Wednesday, October 21, 2009

BITES OF IMAGINATION


Y escritas en el pedestal, aparecen estas palabras:
"Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes,
contemplad mis obras, vosotros los poderosos, y perded toda esperanza"
No queda nada más. En torno
a esos colosales restos, ilimitado y desnudo,
El desierto de arena se extiende hasta perderse de vista

P.B. Shelley de su poema "Ozymandias"

Siempre se dijo que la Metro era el estudio donde más estrellas brillaban. Eso era cierto, pero es menos conocido que en la Metro era el estudio donde había más guionistas. Mayer sostenía que si un guionista era capaz de hacer un buen trabajo, cinco de ellos podían hacerlo cinco veces mejor. Bob Hopkins era uno de esos guionistas que estaba contratado para pensar. Era un tipo despótico y mal hablado que trataba a la gente con la punta del pie. No tenía despàcho y estaba merodeando siempre por cualquier parte. Con su taza de café se sentaba conlos productores insultándolos de mala manera. Tenía patente de corso , pero era muy bueno. Un día sosteniendo la taza y con el dedo afectadamente alzado dijo : Tengo una idea fantástica. San Francisco. ¿Lo coges?¿Lo coges?¡Estúpido hijo de puta!¡Gable!¡Tracy! ¡¡Terremoto!!".

Hoy quiero ofreceros una pequeña muestra de lo que era la Metro en los años treinta. Va a ser una galería de estrellas, de poster y de momentos. Después juzguen ustedes mismos.
Espero que Marcbranches, el inefable y rebelde farero de La Linterna Mágica no me salga con que todo esto son antiguallas. ¡No se le voy a permitir!

En fin vayamos al grano

"Red Dust" o "Tierra de Pasión" que se tituló en las Españas iba de triángulo amoroso en una plantación de Caucho en Indochina (cuando aquel pedazo de tierra no era Vietnam y el séptimo de caballería no había lanzado napalm contra los charlies). El guión era una obra de teatro en su origen firmada por Wilson Collison y escrita para el cine por John Lee Mahin. Lo verdaderamente atractivo de esta película era la tremenda química entre sus dos protagonistas principales: Gable y Harlow. Ambos estaban dirigidos por Victor Fleming.
Un maravillosa foto de ambos intérpretes y una pequeña escena de la película en cuestión.


"Dinner at Eight" es una deliciosa comedia dirigida por George Cukor, basada en la obra de teatro de George S. Kaufman y Edna Ferber. En el guión intervinieron Frances Marion, Herman J. Mankiewicz y Donald Ogden Stewart. La gran estrella de la función es la actriz Marie Dressler, pero arrastra en su cola interpretativa nada más y nada menos que a John Barrymore, Wallace Beery, Jean Harlow, Lionel Barrymore y Billie Burke.
Este es el suntuoso cartel de propaganda y esta una deliciosa foto de la Dresler.
Y aquí una escena impagable entre la Harlow y la Dresler


"The Thin Man", fue la primera película de una serie de seis basada en los caracteres creados por el novelista Dashiell Hammett. William Powel es un detective que suele empinar el codo más de la cuenta, Mirna Loy es su encantadora esposa Nora Charles y Asta es el encantador terrier que merece figurar entre los protagonistas por propio derecho.
El poster y una deliciosa foto de Myrna Loy
Y aquí una escena para abrir boca.

Charles Laughton no necesita presentación alguna. Es el actor por antonomasia y por supuesto no podía faltar en esta pequeña selección.
"Mutiny on the Bounty" fue uno de los grandes espectáculos gestados por la MGM en 1935. El actor fue sin lugar a dudas un magnífico capitán Bligh al que le hace frente un Fletcher Christian interpretado por Clark Gable. El trio de guionistas: Talbot Jenning, Jules Furthman y Carey Wilson, se permitieron varias licencias con la historia original, pero no importaba. El brillo de las estrellas y el espectáculo ya era más que suficiente para que los cines rebosaran.
Un curioso poster español y este otro el inglés
Y una escena en la que aparecen los dos protagonistas principales

Por fin ponemos la guinda con la reina de la Metro, la Garbo, en el papel de Cristina de Suecia, donde era dirigida por el elegante Rouben Mamoulian.

