Tuesday, September 8, 2009

¡QUE LA PERDICION SE APODERE DE MI ALMA SI NO TE QUIERO!




¡Que la perdición se apodere de mi alma si no te quiero! ¡Y cuando no te quiera será de nuevo el caos! (OTELO, Shakespeare: Acto tercero, escena tercera) que en el inglés del bardo comenzaría con "Catch my soul", y ese fue el título que el productor y letrista Jack Good le colocó al musical de Ray Pohlman y Emil Dean Zoghby que en 1969 se representó en el The Roundhouse y posteriormente en el Prince of Wales Theatre del West End londinense.

Al margen del maravilloso diseño de la portada del disco original, lo que pretendo explicar en esta nueva sección es la rareza de un musical y mayor rareza su transposición a imágenes. Porque de eso se trata. Piezas que en su época fueron éxitos de la escena pasaron a ser películas rodadas a la sombra del éxito escénico y que pasados unos años se perdieron de la memoria por el motivo lógico de que eran productos sobrevalorados del modernismo momentáneo y al día siguiente eran antiguallas para la basura.

Bueno, os ilustro. Servidor y muchísima gente fuimos a ver y escuchar la "opera rock" "Catch My Soul", que como he dicho se representó en el Prince the Wales en 1970. El productor y letrista de esta obra era Jack Good, un hombre que se había movido en el terreno de la producción musical. Artistas como Cliff Richard, the Monkees y el revolucionario "Around the Beatles" salieron de su batuta. Más tarde el hombre se perdió en México y se dedicó a pintar iconos religiosos tras su conversión al catolicismo.

"Catch My Soul"(musical) se basa en el Otelo de Shakespeare y tiene algunos de los elementos de la tragedia original, pero Good traslada la acción a una comuna hipie. Otelo es un evangelista andariego que recala en la comuna de Iago. El hombre es muy bien recibido allí, se enamora y se casa con Desdémona, lo que ocasiona el disgusto de Iago que también ama a la joven. Iago remueve con sus mentiras la convivencia de la pareja hasta el desenlace final que obviamente es el mismo que tan magistralmente escribió el bardo.

Los setenta fueron años muy proclives al misticismo- cristiano- rockero: "Jesucristo Superstars" y Godspell fueron dos de los ejemplos más señeros, "Tommy" también iba por ese camino, y aquello vendía, y mucho. De manera que "Catch My Soul", cuando se convirtió en film , exageró los símbolos religiosos. Othelo (Richie Havens) dejaba en el armario al "Noble Moro" y en la versión cinematográfica se embutía en un lider pacifista que transforma los preciosos diálogos shakesperianos en peroratas con resabios bíblicos. Iago (Lance Legault) aparecía como un crítico decía: "encajaba como el estereotipo de todo lo negativo de un drogadicto, con una barba enmarañada y un aspecto sucio". Desdémona parecía más bien una niña pija que una hipie (Season Hubley).

Los críticos fueron bastante duros con la película "Una versión de Otelo con música rock-country en la que se filma una trivialización de la tragedia original y donde únicamente encontramos aburrimiento". El "Time Out" no era más generoso y decía "hay momentos , en los que este penoso ejercicio shakesperiano de alumno de graduación, se hacen insoportables." El New York Time comentaba. "Olvídense del film pero no se olviden de comprar el album musical".
Es curioso que esta película fuera tan vapuleada, teniendo en cuenta que la dirigía Patrick McGoohan, el hombre que había mantenido en vilo a la audiencia televisiva británica durante la temporada 1967-68 con la serie más "cult" de toda la televisión , "The Prisioner", pero se conoce que el actor-director era más ducho en los temas de ciencia ficción y en las alegorías políticas que en el musical. Por si alguien no sabía quien es Patrick McGoohan, seguro que esta foto le resultará más que familiar, por haber visto al hombre en películas tales como Braveheart o Escape fron Alcatraz.


Al margen de otras consideraciones, reitero que la versión del musical es realmente espléndida y lo más grande es que hoy ni siquiera se puede conseguir en Amazon. ( no hay edición remasterizada)En ese paraíso donde encuentras de todo , solo hay un LP a la venta a 109 dólares. El mío no lo vendo por nada, y la portada es tan chula como aparece en la cabecera del post.




6 comments:

FATHER_CAPRIO said...

Por lo que dices estamos ante un film de los llamados de culto, con detractores y avalistas al cincuenta por ciento. Evidentemente sin haber visto el musical no se puede opinar, pero has conseguido ponernos los dientes largos. Así que trataré de escuchar al menos algo de su banda sonora.
Años 70, country, religión, mayos del 69 recientes, etc. etc. etc. Así que:

"PAZ Y AMOR" Y EL PLUS PA EL SALÓN...

Saludos.

FATHER_CAPRIO said...

Por lo que dices estamos ante un film de los llamados de culto, con detractores y avalistas al cincuenta por ciento. Evidentemente sin haber visto el musical no se puede opinar, pero has conseguido ponernos los dientes largos. Así que trataré de escuchar al menos algo de su banda sonora.
Años 70, country, religión, mayos del 69 recientes, etc. etc. etc. Así que:

"PAZ Y AMOR" Y EL PLUS PA EL SALÓN...

Saludos.

Josep said...

Si hay alguien por aquí que no sabe quien es Patrick McGoohan, seguro que no debe entender ni la mitad de lo que cuentas y te llamará frikie.

Que un poquito sí lo eres, ya que yo, que soy bastante frikie, ese Lp de Catch my Soul ni siquiera lo he visto en parte alguna de este país, y he visto muchos.

Con esa portada y apareciendo Richie por en medio, seguro que no se me hubiera escapado. En fin....

Y debo hacerte una acotación: tú y muchos que, como tú, vivian en las afueras del continente en 1970. Porque esta, por aquí, ni olerla....

Un abrazo.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Qué gran portada y qué gran fase.
Desconocido para mi hasta el día de hoy (¡cuantas cosas aprende uno en tu blog Anro!).
Viva la psicodelia hippie!

ANRO said...

Más que de culto, Father, yo diría que "fantasmas", "Catch my Soul" está completamente missing. Supongo que algún día saldrá a la luz.

No Josep, lo que ocurre que estuve en el momento y lugar adecuados, por eso tengo el LP y por eso ví el musical. Te creo que ni lo olieras, estoy completamente seguro que no se editó en España.


Gracias Crowley, lo que ocurre es que ya quedamos pocos de mi quinta. Eso es lo que me da un poquito de más conocimientos. Y sí, la portada es verdaderamente genial.

Un abrazote a los tres.

alicia said...

Pues no tenía la mas mínima idea de que había una versión musical de Otelo, y me parece una idea muy interesante. Y tienes razón, preciosos carteles.