Tuesday, February 9, 2010

LAS RAICES NEGRAS DE REATA

"Tiene que ser tan grande como su título", comentó a sus íntimos el director George Stevens antes de emprender la filmación de esta gran película, que por muchos motivos bien puede llamarse mítica.
La carrera de George Stevens como director ya era dilatada a mediados de los cincuenta. Había filmado películas de éxito antes y despues de la Segunda Guerra Mundial, pero concretamente dos habían sido obras magistrales al mismo tiempo que grandes películas: "A Place in the Sun" y "Shane", ambas para la Paramount en calidad de productor y director.

Stevens había leído de un tirón la novela de Edna Ferber y se entusiasmó con ella. Ferber era una novelista muy mimada por el cine. Muchas de sus novelas se llevaron no una, sino dos veces a la gran pantalla: "Cimarron" y "So Big!" , por ejemplo. Otras obras suyas no solo fueron llevadas al cine sino que se convirtieron en musicales exitosos: "Show Boat" o "Saratoga".
Los relatos de Edna Ferber se caracterizaban por la fuerte personalidad de sus personajes femeninos. En el caso de "Gigante" se necesitaba una actriz con fuerte gancho emocional para interpretar a Leslie Lynnton. Esta fue la primera dificultad de Stevens porque este personaje , a lo largo del metraje, recorre un arco temporal de casi cincuenta años que van desde los 25 a los umbrales de la vejez. ¿Qué actriz podría resistir tal reto?.

El reto en verdad estaba en los tres intérpretes principales. Para Bick Benedict se pensó inmediatamente en Clark Gable, pero Stevens pensaba en otro actor más joven, por aquel entonces "el rey" había sobrepasado el medio siglo. La criba pasó por Charlton Heston, Henry Fonda, Sterling Hayden, Gregory Peck, Burt Lancaster (este era el preferido de Edna Ferber), Kirk Douglas, James Stewart y Tyrone Power, pero ninguno de ellos se llevó el "chollo actoral del año". Un titular de prensa aparecido por aquellas fechas rezaba: "El premio para el chollo actoral del año, y uno por los que han peleado un gran número de los pesos pesados de Hollywood lo ha conseguido un "caballo negro" que nunca había sido mencionado en esta competición. ROCK HUDSON ha sido seleccionado por encima de los grandes de Hollywood para interpretar a Bick Benedict, el gran texano".

Para el primer papel femenino, Leslie Lynnton, existía la dificultad añadida del largo arco temporal que ya hemos mencionado. Stevens estaba encaprichado con Audrey Hepburn e incluso viajó a Nueva York para tratar de convencer al representante de la actriz, pero no hubo suerte. Inmediatamente todos los agente se pusieron las pilas y ofrecieron a sus clientas: Irene Dunne, Anne Baxter, Grace Kelly, Jane Wyman, Jennifer Jones, Jean Simons, Rita Hayworth y Olivia de Havilland.
El director se inclinaba por la Kelly, considerada por él la mejor actriz del momento. La propia Kelly deseaba el papel con todas sus fuerzas, pero la MGM rehusó prestar a su actriz, quien estaba bajo contrato. Entonces se impuso la Taylor a pesar de su estado de salud, que por entonces no andaba del todo como debiera.

Hay una anécdota muy curiosa protagonizada por Richard Burton, uno de los "extraños" candidatos al papel de "Bick" Benedict Jr. Este se encontraba en Madrid cuando le ofrecieron el papel; "He estado trabajando en todo lo relativo a Texas- dijo el actor- pero el esfuerzo ha sido en vano. No he conseguido arrastrar bien mi vocalización para captar el acento sureño. Realmente no me sale. Hay unos huéspedes texanos en este hotel (el Castellana Hilton) y por mucho esfuerzo que he hecho no he conseguido impresionarlos". Burton fue muy honesto, como buen inglés.

