Wednesday, August 26, 2009

A LA BUSQUEDA DEL FARAON

En 1964, Polonia decide echar la casa por la ventana cinematográfica y se embarca en el proyecto más caro, ambicioso , elaborado y probablemente, para la fecha, también el más caro de toda la industria europea: "Faraón". Para hacernos una idea aproximada si se hubiese rodado en Hollywood esta película hubiera costado más de quince millones de dólares, lo cual era una cifra más que respetable. Diez años antes "Los Diez Mandamientos" costó 13 millones. Esta espectacular y gigantesca producción rodada en 70 mm. fue encomendada al prestigioso director Jerzy Kawalerowicz, que ya tenía una gran reputación con la buena acogida que tuvo su anterior film: "Madre Juana de los Angeles".

"Faraón" comienza a fraguarse en 1961, cuando Kawalerowicz baraja la idea de de hacer un film dividido en dos partes: "Faraón" y "Muerte de un faraón", idea basada en la clásica novela polaca de Boleslaw Prus. El director escribe el guión con la colaboración de Tedeusz Konwicki y con el vistobueno del gobierno busca localizaciones en Uzbekistan y Egipto .Todas las instalaciones de los estudios Lodz de Polonia se ponen a la disposición del director.

Dos mil soldados se pusieron a las òrdenes de Kawalerowicz, durante cinco mes, en el desierto de Kisil Kim. El director quería autenticidad en todo lo que aparecería en el film y para ello se usaron con indudablemente acierto las pirámides de Giza, las ruinas del tempo de Amòn, el templo de Karnak y la puerta de los reyes, cerca de Luxor. También se utilizaron tres egiptólogos para verificar la exactitud de cada una de las escenas en relación con la historia del antiguo Egipto.

Para aquellos curiosos de las cifras hay que decir que se usaron 2000 metros cúbicos de madera de construcción procedente de los bosques siberianos, transportados a través de dos mil cuatro cientos kilometros hasta el set de rodaje. Se repartieron entre los extras 6.000 uniformes, 700 arcos complementados con 1300 flechas, 4oo catapultas con 2.000 piedras para lanzar y etc etc..para no cansar. Los extras consumían diariamente 10.000 botellas de bebidas varias, obviamente ninguna alcohólica.....of course estaban en el desierto los pobres, obligados por el gobierno soviético, porque ellos no tenían la compensación económica que Hollywood pagaba a sus extras.

"Faraon" se estrenó el mismo año que "Alfie", "Un Hombre para la eternidad", "Quien teme a Virginia Woolf?", "Blow Up"....y compitió a la categoría de mejor película extranjera con : "Los amores de una rubia"-Milos Forman; "La Batalla de Argel"-Gillo Pontecorvo; "Un hombre y una mujer"-Claude Lelouch y "Tres"-Alexander Petrovich. El oscar se lo llevó Claude Lelouch. En mi particular opinión se lo hubiera debido llevar "Faraón" o "La Batalla de ARgel", pero ya se sabe lo que son los premios.

La película lastró desde el mismo día de su estreno dos puntos fundamentales. La duración era excesiva, nada menos que tres horas. El segundo la minuciosidad y el rigor de la historia en detrimento de una acción màs leve y entretenida. El público de entonces no estaba para ejercicios cinematográficos cultos, demandaba historias, mientras más entretenidas mejor.....bueno eso ocurre hoy, para qué engañarnos.

Si analizamos bajo el punto de vista actual el film de Kawalerowicz, nos encontramos con una perfecta y bien sincronizada pìeza cinematográfica que se aleja de las delirantes fantasías filmadas por Hollywood, como por ejemplo "Cleopatra" (cualquiera de ellas), "Los Diez Mandamientos" o "Tierra de Faraones". En "Faraón" vemos autenticidad por todas partes y la reconstrucción del período no ha sido igualada hasta la fecha. Nunca tenemos la sensación de que los personajes están actuando. Tanto el vestuario como la decoración son absolutamente perfectos.
El verdadero problema, en mi opinión, es que el director estaba absolutamente mediatizado por las condiciones políticas de la época y del regimen prosoviético de Polonia y margina los sentimientos humanos de los personajes en favor de los temas sociales y las pasiones políticas. Naturalmente esto no nubla el perfecto hacer directivo del polaco y la absoluta belleza de las imágenes.

El tema de la película se centra en el enfrentamiento entre el joven faraón Ramsés XIII y el poder de la clase sacerdotal. Toda la trama es endiabladamente compleja y se necesita una capacidad de concentración más allá de la que se presta a cualquier film histórico. Hay demasiadas ramificaciones e intrigas que pueden escaparse al espectador poco avisado.



Faraón es un film que todo cinéfilo debe de ver. Al día de hoy y gracias a las excelentes copias en DVD se puede gozar en la intimidad del hogar con toda tranquilidad y concentración. A esta película le ha pasado igual que a la civilización egipcia, el tiempo le ha devuelto su explendor originario.

Kawalerowicz es un más que interesante director que no ha gozado de la popularidad que han obtenido otros colegas contemporáneos de otros paises. Naturalmente su problema siempre fue el gobierno soviético y la censura que esta desdichada forma política aplicaba a la gente de talento. Kawalerowicz consiguió sortear muchas de las presiones, pero tuvo que filmar mucha basura propagandística, pero en su carrera, aparte de "Faraón" está la maravillosa "Madre Juana de los Angeles", entre otras. Esto sin olvidar el apoyo que ofreció a muchos cineastas jóvenes como Andrzej Wajda o Tadeusz Konwicki.

7 comments:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Me pillé la edición que sacaron en la FNAC y la disfrutté esa misma tarde, porque esa peli es para disfrutarlaa con tiempo, sin prisas, con un buen refresco (o lo que se quiera), dejándose atrapar por la magia de ese polaco que se fue al desierto a rodar, con esa textura de color y con esas interpretaciones...
Una maravilla desconocida que, como bien has dicho Anro, no debe perderse nadie.
Saludos
Nos leemos

Josep said...

La ví en la tele hace muchísimo tiempo y me pareció un tostón, la verdad: más me pareció un documental prolijo que otra cosa.

Quizás tenga que darle un nuevo vistazo, visto lo que cuentas.

Un abrazo.

ANRO said...

Es la película que casi nadie conoce y que casi nadie se atreve a visionar. Efectivamente es unapeli para verla sin prejuicios.
Un abrazote

ANRO said...

Creo que te condicionó la lentitud de la acción Josep, pero ya lo advierto y me lo reafirma Crowley, hay que verla con mucha paciencia. El guión está repleto de buenísimos momentos. Esa secuencia del eclipse que inserto es buenísima.
¿Te reincorporas?...Voy a comprobarlo ahora mismo.
Un abrazote

Jack said...

La tengo por una de las mejores películas y como ejemplo de que existía y existe un cine fuera de Hollywood. La he visto muchas veces y cuando no me encandilo con la historia lo hago con la planificación, cuando no con la interpretación, o con la interpretación. En fin, para mi forma parte de la enciclopedia básica del cine. Saludos

ANRO said...

Me alegro Jack de que seas uno de los seguidores de esta película. Y se bienvenido al círculo de amigos.
Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Queda apuntada.La verdad es que ando un tanto descolgado del cine de Kawalerowicz (Habrá que apodarlo)pero has conseguido meterme el gusanillo en el cuerpo. Tanto tu post como el comentario de Jack son una buena referencia.

Saludos.