Aquí la boca se queda abierta con la personalidad de esta diva entre las divas.

Su maravillosa fotogenia. Y para que no falte nada, un curioso fragmento de video con inclusión de beso lésbico.
v
Este pequeño recorrido tiene un sentido. Hace unos días, leyendo una interesante libro me sorprendió esta frase: "En las películas de la MGM de la década de los treinta hay algunas escenas grandes e imperecederas Harlow y Gable echando chispas en "Tierra de pasión", William Powell arrojando adornos navideños en "La cena de los acusados", Jean Harlow y Marie Dressler marchándose a cenar al final de "Cena a las ocho", Charles Laughton resistiéndose en "Motín a Bordo" y el recorrido de la Garbo por el dormitorio en "Reina Cristina de Suecia". Todos estos títulos juntos me parecieron una buena ocasión para el recuerdo y , ya ven, tan bonitos que han quedado
Que ustedes disfrutes estos BOCADOS DE IMAGINACION.

16 comments:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Amigo Anro, tu blog me parece cada vez más una de esas exquisitas canciones de barrocas de pop teatral de Rufus Wainraight, donde lo antiguo se hace moderno. Ese libro que has leido tiene pinta de ser interesane y jugoso. Qué escenas tan míticas nos has dejado aquí para regalo de nuestros ojos.
Saludos y un abrazo

Manuel Márquez said...

Jodé, compa Antonio, reseñas como ésta me entusiasman (por lo que aprendo) y me abruman (por lo claro que me ponen cuán brutal es el volumen de mi ignorancia). Pero, eso sí, te puedo asegurar que las disfruto como un marranillo en un charco. Material de primerísima calidad, tanto escrito como gráfico: así da gusto...

Un fuerte abrazo.

P.S. si al compa Marc le da por rechistar, avísame, que voy con la garrota...

alicia said...

Bueno, bueno, bueno...me encanta esta selección, Antonio. De hecho, prefiero Red dust a Mogambo, ya que ésta primera es mucho más explosiva. De la saga de El hombre delgado (me encantan la pareja Nick/Nora) yo me quedaría con la segunda, que me parece adorable, y sin la menor duda, la gran escena de Cena a las ocho es la cara de patidifusa de Marie Dressler a la que Jean Harlow dice que ha leído un libro. Escenas así no se olvidan.

ANRO said...

Al leer el párrafo,Crowley, que por cierto pertenece al libro "El Leon de Hollywood" (una interesante y voluminosa biografía de L.B.Mayer)me puse inmediatamente a trabajar en la idea. El mérito es de Google, que pone a nuestro alcance cosas que antes solo estaban reservadas a unos cuantos.
Por cierto, me he topado con un individuo, que aparecerá en un blog próximo, llamado Aleister CROWLEY. Promete ser interesante.
Un abrazote.

ANRO said...

Manolo gracias por la ayuda, pero yo tengo el bate de baseball, mucho más efectivo.
Aquí los de mi tierra adoptiva dicen "gozas más que un chancho revolcón". No te preocupes mucho, aquí todos somos ignorantes de mucho y aprendices de todo. La diferencia está en los años que uno se ha colocado en la espalda, que no son pocos y te reportan algo de experiencia y de saber. ¡No tiene ni la más mínima importancia!
Algún día hablaré de Córdoba y del Muriano.
Un abrazote.

ANRO said...

Sí, Alicia, la selección me pareció bastante buena y absolutamente de acuerdo contigo que esa escena que apuntas es impagable. Lástima que la Dressler sólo rodara dos peliculas más después de "Cena a las ocho" ¡Claro que ella estaba en el cine desde 1910!
Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Una muy buena selección. Algunos apuntes:

Imprescindible regalarse un ciclo de Jean Harlow. (En Mares de China, tambien comparte escenario con Gable)

De Laughton, ya se me acabaron los calificativos positivos. Si alguien que diga gustarle el cine no conoce a Laughton, miente.