En cuanto al papel de Jett Rink se fue a James Dean, con todo el acierto del mundo. Su elección fue muy curiosa. Marilyn Ann Moss lo narra en su libro "Giant".
Fred Guiol, guionista del film, lo cuenta: "Cuando estábamos finalizando el guión.....este chico se dejaba caer por el despacho de Stevens....Jimmy Dean. El venía por la puerta de atrás porque la chica de la oficina no le hubiera permitido entrar. Tanto insistió que modificamos nuestro punto de vista para con él" . Al final el chico insignificante se hizo con uno de los papeles estelares.


El 19 de Mayo de 1955 comenzó la filmación de "Gigante". Poco antes Jack Warner recibia un memorandum confidencial en el que se decía: "En principio se estima que "Gigante" tendrá un coste de salida de 4 millones de dólares aproximadamente siempre y cuando se lleve a cabo en 72 días de rodaje. Yo no creo que eso pueda ser posible.....Mr. Stevens nunca ha terminado una película en 72 días. Tanto´en "Shane" como "A Place in the Sun" él siguió un ritmo de página y media de guión por semana. "Gigante" tiene una envergadura mucho más complicada que cualquier otra peícula que Mr Stevens haya hecho.....no podría compararse con ¨"Shane", que transcurría en un numero reducido de sets y no necesitaba muchos extras. Creo que antes de dar luz verde a este proyecto hay que hacer lo imposible para controlar absolutamente todos los costos y estar al tanto de los métodos de rodaje de Mr. Stevens".

No iba descaminado el autor de ese memorandum y nada más empezar el rodaje el costo se elevo a otro millón de dólares. La mayoría de los esteriores se rodaron en Marfa-Texas . Allí arribó todo el equipo en en un caluroso mes de junio.
Mercedes McCambridge, que interpretaba a la hermana de Bick, escribió en su autobiografía: "Este es el paisaje más horroroso y feo de la tierra. Todo es nada! Ni colinas, ni agua, ni árboles, ni hierba....solo acres y acres de tierra polvorienta, y matojos secos en bola que se arrastran con el viento. La ciudad más cercana está a millas de distancia. "

Stevens discutió con los productores sobre el formato y el metraje del film. Tenía que filmarse en cinemascope y la duración no podía ser inferior a tres horas. Los ejecutivos se echaron las manos a la cabeza y los exhibidores torcieron el gesto. Una película de metraje superior a dos horas era candidata al fracaso. No obstante Stevens se salió con la suya, "Gigante" tuvo un metraje de 201 minuto.

En cuanto a la historia se contó todo lo que había que contar. Pasiones desatadas y violentas en torno al calcinado escenario del rancho Reata. Allí convergen el matrimonio Benedict, ricos y felices y el huidizo Jett Rink que ambiciona el rancho Reata y a la hermosa mujer, esposa del poderoso ranchero.
Al margen de las peripecias vitales de los personajes, la película es un documento sobre la transformación social que sacudió a Texas tras el descubrimiento de los pozos petrolíferos.

El equipo técnico y artístico vivió y se divirtió como pudo en aquellos terrenos inhóspitos. Bob Hikle, el coordinador de diálogos recordaba las batidas que daban él y James Dean para cazar liebres. Las piezas que cobraban se las ofrecían a las familias rancheras, que agradecidas las componían en guisos exquisitos que compartían con los cazadores. Earl Holliman, Dennis Hopper y otros jóvenes actores se pasaban muchas tardes escuchando discos con las casi teenager Carrol Baker, Jane Wither y Fran Bennet.

Elizabeth Taylor provocó muchos quebraderos de cabeza a la productora con sus "enfermedades". Uno de los partes que llegó al estudio decía: "Miss Taylor sigue con problemas de infección en la sangre. Tiene un coágulo de sangre en la pierna producido probablemente por su reciente alumbramiento. La compañía aconseja que Miss Taylor siga en reposo hasta la próxima semana". Entre el retraso, debidos a estos problemas de la estrella y el pasotismo de Stevens respecto a la duración gigantesca del metraje hacía que todos los ejecutivos del estudio andaran medio desquiciados.

