidad de dinero se traduce en innumerables regalos para los niños.
Cuando Johnny vuelve felicísimo cargado de regalos los niños están jugando en la calle. Mary se asoma a la ventana para llamarlos. La tragedia se produce cuando un camión atropella a la niña y a consecuencia de ello muere.
"LA MULTITUD SIEMPRE RIE CONTIGO....PERO SOLO LLORA CONTIGO UN DIA".

La crisis hunde a Johnny que abandona su trabajo y Mary vuelve con su familia. La idea del suicidio ronda la cabeza de Johnny, pero finalmente recapacita vuelve a pedirle a Mary que vuelva a él con Junior. Ella acepta.
En la última escena un mar de multitud rodea a la pareja y al niño. En esta ocasión es multitud rodea una chispa de esperanza que tal vez germine de nuevo para Johnny y su familia.

***********************************************************************************
James Murray fue un actor en la multitud, al igual que su personaje Johnny ganó el premio de ser protagonista de una de las mejores películas de los veinte, pero perdió su brújula casi de inmediato.

Apenas acabado el rodaje de "The Crowd" Murray desapareció de los estudios. Años más tarde la policía lo encontró flotando en el río Hudson. Nunca llegaron a aclararse las circunstancias de aquella muerte. Tal vez fuera suicidio, asesinato o tal vez accidente. Nadie dió una respuesta satisfactoria.
Vidor siguió interesado por él e incluso pensó que bien pudiera ser el protagonista de la película "El pan nuestro de cada día", pero Murray era ya un alcohólico declarado. El director se encontró con él en Vine Street, cerca de Hollywood. Por lo visto el antiguo actor estaba demasiado gordo y lucía una cara sin afeitar. Vidor pensó que se trataba de un vagabundo que pedía dinero. Cuando reconoció al actor lo llevó a un restaurante. Allí le preguntó si era capaz de ponerse en forma y dejar la bebida. De esa forma podría ofrecerle un papel en su próxima película. Murray le contestó de forma brusca: "Solo porque te paro en la calle y te pido un poco de pasta piensas que puedes decirme lo que tengo que hacer. Por lo que a mí respecta te puedes meter tu cochino dinero donde te quepa"

Según Vidor esa fue la última vez que vió a James Murray, un actor del nadie se acuerda. El mundo marcha y tú te conviertes en parte anónima de la multitud.





29 comments:

David said...

Pensaba que ibas a hablar de la de Un rostro en la multitud de Kazan cuando he visto la actualización en mi lista, pero bueno, me he equivocado.
No voy a añadir mucho a lo que ya has dicho, pero me has pillado justo con La semilla inmortal, un libro de Jordi Balló y Xavier Pérez sobre los argumentos inmortales en el cine... y estoy justo en la página en la que hablan de esta peli. De ahí:
"La historia de Y el mundo marcha es la de alguien que, como K., quiere alcanzar su lugar en la fortaleza social a través de un triunfo personal en el trabajo que los mensajes publicitarios del capitalismo le inducen a conseguir...(...) Toda la aventura de este héroe cotidiano está impregnada de elementos emparentables con el imaginario kafkiano, como sus dos cuñados, inquietamente idénticos, que recuerdan a los ayudantes gemelos de K. en El castillo. Vidor coloca ante los ojos del público la hostilidad de una multitud gris y ruda.
No he leído El castillo de Kafka, y no sé si realmente la película de Vidor tiene sus raíces en el universo kafkiano, pero me parece una de las mejores películas que he visto nunca. Y si me pongo en el modo "fan", diré que me parece la película más completa y perfecta jamás realizada.
Un saludito.

Javi said...

Vaya historia la de este hombre! Yo tampoco lo conocía. Ahora me has metido la curiosidad en el cuerpo y trataré de hacerme con esta peli, aunque supongo que no será fácil conseguirla. Me pareció muy chulo el detalle de como se fijó Vidor en este malogrado actor y la forma de contactar.
De Vidor me gustaron mucho Duelo al sol, Cenizas de amor (con una espléndida Hedy Lamarr (que según el chiste popular, y con el que estoy de acuerdo, estaba lamarrrr de buena) y sobre todo El manantial, el triunfo de un hombre y sus ideales, un Gary Cooper emprendedor, con principios inquebrantables (como siempre) y visionario (en el buen sentido del término).
Un abrazo, ANRO, y estupenda entrada. Ciao.

MucipA said...

Pues como una más entre la multitud te digo que has vuelto a despertar la curiosidad en mí e intentaré conseguir esta película para no perderme la aventura de este héroe cotidiano. A veces (casi siempre) las personas que intentan pasar desapercibidas son las más interesantes...