Los diálogos irónicos de "Ella, él y Asta" para enmarcar muchos de ellos.

Dinner at Night me la apunto.

¿Que pensaría la Garbo en la escena final? Cabellos al viento, cual mascarón de proa. ¡Que había interpretado el papel de su vida!

Un apunte final:

Ayer noche se me ocurrió ver The transporter, en el Digital.

¿Comprendéis ahora porque me refugio en mi gruta? Los clásicos son como los perros. Ellos nunca lo harían...

ANRO said...

Mira que bien, Father, yo digo lo mismo. Sin embargo la otra noche me ocurrió que me apunté al plus para ver "Apaloosa", y ¿sabes? me parecia estar viendo un clásico. ¿Qué gozada de dos horas!
Ese ciclo de la Harlow sería un buen tanto de la TVE, pero no creo que esté por la labor.
Laughton, en sus dos facetas, es único. Rompieron el molde.
La Garbo es como el lienzo de un museo, impagable.
Un abrazote.

Josep said...

No sé que decir, Antonio.

Bueno sí, sí que lo sé, pero no me atrevo a decirlo.

¡Qué coño! Lo digo:

¡Eres un gañán y un gandul!

¡Todas esas piezas merecen una entrada para cada una!

Así que, si prometes que esto sólo ha sido como la carta de presentación de un suculento banquete bloguero-cinéfilo, te perdono.

Pero ya estás metiéndote en faena, porque si no, te lo recordaré una y otra vez.

Un abrazo.

Rick said...

Gran post para recordar a los primeros clásicos de la Metro.

Vas a ser el primer blog del que me haga seguidor xd Allá voy

Un saludo

marcbranches said...

Hola, buenas tardes. Bienvenidos al geriátrico de Antonio Rodriguez, un paradisíaco lugar donde el tiempo no pasa (o eso se cree él...). Ya veo que no falta nadie del club de "yo conocí a los Lumiere": Alicia, Josep, el de la garrota... Están todos. Tengan cuidado cuando s desplacen, no vayan a atropellar a alguien con el taca-taca.

Como todo el mundo te hace la pelota, yo iré a lo mío, si me permites: me encanta el poster de "Motín a bordo", sobre todo esa frase de abajo: "¡TODA EN ESPAÑOL!". ¿Acaso en aquella época daban las películas mitad en V.O. mitad en castellano? O, mucho peor todavía... ¿ya existían las cuotas mínimas del doblaje al catalán? ¿Y el tío Paquito sin darse cuenta? Vivo en un sinvivir.

ANRO said...

Ja, ja, Josep, eres la p.leche....¡Cómo iba a hacer una entrada de cada una de las pelis¡ Me hubiese llevado un montón de tiempo y el post se hubiera alargado ad infinitum. Yo te prometo que iremos haciendo entradas de los títulos pero take it easy....además alguno lo podemos compartir ¿no crees?
Un abrazote.

ANRO said...

Pues nada Rick, aquí hacemos lo que podemos. Si a todos nos une una magnífica afición. ¡Abrochémonos los cinturones y partamos!
Un abrazote.

ANRO said...

Ja, ja, ja....¡Claro que pasa el tiempo, amigo Marc, pero ni te imaginas lo bien que pasa!...Para empezar acabo de comprobar lo maravillosamente que siguen estando en forma todas mis funciones vitales. La Lola ha dado en la costumbre de regalarme de vez en cuando una magnífica botella de Jack DAniels, que salpicotea con Ron Habana Club 12 años. No tengo hijos en mi casa que me den problemas de cabeza. Y para rematar tengo un trocito de tierra donde planto algunas cosillas (no pienses mal, que te conozco)...
A mí también me llamó la atención lo del cartel con el rótulo ¡Toda en español!, cuando lo descubrí me dió la risa tonta.
Un abrazote.

Manucita said...

Muy interesante tu espacio
gracias por escribir en el mio,
y es verdad
hay qe sacarle el drama a la vida!

un besooo

ANRO said...

Pues bienvenida Manucita, aquí estamos para lo que mandes.
Un abrazote.