Pero el mayor problema de "Gigante" (que por paradoja le benefició) fue la muerte por accidente automovilístico de James Dean. Casi al final de la película James Dean en el papel de su personaje de Jett Rink, ya envejecido y con el pelo canoso, preside una cena donde aparece borracho. Tras esa escena a la que posteriormente se le llamó "La última cena" ocurrió el trágico hecho. Un doble del actor tuvo que rodar algunas escenas que no habían sido completadas.
Una canción se benefició con la muerte del actor y se colocó en el número uno de las ventas. La cancion era "The Yelow Rose of Texas" de Mitch Miller, y sonaba en la última secuencia donde aparecía el actor.

De las muchas nominaciones a los oscars de aquel año "Gigante" obtuvo el oscar a la mejor dirección que obviamente fue para George Stevens.



24 comments:

tatiana said...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.
tajuanchita@gmail.com

David said...

Jo! Ya se te ha colado Tatiana.
En fin... Me ha gustado mucho el post. Película más mítica que grande, en mi opinión. Y aún así, tiene momentos que me gustan mucho y están muy logrados. Elizabeth está guapísima y tiene también un look visual que no sé por qué (bueno, sí lo sé, pero es difícil y largo de explicar) que me atrae mucho.
Recuerdo que Scorsese decía que lo que le gustaba era ver cómo crecía aquella "casa" en el desierto. Y es verdad. El rollo del petróleo, cómo deja de ser un rancho. A mí me gustan también las partes "emotivas" como cuando Liz se preocupa por los chicanos, o que al final Rock se pelee por su.. ¿nuera? (esto de las familias siempre ha sido un lío para mí). La verdad es que no creo que sea una gran película, pero sí una con cosas muy destacables y de la que no me importaría revisitar momentos de vez en cuando. Estuve a punto de pillarla en DVD con extras pero estaba prohibitiva. A ver si algún día me decido. Un abrazo.

David said...

Con el look me refería a la peli (paisajes, vaqueros "contemporáneos", etc.), no a Liz, que también tiene un look, y muy agradable también claro (ja,ja).

Scotty said...

Estupendo post, Anro. Es una de mis películas míticas. Carroll Baker acababa de salir de Baby Doll y tambien está Dennis Hooper.

De Stevens prefiero de todos modos Shane y Un lugar en el sol por delante de Gigante.

David, veo que sólo me corriges a mí, ladrón, jajaj!

Saludos.

Josep said...

Quizá porque a mi padre siempre le ha encantado, desde muy jovencito le tengo una especie de fobia a esta película que, vista a través de tus ojos y tu magnífica reseña, me parece otra.

Incluso puede que algún dia de asueto con el tiempo necesario me disponga a verla con calma siguiendo tu recomendación.

Un abrazo.

ANRO said...

Es mÁs que probable que lleves razón querido David. "Gigante" lleva consigo ese aura mítica y por esa razón seduce nada más abrirse los títulos de crédito con la magnífica marcha de Dimitri Tiomkin.
Pero sin duda es una peli a tener en cuenta y tiene unos valores sociales, que aunque hoy parezcan superados, en aquel entonces era un alegato a favor de la integración de las minorías étnicas.
Stevens es un director, que en la mayoría de las ocasiones ha sabido mover la batuta con una maestría, que podríamos calificar de clásica (suerte de cualidad que hoy no se tiene muy en cuenta).
Sí, esta es la clase de peli que hay que verla en su esencia pura y con las voces correspondientes. Gana mucho.
Obviamente la Liz estaba en su mejor momento, y nos levantaba el ánimo a todos ja, ja, ja
Un abrazote.

ANRO said...

Te voy a corregir un pelín, Scotty. Carrol Baker apareció en la "Baby Doll" de Kazan dos meses despues de rodar "Gigante". De hecho esta peli fue su presentación oficial aunque ya había realizado un papelito en "Easy to Love".
Sí, te doy la razón en lo de "Shane" y "Un lugar en el sol" (que la tengo en capilla).
Este DAvid es un cabroncete, je, je.
Lo que más me gusta de los post que publico es la convergencia de tan buenos amigos en los comentarios. Gracias de corazón.
Un abrazote.

