Friday, February 5, 2010

CON LA MOCHILA REPLETA DE PAISAJES Y CANCIONES

Comienzo esta pequeña crónica con la nostalgia de quien ha vivido unos días inolvidables y con la alegría de volver a nuestra pequeña islita para poder contarlo a ustedes. Ese momento de vuelta está reflejado en esa foto donde puede verse el rajón bermellón dorado del sol cayendo y la silueta de nuestras islas.

No hay mejor forma de ver la vida que viajando. Tu cotidianeidad se detiene y se despliega a tu alrededor una nueva forma, un nuevo modo, nuevas gentes que te sonríen o se dirigen a tí y una conversación, probablemente intrascendente, se pega a tus experiencias para permanecer siempre en tu propio disco duro interno. Cuando volvíamos de Kilkeny en un tren hacia Dublin, Lola se quedó medio adormilada porque habíamos andado mucho. En el asiento, al lado nuestro, un chico y una chica hablaban animadamente. El chico probablemente la había conocido de forma casual e intentaba una aproximación amistosa. Pegué el oido, más que nada porque la voz del chico era preciosa y su inglés fluía en una armonía perfecta. Estaban hablando de cine así que había una doble curiosidad por mi parte. De vez en cuando dirigía la mirada hacia ellos con unas ganas locas de intervenir en la conversación, pero mantuve prudentemente mi discreción. Cuando Lola se espabiló le dije lo curioso que me sentía y ella me instó a seguir siendo prudente. Pero quien rompió la barrera fue precisamente el chico, que en un momento dado nos preguntó de donde veníamos (probablemente viò la guía que yo llevaba en las manos). A partir de entonces mantuvimos una animada conversación que formará parte de mi archivo memorìstico irlandés.

Creo, sin ningún género de dudas, que un buen genio me ha tomado de su mano y con un soplo apartó, durante los días que estuvimos en la Isla Esmeralda, todas las nubes propensas a llorar. Tuvimos frío, alguna lloviznita fina, pero ¡tuvimos sol también!...¿os podeis imaginar?.
Cuando salimos del aeropuerto al filo de la medianoche y tomamos el taxi, el chofer, nada más conocer de donde veníamos soltó "You're crazy!".....Y llevaba razón ¿quién es capaz de dejar el sol y la buena temperatura y meterse en pleno invierno?
El hotel O'Callaghan Davenport nos causó una muy buena impresión y fue nuestro punto de partida para todas nuestras andanzas irlandesas. Si alguno se anima puedo decir en favor de este establecimiento que está magníficamente emplazado, no es en absoluto caro (salvo que utilices servicios extras) las habitaciones son amplias y las camas enormes (si no está acostumbrado uno, como es el caso nuestro, a los nórdicos, no le queda más remedio que aguantarse la molestia).

¿Qué es lo mejor de Dublin?......Bonita pregunta. Aun a riesgo de manchar la poca reputación que me queda tengo que decir que el barrio de Temple Bar (yo tenía la falsa idea de que se trataba de un establecimiento, pero es todo un distrito a orillas del rio). Daba la casualidad de que por estas fechas se celebraba en el barrio el "TradFest". En todos los pubs y en todas las esquinas del barrio podías deleitarte con música en vivo en gaelico y en inglés. A pesar de las fechas las calles reventaban de gente optimista y alegre con la que compartías birras y guisqui. He aquí la muestra.
Sigo perdiendo puntos en mi reputación, pero estoy resignado a ello, así pues aquí va la forma en que se debe servir una pinta perfecta de Guinness.


Bueno, vamos a dejarnos de frivolidades. Irlanda es un pais absolutamente culto y con una trayectoria literaria que seguro todos conoceis. El gran Oscar Wilde vivió a la vuelta de la esquina del hotel donde pernoctamos. Joyce hizo caminar a su Leopold Bloom durante un día por todo Dublin. Bernar Shaw nació a pocos metros de nuestro hotel y su Pigmalión está en la memoria de todos nosotros. William Butler Yeats es el gran reactivador de la lírica irlandesa y por supuesto Dublin también es la cuna de Bram Stoker, el autor de Drácula. Solo esta pequeña lista de autores hacen de esta tierra un referente cultural, que unido a la solera del Trinity College, hacen que nuestro sombrero se descubra con respeto.

Afortunadamente y contra lo que temíamos, pudimos hacer varias excursiones por el country side irlandes.

