Thursday, July 30, 2009

EN MITAD DEL MAS CALIDO VERANO

Hay una canción preciosa de Dory Previn, que a mi me gusta en particular, titulada "Mary C. Brown and the Hollywood Sign". Previn canta a una chica recién llegada a Hollywood, obnubilada por las enormes letras que sonríen a la ciudad del cine . La muchacha quierre llegar a ser una actriz famosa. Obviamente no lo consigue y se suicida tirándose al vacío desde la letra H del letrero. Los cronistas le dedicaron un pequeño espacio en la prensa y alguno llegó a decir que se parecía un poco a Hedy Lamarr. El suceso que narra la canción es cierto y Dory Previn viene a cantar a todas esas chicas anónimas que, incluso hoy, sueñan con ser alguien a quien deslumbren los focos del espectáculo.
"You know the Hollywood sign witnes to our confusion? ....A simbol of dreams turns out to be a sign of disillusion".

Recuerdo, hace de esto millones de años, mis veranos de niño de alpargatas y camisa blanca. Que andaba siempre loco por conseguir algunas pesetas para poder ir al "general" de los cines de verano. Esos cines que eran unos enormes patios al aire libre, donde se colocaban las sillas de los más adinerados y con unos escalerones en la parte trasera, donde gozábamos los proletarios.Al frente la grandísima pantalla de los sueños.

Yo me divertía como un enano con los amiguetes y si conseguíamos colarnos a una peli de mayores pues mejor que mejor, aunque no siempre lo conseguíamos. Hubo un verano en el que llegué a formar parte de la panda de un niñato rico. Este tenía una hermosísima casa con un jardín inmenso, o al menos eso me parecía a mí. Pero lo más extraordinario de aquella casa y de aquel jardín era un pequeño mirador que daba justamente a uno de los mejores cines de verano de la ciudad. En aquel cine , "Cine San Lorenzo" se llamaba, reponían todos los estrenos del invierno anterior.

Un día de aquel verano, aquel niñato, Eduardito se llamaba, nos convocó a todos sus amiguetes a ver nada más y nada menos que "Sansón y Dalila" de Cecil B. de Mille. Ni que decir tiene que tuve que valerme de todas las triquiñuelas legales y no legales para que mi madre me dejara ir a ver aquella maravilla espectacular, entre otras cosas porque debido al metraje terminaba a las doce de la noche, o quizá mas tarde. La beata de la familia salió al pairo alegando que era para mayores, pero me salí con la mía, con la condición de que cerraría los ojos cuando saliese algo que no debiera ver....¡Hostias!....como iba a cerrar los ojos cuando clavan en la pared con una lanza a la pobre Angela Lansbury, toda rubia y atractiva....pero, pero, lo mejor de la función era Hedy Lamarr. Cuando seducía al pobre Victor Mature, alias Sansón, todos estábamos con las manos en los bolsillos, tocándonos ciertas partes y con los ojos bien abiertos.

La Hedy Lamarr era una pésima actriz, pero espectacularmente guapa y con un sexy de echar pa'atrás. Pero a partir del año 1951 su estrella se fué oscureciendo y las letras de su nombre se fueron borrando de todas las linotipias de la prensa fulgurante. Hacia 1966 la antigua estrella fue cogida in fraganti en una gran tienda ubicada en el 6067 deel Wilshire Boulevard de LA, por apropiarse de mercancías valoradas en 86 dólares. La antigua estrella volvió a los titulares y eso le dió pie a publicar una autobiografía titulada "Ecstasy and me". El título alude a su primera y escandalosa película titulada precisamente "Extasis" (1932).






Esta película dirigida por el checo Gustav Machaty narra en rebuscadas imágenes y una bella fotografía la relación de una jovencita que se casa con un tipo mayor que no funciona en la cama. Naturalmente este argumento provocó el revuelo de la censura y el encumbramiento de la joven actriz, que inmediatamente la trasladaron a Hollywood.

Si Hedy no fue buena actriz sí fue una gran amante del sexo, viniera del sitio de donde viniera. "Recibí goces sexuales de muchas mujeres excitantes. ¿Estoy avergonzada? De ninguna manera. Es sólo que yo tengo el valor de reconocer necesidades emocionales que muchas mujeres no reconocen"

En su libro se despacha con las hipocresías del viejo Louis B. Mayer, de sus corridas con Errol Flynn, sus extrañas relaciones con un tal San con el que montaba unas fiestas morbosas y sádicas en la que un tercer personaje era una muñeca de tamaño natural, idéntica a Hedy, con la que experimentaban extrañas ceremonias junto a un foco de luz azul......Lo más.

En fin, perdonadme este revoltijo literario perpetrado una tarde más que calurosa de este sabroso verano. Cuando se aproxima mi cumpleaños, y más el que viene, las neuras se me ponen nostálgica a más no poder. Me da que tendreis que aguantar más chorradas de este tío en el mes de Agosto. Paciencia, y si no, con darle al ratón y pasar página está todo arreglado.

6 comments:

Josep said...

¡Coño, Antonio!

Cuando más emocionante está la entrada, vas y cierras la puerta.

¡No hay derecho!

Seguro que te has dejado en el tintero una porrada de palabras interesantes pero te ha entrado la vaguería canicular.

Espero que no lo dejes... :-)

Un abrazo.

Josep said...

Se me olvidaba: ese letrero de Ecstasy es una maravilla.

Aunque, como siempre, lo cuelgas a muy baja resolución, gañán, que eres un gañán.

Un abrazo.

ANRO said...

¿Te has dado cuenta querido amigo que he llegado este mes al record de post? De manera que de vaguería canicular nada de nada.
Ocurre, que a pesar del bajón de la jodida crisis he tenido que multiplicar mi trabajo, además este mes de Agosto tendré huéspedes en casa, pero seguiré dándole a la tecla siempre que pueda.
Te olvidas de una cosa, Josep, entre mis muchos defectos hay uno en particular que no he podido superar nunca. Soy un maldito descuidado, que no pule las cosas que hace. Ví el poster y sin más ni más lo pegué. Ahora que lo dices, sí que es bueno.
Un abrazote.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Hola, te he visto en otra página y he sentido curiosidad. Enhorabuena por este blog, que es muy interesante. Me hago seguidor y aprovecho para invitarte a pasar por mi página que colgado un juego de adivinar películas a partir de una foto.
Saludos
Nos leemos

ANRO said...

Pues muchas gracias Crowley y bienvenido. Ten por seguro que pasaré por tu blog.
Un saludete

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Gracias por pasarte por mi blog. Te linkeo, vale?
estamos en contacto
Nos leemos