ANRO said...

Yo no me puedo creer que no hayas visto este clásico, querido Josep, y menos que no lo hayas visto porque le gustaba a tu padre. Eso es una negligencia cinéfila que no tiene perdón hasta que te decidas a visionarla.
El tiempo se saca de donde no hay. Cualquier tarde de domingo te la puedes merendar mientras tomas un guisquito.
Un abrazote

abril en paris said...

Pues yo creo haberla visto.."cienes y cienes" de veces ( exagerando obviamente ) pero sí es de esas peliculas míticas, larguisimas, la historia lo requiere, que ves con agrado y donde todo el mundo se crece,
la casa tambien. Ciertamente a mi me pareció siempre un sitio inhóspito, comparado con el lugar de donde procedia ella tan verde y hermoso, por eso se entiende como va cambiando
todo con el petróleo y la mentalidad de aquellas gentes.
Todos muy guapos ( Liz sin duda alguna ) Rod está tremendo y James Dean, una pena que se matara ¡ tan joven !.
Muy interesante todo lo que aportas a lo que ya sabiamos, al menos en mi caso.
¿ Te he dicho
que es un gusto pasar pòr aqui ?
Saludos cariñosos :-)

mi nombre es alma said...

Supongo que como a Josep le tomé algo de mania, no por mi padre, si no porque la ponían a todas horas en la tele cuando creo que mi capacidad cinéfila aún no se había desarrollado, pero es verdad que vista después la peli se convierte en parte de lo que comentas.

Un abrazo

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) said...

Una maravilla de post, amigo Anro.
Pues se ve que es tónica general, pero tardé en verla por el amor que le tenía mi padre y luego descubrí mi tremendo error.
Una película Gigante.
Un abrazo

ANRO said...

Querida Abril, la verdad es que el trío protagonista era la mar de salao y la gente cuando veía aquellos nombres en el cartelón se pirraba por ver la peli.
Yo, al contrario de algunos amigos, no tenía ascendente paterno para no verla de manera que también la visioné "cienes y cienes" de veces.
Me alegra cantidad que me digas lo placentera que resulta la visita a mi blog....si te he de ser sincero hay ocasiones en que tengo la sensación que me paso un pelín, pero creo que todos los amigos mostramos nuestro lado bueno y eso ayuda mucho.
Un abrazote.

ANRO said...

Ja, ja, Alma, es cierto que era sempiterna su presencia en la tele, pero parece que ves una película distinta cuando oyes las voces originales de los intérpretes. A mí siempre me irritó el doblaje de Liz Taylor, me sonaba demasiado cursi.
Un abrazote.

ANRO said...

Vaya por dios!...me pregunto Crowley qué culpa tenía tu padre y el de Josep para que vosotros le tomarais manía a la peli? ...Menos mal que hiciste examen de conciencia y reconociste la culpa.
Un abrazote.

Josep said...

Me he explicado mal, Antonio: la he visto dos o tres veces, y nunca me ha impresionado demasiado: se me hace larga.

Claro que también discuto -todavía hoy- con mi padre sobre la supuesta grandeza de ese retaco que con tres películas alcanzó la fama: suerte tuvo de morir joven James Dean y de su gran amistad con Liz Taylor.

(Los palos por lo que he rematado que sean aparte, por favor)

Un abrazo.

ANRO said...

Bueno, bueno, Josep, una cosa es discutir con tu padre sobre una peli y otra no verla porque le guste a tu padre. Queda perfectamente explicado y es muy lógico.

Ja, ja, ten cuidado con lo que dices del retaco, más de una te puede clavar las uñas por esa blasfemia cinéfila.

Está claro que James Dean no pudo demostrar su valía interpretativa. Su pose rebelde fue muy similar en las tres pelis (y media) que interpretó. Su muerte lo convirtió en icono y de ahí no ha salido.
Hay tropecientas biografías de este chico, que querámoslo o no forma parte de la historia del cine.
La más interesante es una de Donald Spoto, pero también son muy interesantes "The Mutant King" y "The Boulevard of Broken Dreams". Probablemente un día me pondré en la tarea de contar alguna historia de este personaje.
Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Probablemente esta película no fuese la preferida de mi padre porque yo si la vi. Era difícil no verla con tantos pases televisivos. De cualquier manera, son tantos los detalles que nos cuentas que se hace imprescindible volverla a ver.