He aquí a la Lola en mitad de las colinas y a continuación una visión del Lago Negro

Como os dije, el frio no impidió que conociéramos los pueblos de Kilkenny, Calgway, Waterford y alguno más. Es la ventaja de viajar solo y en estas fechas. Encuentras lugares tan peculiares como esta selección de fotos



Lola en una pequeña frutería

Un local encantador donde nos cominos un aple pie cojonudo.

Las calles de Kilkenny.


Y una típica iglesia gótica con su cementerio correspondiente.
Como no quiero ser pesado , y sería demasiado si os mostrara toda la colección de fotos , creo que ésta pequeña selección sirve para ilustrar esta apresurada crónica. Pero antes de terminar os incluyo la partitura de una de las maravillosas baladas de esta tierra, por si alguno os animais a tocarla y cantarla en alguna reunión. Se que nuestro amigo Josep lo haría estupendamente, aunque él lo niegue.Por mi parte también me compré un curioso DC que se titula "Irish Drinking Songs" , interpretado por uno de los grupos que escuché en vivo en uno de los pub de Temple Bar.


25 comments:

David said...

¡Qué envidia! ¡Y qué fotos más majas! Me alegro de que lo pasaráis tan bien. Un post estupendo, Anro. La verdad es que si tuviera pelas y tiempo a mí me suele tirar en principio más ir otra vez a Londres o a alguna ciudad costera por otros motivos (NY está inalcanzable por el momento), pero tu post me ha dejado con ganas de conocer aquello. Un fuerte abrazo.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Bienvenido amigo Anro!
Coincido en la envidia de David.
Y eso no se hace hombre, encima te regodeas con esas maravillosas fotos que me han puesto los dientes largos... jejeje
Me alegra ver que habeis disfrutado y que lo habeis pasado estupendamente en esa tierra que parece de otro mundo.
Un abrazo y un placer tenerte de nuevo por aquí.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Por cierto, pasese usted por mi mail crowleyservant@hotmail.com
que tengo una cosilla que comentarle y como no ha estado, no he podido hacerlo.
Un abrazo

ANRO said...

Me alegro mucho que te gustaran las fotos, David, la verdad es que me traje un montón.
Londres es una ciudad maravillosa, no solamente estuvo allí mi hogar durante cuatro años, sino que he vuelto a ella varias veces, y creo que aun me quedarán ganas de pasar otra vez. Pero Dublin me ha enganchado, o tal vez fuera porque no me esperaba una ciudad tan acogedora.
Te digo, David, que prefiero ahorrar perras en otra cosa antes de dejar de viajar. Espero poder seguir haciéndolo hasta que mis patas digan que no. Espero que esto sea bastante tarde.
Un abrazote.

ANRO said...

Hombre, Crowley, me poneis en un brete con lo de las envidias. Ya me gustaría invitaros a una gira, pero desgraciadamente no tengo perras como para hacer ese gesto, así que lo dejo en gesto nada más.
Me alegro de volver para continuar en la brecha y así ir preparando el próximo periplo de primavera.
Un abrazote.

Josep said...

Puritita envidia, Antonio, es lo que me embarga en este sábado cálido. Me tomaría ahora mismo una pinta de Guiness, aunque mi malta todavía no está finiquitado.

Déjame sacarte de un error: como músico soy una nulidad. Pero sí que no hubiera fotografiado tan torcida esa iglesia.. :-)

Me encanta que lo hayáis pasado tan bien y me quedo intrigado por la conversación cinéfila que no has contado en ese tren...

Lo mejor de viajar fuera de temporada es la libertad, los precios, y lo fácil que suele resultar contactar con los "indígenas"... :-)

Ya te digo: envidia pura y simple...

Un beso para Lola y un abrazo para tí.

ANRO said...

Soy un pelin desquiciao con las fotos, Josep, pero de vez en cuando me salen unas tomas geniales. La iglesia torcida era una idea original ¿o no?.....No me acabo de creer lo de que eres un negao para la música. Aunque no seas un maestro de instrumentos seguro que te plantas dos o tres Guines o un par de Jameson y te acompaño cantando. En el viaje me arranqué con "Morning has broken" acompañando a Sean.
En realidad cuando entré en conversación los chicos casi habían agotado el tema. Ella estaba entusiasmada con "Avatar" y los efectos especiales y el chico era partidario de "Star War" porque le parecía excesiva la pirotecnia de Cameron.
Como decía en el post me retuve un poco, porque la Lola siempre me anda diciendo que soy un entrometido de las vidas ajenas.