Un abrazote!!

Einer said...

No he visto la película pero el post me ha gustado muchísimo y a Vidor lo considero un director de culto.
En cuanto tenga ocasión la veré.
Un abrazote.

ANRO said...

Si te digo sinceramente, esta entrada está implícitamente dedicada a tí, porque sé lo mucho (al igual que yo) que te gusta esta peli y don King Vidor, amigo David.
Ya ves que ha habido una especie de vibración mental, tú leyendo "La semilla inmortal" y yo "Un árbol es un árbol".
Es posible esa semejanza que citas entre K y Johnny Sims. Habría que volver a leer a Kafka...de hecho aquí tengo sus obras más importantes porque intento hacer uno de esos post que son entrevistas imaginarias.
Yo no tengo la menor duda de que "The Crowd" puede colocarse, fíjate bien, entre las cinco primeras películas de todos los tiempos.
Un abrazote.

ANRO said...

Javi, la historia de este hombre me pareció tremenda.
No es difícil conseguirla, te lo aseguro, y además te la recomiendo porque es posiblemente la obra maestra de Vidor (Ojo, teniendo en cuenta la época de los veinte).
Duelo al sol, el Manantial, The Big Parade....son un montón las películas recomendables de Vidor.
Si te puedes hacer con el libro que cito lo devorarás, como ya digo en el post se titula "Un árbol es un árbol", es autobiográfico.
Un abrazote.

ANRO said...

Pues he realizado una obra buena, amiga Mucipa, porque esta película merece verse y volverla a ver.
Una historia sencilla puede llegar a ser toda una narración épica.
Todos somos tan multitud y a la vez tan únicos....
Un abrazote.

ANRO said...

Esa es la idea, amigo Einer, despertar la curiosidad por las cosas buenas, y te aseguro que "The Crowd" lo es, como la mayoría de la obra de King Vidor.
Un abrazote.

David Amorós said...

Muy interesante toda la anécdota, con ese irremediable paralelismo entre la ficción y la realidad del actor. Y con esa idea de retratar la realidad que en aquel momento debió de ser tan revolucionaria. Por desgracia, no he visto la película y obviamente, no conocía al actor, que tu has sacado dl olvido eterno para nosotros. Un abrazo.

Marcos Callau said...

Es entrañable la historia de Murray aunque con un fondo muy triste por ser solo un rostor en la multitud. Lamentablemente "The crowd" es otra que pasa directamente a engrosar mi ENOOOOOOOOOORME LISTA de pendientes. PEro confieso que la sitúo a la cabeza tras leer tu estupendo articulo. Un abrazo.

Josep said...

Ya sé que me gano un pescozón, pero todavía no he visto esta película de Vidor.

Pero me ha gustado muchísimo la entrada, Antonio, y no lo digo para salvar el pellejo: lo digo de verdad.

Así que la apunto para salvar ese borrón imperdonable, porque si te ha inspirado así, seguro que bien vale la pena.

Un abrazo.

abril en paris said...

Tampoco la he visto y ni siquiera sabia de su existencia. Tú haces que nos interese. :-)¡ Cuanta pasión para ésta peli ! Una de dos, o eres muy vehemente ( y algunos del 'gorro verde' ) o el film es realmente importante.
De Vidor me gustó mucho El manantial y alguna otra pero tengo muchismas por descubrir.

Un abrazo, Antonio

Atticus Grey said...

Sabras que la primer entrada que hice en mi Blog fue precisamente sobre Y el Mundo Marcha. Me fascinó esta peli desde la primera vez que la vi, y quedé cautivado por la presencia de James Murray, un actor que sin duda merecía un mejor futuro. Pero bueno, así es la vida. Hay gente que no será recordada nunca, pero al menos él, seguirá siendo recordado por esta pelicula. Un abrazo.

V said...

Que gran homenaje a una obra maestra incuestionable, ANRO. Espero que nadie tenga la temeridad u osadía de hacer un remake de semajante monumento. Y que bien lo explicas amigo. En esta película el espectador puede reir, emocionarse, llorar, temblar,angustiarse y renacer de nuevo.Esto en realidad no es una película, es una experiencia humana total.Un saludo.

Fernando R. Genovés said...

He leído con sumo agrado tu última entrada dedicada a "The Crowd" y a King Vidor, una película notabilísima de uno de los primeros espadas de Hollywood.

Justamente, estos días estoy revisionando la filmografía completa de este gran cineasta. Feliz coincidencia. No olvidemos que estamos ante uno de los padres fundadores del cine, de sus pioneros: junto a Griffith, Ford, Murnau, etc.

El título del post, también muy bien elegido, apunta al leit motiv de la filmografía de King Vidor: el conflicto entre el hombre y la masa, el individuo y la multitud.