Con bastantes años menos me gustó. ¿Me seguirá gustando ahora que obvio hablar de años y utilizo el sinónimo experiencias?

¿Tu post? Tengo la sensación de estar matriculado (a distancia) en la Anro School of Cinema.

Un instruido abrazote.

ANRO said...

Ja, ja, Father me encanta ese sinónimo de años, porque de ese sinónimo cuento un mogollón.
Te agradezco el título, pero quien se lo merece en realidad es Amazón.com cuyo fondo de libros cinematográficos es casi infinito.
Es posible que muchas de estas pelis hayan envejecido. Ocurre como con las personas, unos llevan mejor los años que otros. Lo mejor para volver a ver pelis como "Gigante" es colocarnos en su tiempo e indagar y ver todos los aspectos, incluso el histórico. Una obra de arte se valora mucho más a nuestros ojos cuando conocemos todos los entresijos de la misma, igual las pelis.
Un abrazote.

Vivian said...

Me encantan estas entradas tuyas sobre la historia detrás de la historia en las películas, la de cosas que descubro.

Me llamó la atención que se pensara en Audrey Hepburn, mira que la admiro, te consta, pero en este papel no la termino de ver, tal vez porque tengo muy en mente la interpretación de la Taylor y me cuesta imaginar a otra actriz en su papel, eso sí, a la que no veo para nada es la Kelly, que siempre me pareció más guapa que buena actriz.

Opino como David que a mí también me parece una película más mítica que grande, no la veo como una obra maestra, pero sí como una gran película que merece un lugar en la historia del cine y que cualquier cinéfilo que se precie debiera ver.

Respecto a los actores, me quedo más con Dean que con Hudson, éste último nunca ha sido santo de mi devoción como actor, he de confesar.

Una gozada leerte, una grandísima entrada sobre una gran película ;)

Un abrazo muy fuerte

Sr Blas said...

Enhorabuena maestro, no has perdido las facultades a pesar de los litros de cerveza que intuyo te ha metido entre pecho y espalda en Irlanda. Que envidia me das, que bien te lo montas.

ANRO said...

A mí lo que me parece muy divertido es la elección de Burton y su honesta renuncia al papel de Bick Benedict Jr. Estoy con él en que elpapel de texano le caía grande.
Lo dela Kelly no se , no se...quizá demasiado rubia y "porcelanosa" para un paisaje tan rudo.
Definitivamente "Gigante" es más mítica que realmente una buena peli, pero sigue gustando mucho.
Un abrazote.

ANRO said...

Hombre, Blas, se hace lo que se puede. En los tiempos que corren hay que aprovechar todos los minutos. Pero sí aun aguato el tipo.
Un abrazote.

Manuel Márquez said...

Compa Antonio, no deja de impresionarme tu sapiencia cinéfila. Y no le transfieras tus méritos -que tuyos son- a los de Amazon, que ellos se limitan a suministrarte camisetas y zapatillas: el que corre los maratones, eres tú, y lo haces con una tremenda calidad. Por cierto, una pena no manejarse en inglés, porque lo que está claro es que esta abundantísima y riquísima bibliografía sólo está disponible, en un gran porcentaje, en la lengua del imperio. En fin...

Felicidades, un fuerte abrazo y buena semana.

ANRO said...

No me pongas colorado Manolo, lo que ocurre es que uno tiene ya la tira de años y según dice el refrán más sabe el diablo por viejo que por pellejo, je, je,.Pero me agrada mucho que los amigos podamos compartir esta afición tan bonita.
Si, es verdad y en cierta forma tiene su lógica, que toda la bibliografía más extensa esté en inglés. Al fin y al cabo la industria del cine como tal se fue para el mundo anglosajón. ¡Qué le vamos a hacer!
Un abrazote.