Sin duda de ninguna clase, Josep, odio viajar en Julio o Agosto.
Un abrazote

FATHER_CAPRIO said...

Bueno, me he propuesto no pronunciar la palabra del día, aunque mi lengua me lo recrimine de tanto mordermela.

Pero me encantan algunas frases tuyas: "Tu cotidianeidad se detiene" y cabría añadir "tus pilas se recargan".

Aunque me gusta viajar no he viajado demasiado, pero cuando lo he hecho he tenido esa sensación como de quitarse las escamas y mudar la piel.

Lo de las "nubes propensas a llorar" ¿Será de Keats? a quien subliminalmente seguro te has traido.

Haberle dicho al taxista: "Si, estoy crazy por no venir mas a menudo".

Bueno, al parecer lo he conseguido. Pura fachada, que la procesión va por dentro.

Welcome quiet man

David said...

Yo también prefiero ahorrar perras para viajar, Anro. Pero es que no hay manera de que ahorre. Pero si tengo deudas! (ja,ja)
Un abrazo.

ANRO said...

Gracias Father, de verdad que es un verdadero placer departir con todos vosotros y aunque esta propensión mía a la comunicación compulsiva provoque "daños colaterales" no voy a renunciar a contaros sensaciones y sentimientos hasta que mis manos se queden trabadas en el teclado.
Si, no me cabe la menor duda de que Irlanda es un país que lleva la poesía en las venas (a pesar de la cantidad de líquido etílico que también corre por ellas)Sean, el chofer que nos llevó al Lago Negro era una mezcla de filósofo-poeta-vividor-bebedor-tonalista. A todo lo largo del viaje su conversación, cambiable y saltarina, tocó todos los temas imaginables con una claridad absolutamente diáfana. Me fascinó y conectamos inmediatamente.
Desgraciadamente, Father, la locura depende de las perras de las que puedas disponer y éstas no están pródigas precisamente.
Un abrazote.

ANRO said...

Ay¡ay¡ DAvid, yo estoy temiendo un poco a que llegue el tío Paco con las rebajas. Pero haré lo posible y lo imposible para que me queden unas perrillas para estos "vicios" y tú no te preocupes que como decían los beatos "dios proveerá"...y uno se quedaba esperando. Y si no, haz como Topol cuando cantaba aquello de "If I were a rich man".
Un abrazote.

Susy said...

Ya te vale, querido, andar tan feliz por ahí mientras otros estamos lampando por la vida jajajaja. Bueno, pues que mucha envidia me dáis y mucho me alegro de vuestras andanzas.

Por cierto, que guapetones sois!!!

Vivian said...

Gracias, gracias, gracias, por compartir tus impresiones y las fotos del viaje con nosotros, debe ser aquella tierra, pero te salió una entrada como de “contador” de viajes literario, la verdad es que emociona leerte, y emociona aún más ver la cara de felicidad que tenéis los dos…

De las fotos que elegiste para la entrada, qué decir, que son preciosas, siempre me han hecho gracia esas casas que parecen sacadas de un cuento, como si los pueblos en lugar de pueblos de verdad fueran decorados para algún rodaje…

Ays, que envidia me has dado, y que alegría poder conocer a través de tus palabras una Irlanda que se encuentra en mi debe en cuanto a viajes, algún día… ;)

Un abrazo muy fuerte

Scotty said...

Anro, qué vidorra te pegas. Qué envidia me das. Viajar es lo más que se puede hacer. Veo que todos te tenemos un poco de envidia (sana, eso sí, jejejej).

Un abrazo.

ANRO said...

Susi, gracias por el piropo, pero debo decirte que quien se lo merece es la Lola, no yo, pero te lo agradezco igualmente.
Un abrazote.

ANRO said...

Vivian, he de decirte que esa tierra se merece todos los requiebros literarios. Destila poesía en cada paraje y la capital no te digo. He visitado casi todas las capitales de Europa y alguna de América y Dublin está entre las que más se han metido en mi alma. Creo que en esa sensación tienen que ver mucho las personas, los habitantes de esta ciudad. Ellos Son amables, gentiles, alegres.....en fin.
Habrá que ir pensando en otro viajito.
Un abrazote.

ANRO said...