Salucines

ANRO said...

Sí David, eso fue lo que más me llamó la atención el paralelismo entre la persona real y el personaje de ficción.
King Vidor se adelantó con esta película. Afortunadamente no estaba vigente el código y los autores gozaban de mucha libertad para elaborar guiones y adaptarlos. Esta peli es un ejemplo de cine social impensable años más tarde e incluso al dia de hoy. Ten en cuenta que se trataba de una mayor como la MGM.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Marcos, pues esta peli tienes que ponerla en cabecera porque no se la puede perder ningún cinéfilo.
El hecho de que hayan pasado tantos años por ella la han mejorado como el buen vino.
Un abrazote.

ANRO said...

No solo un pescozón, amigo Josep, toda una paliza. Tú no tienes ninguna excusa que justifique esta lamentable laguna en tu haber cinematográfico.
En serio, Josep, es una gran peli y harás bien en verla.
Un abrazote.

ANRO said...

No, no, Abril, para nada soy vehemente. La peli lo merece y el del gorro verde está también en lo cierto. Lo bueno de "The Crowd" es que jóvenes de veinte y tantos me han comentado lo mucho que gozaron con ella. Eso demuestra los valores que conserva.
El manantial es genial y si no has leído la novela te la recomiendo.
Un abrazote.

ANRO said...

No creo, amigo V que la industria del cine americana se atreviera a hacer un remake de "The Crowd", por muy bien que lo hicieran, nunca tendría esa fuerza que le dió Vidor.
Un abrazote.

ANRO said...

Pues sí, amigo Fernando. Una revisión a lo más puntual de Vidor es siempre garantía de buen cine. Yo he visto recientemente, y en pantalla grande, "El Manantial".
Creo que sí está apropiado el título del post. Me gustó cuando me vino la idea.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Atticus, es bueno que comentemos varios amigos sobre el mismo tema, es una forma de ver todas las caras de una obra. "The Crowd", siendo como es una obra maestra, tiene infinitos puntos de vista.
Es todo un drama el de este actor, pero por lo menos siempre será reconocido por esta película.
Un abrazote.

David said...

The crowd es una interesante película de finales de los años 20, toda ella goza de un sentido narrativo maduro (dentro de lo que era el cine mudo) y estilizado

Pese a su interesante reflexión filosófico-social de fondo peca de cierto tufillo edificante y moralizador.
A pesar de todo creo que esto sólo es un mal menor, ya que la verdadera fuerza de la peli reside en la capacidad de Vidor para hacernos empatizar con el protagonista haciendonos vivir de una forma emocional su dramática historia.

Un cordial saludo y felicidades por la entrada.

ethan said...

La realidad supera la ficción. Tremenda historia, parece una consecuencia de la propia película. Por cierto una obra maestra. La especie de continuación ("El pan nuestro...") es muy buena también, con los mismos personajes, con algunas escenas que parecen extraídas de una película de Eisenstein o Pudovkin.
Un abrazo.

ANRO said...

Amigo David, tienes cierta razòn en cuanto el tufillo moralista. No hay que olvidar que Vidor era un hombre religioso. Pero por encima de esa posible moralina están la fuerza de unas imágenes que denuncian las desigualdades sociales y la indefensión del individuo en un mundo donde sólo eres un número.
Algunas de las escenas de esta peli fueron homenajeadas años despues por Wilder en "El Apartamento".
Un abrazote.

ANRO said...

Vidor, amigo Ethan, quiso hacer una continuación con "El pan nuestro de cada día" de hecho los personajes se llaman Johnny y Mary Sims, igual que los de "The Crowd".
La historia de James Murray es trágica, como la de algunos actores y actrices que arribaron a Hollywood en pos de la fama.
Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Si después de leer la historia me pidieran una sola palabra, como en esos tests de asociaciones diría: Glamour.Porque detrás de la parafernalia holliwoodiense hay también muchas miserias. Probablemente más miserias que glamourosas alfombras rojas

Saludos

David Huélamo said...

Buenas ANRO, soy David Huélamo director de nochedecine.com, me puedes dejar algún mail para contactar contigo. Te dejo mis datos

David Huélamo
dhuelamo@nochedecine.com

Pepe del Montgó said...

Los buenos directores americanos han sabido contar historias sin artificios, haciendo del cine un arte. Otros directores han pretendido dar su toque personal a sus películas y en la mayor parte de los casos han fallado. Estoy pendiente de ver esta película que tengo en el disco duro. Por cierto, la reseña me parece que cuenta mucho de lo que vamos a ver y a veces eso no gusta. Si la película es buena a mi me da igual.