Monday, March 3, 2008

FESTIVAL DE CINE EN GRAN CANARIA


El pasado 29 de Febrero despegó la Novena Edición del festival Internacional de Cine de Gran Canaria. Como yo no estoy de acuerdo con los fastos y celebraciones de cara a la galería no ví, ni me importó, a la Gerarda Chaplin poner sus huellas en el cemento (sí, se hace aquí también). Ni contemplé el desfile "alfombroso" de Natalia Verbeke, Arturo Valls, Silvia Marsó y otros famosos o famosillos. Reconozco que todas esas ceremonias deben de tener su glamour correspondiente, pero como no pude agenciarme entradas para la ceremonia de apertura en el Auditorio Alfredo Kraus aproveché la buena noche que se avecinaba, y junto con algunos amigos, paseé por Las Canteras hablando de cine.

El festival en sí. Su parte más interesante, digo, se desarrolla en torno a los cines Monopol, donde puedes escoger entre la Selección Oficial, Cineastas frente al espejo, Reescrituras, o Puntos calientes. Si lo prefieres, encontrarás una buena terturlia cinematográfica en el Cuasquías, mientras saboreas un buen ron.

Como sería tedioso e inútil hacer una crónica de todos los eventos que se han, o están celebrando, durante estos días, me limitaré a comentar algo de lo que he podido ver.

LARS Y UNA CHICA DE VERDAD es una de las películas de la competición. Trata una curiosa historia de amor que me recordó (en suave) el "Tamaño Natural" de Berlanga, por aquello de la muñeca de latex. "Lars" es una simpática visión sobre la forma de solventar el amor cuando se padece de timidez crónica. El guión es bastante bueno, no en vano la autora es Nancy Oliver, responsable de los guiones de la magnífica serie televisiva "A Dos Metros Bajo Tierra". El director es Graig Guillespie. Director canadiense, en cuyo haber solo he acertado a encontrar una sola película: "Cuestión de Pelotas" (A fuer de ser sincero no son muy buenos sus antecedentes, pero "Lars" está mucho mejor que su ópera prima)

STRIZH es una rareza kazajstana. Esta película es un ejemplo que representa el espíritu de este festival: dar voz e imagen a cinematografías que no acceden a circuitos comerciales. Esta modestísima cinta, dirigida por Abay Kulbayeb, está rodada con medios muy precarios, pero la voluntad narrativa de su director le da cierto mérito. Cineastas así, heroicos en su empeño, nos dan ejemplo de lo que se puede hacer, de cómo se puede contar, una historia sencilla y simple dándole una emoción, que trasciende al espectador.

Espero, a lo largo de la semana, asistir al ciclo Buñuel/Galdós, vasos comunicantes, ciclo en el que se proyectará : "Los Olvidados", "El", "Nazarín", "Viridiana" y "Tristana". Son pelis, que por muy vistas no resisto la tentación de verlas en pantalla grande.

Uno de los ciclos más interesantes es el llamado "Reescrituras", presentado por Cahiers du Cinema trae rarezas como "Palimpsesto Salmantino" de Basilio Martin Patino y "Goodbye, Dragon Inn" de Tsai Ming-liang.
Naturalmente es imposible ver todo lo que uno querría, pero estoy en ello. Espero dar otra pequeña crónica en días sucesivos.


2 comments:

Josep said...

¡Que envidia! Cine, noches tibias, buena compañía, buena charla y buen ron.

Aprovecha, que ya llegará el verano...

Esas películas que puedes ver, seguramente nadie más las verá, así que cuenta, cuenta...

Un abrazo.

anro said...

Josep,¡si es la mar de fácil agarrar un avión!...En realidad no estamos tan lejos. ¡Ah se me había olvidado comentarte¡...Tenemos tambien por estos días un festival de Opera, para el que tengo entrada este jueves. Es una producción de Lucia de Larmmermoor. Te seguiré informando. Ah y por si no fuera poco sesiones de Jazz bastante interesantes, así como un festival especial en el mes de julio. ¡Apreparate!...como decimos aquí.