Pues sí Scotty, la envidia de todos vosotros me preocupa un montón. Creo que gozar un viajito es la cosa más fácil del mundo. Lo único indispensable es evitar los meses de Julio y Agosto y hacer tu propio periplo sin contar con agencia que opere con grupos. Hoy es muy fácil, gracias a Internet.
De manera que a intentarlo y a gozar la vidorra también.
Un abrazote.

abril en paris said...

No voy hablar de la envidia, por no repetirme..Lo que si he hecho es poner un cd de Irish folk para leer el texto que ilustran estas fotos y que nos han
trasladado ( imaginariamente ) por esas calles, saboreando
la guiness e incluso sintiendo cierta humedad procedente del paisaje
verde esmeralda donde se os ve tan felices..! Qué cierto todo lo que dices sobre el viajar, en ese tiempo intermedio, sin el barullo turistico, acercandose a las gentes
tan románticamente como lo habeis hecho. Recorriendo los lugares de tantos genios de la literatura o de
los paisanos que cantan con tanta
facilidad y felicidad "Greensleeves
o Morning has broken ".
¡ Gracias por compartirlo con todos nosotros ! Es un viaje para muchos de nosotros soñado y esperado ( en algún momento ):-))
Saludos cariñosos

DECKARD said...

Se le ve perfectamente integrado en el paisaje irlandés. No hay nada como un par de pintas para sentirse uno como en casa, ¿eh? Qué ganas tengo de acercarme por esas tierras, solo conozco algo de Inglaterra. Tengo unos amiguetes en Reading, cerca de Oxford, a los que me está apeteciendo mucho volver a visitar.

Un saludo!

mi nombre es alma said...

Que vas a perder puntos, lo que haces, contandonos estas tus crónicas de viaje, es ganar amigos. Que bien se os ve a los dos y al paisaje, y a la cerveza....

Un abrazo y bienvenido

ANRO said...

Abril, haces bien en poner ese CD con Irish folk songs; es una pasión la que tiene esta gente por la música, ha sido el pais, junto con Chequia, donde he escuchado cantidad y calidad de música en cualquier rincón.
El famoso "Morning has broken" de Cat Stevens no sabía yo que fuera cantado en versión balada irlandesa, pero suena genial.
Animo, hay que animarse a hacer estos viajitos. En realidad es más fácil hacerlo desde cualquier punto de la península que desde aquí en las islas. Para nosotros es un coñazo tener que recalar siempre en Madrid. Pero ya ves este pudimos hacerlo en directo con Air Lingus. Cuatro horitas y media sin pasar por la capìtal.
Un abrazote.

ANRO said...

Vamos pa'alla Deckard!...tener amigos en las England es todo un lujo, así te ahorras el alquiler. Ese lugar es maravilloso y Oxford es muy divertido.
Lo de las pintas es soberbio. Creo que es el mejor vehículo para hacer amistades.
Es fenomenal que te pases por aquí. Me alegro de que sigas existiendo.
In abrazote.

ANRO said...

Te puedo asegurar, querida Alma, que tenía cierta desconfianza. No las tenía todas conmigo por aquello del tiempo. Te puede amargar un viaje, pero afortunadamente eso no ha ocurrido. El cielo tenía siempre un pálido tono gris y a veces dejaba ver un vientre azul desvaído, pero nos miró con benevolencia. Incluso nos regaló dos noches de luna llena.¡Todo un lujo!
Un abrazote.

Manuel Márquez said...

Qué hermoso viaje, compa Antonio, y no menos hermoso tu relato del mismo. ¿Lo que más me gusta? Lo claro que tienes (teneis, Lola y tú) que lo importante de un viaje no está en las piedras o en los museos (aunque también merezcan la pena), sino en el paisaje humano, el más hermoso, el más imprevisible, el que te permite interconectar con el lugar. Me alegro un montón por vosotros, que os "rasqueis" muchos más, que te pases por aquí a contarlos, y que este menda los lea...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

ANRO said...

Sí Manolo, vale la pena viajar con poco equipaje y con mucho espíritu de aprender, ver y escuchar. Poder que pueda lo haré siempre así hasta que me tenga que quedar en casita con la patita coja.
Espero que en la próxima primavera, quiero decir por Mayo, hay planificado un viajito a Germania. Entraremos por el norte y saldremos por el sur. Este sería más largo, alrededor de veinte días si todo marcha bien y tenemos perras.
Un abrazote.