Wednesday, March 3, 2010

ERASE UNA VEZ UN MUNDO MUY MUY LEJANO

Hubo en un tiempo un pais llamado España donde el gigante Caramanca se comía todo lo que se vendía en las tiendas de "ultramarinos" ( nada de supermercados, esa palabra no existía) y los niños pasábamos hambre de verdad aunque la paliabamos con las frutas que los más audaces cogíamos de los árboles y con el queso americano (una especie de queso de bola que no estaba mal). Soñábamos, servidor al menor, con un pais encantador donde nunca se cortaba la luz, donde la gente cada vez que tenía que comer abría una puerta blanca y sacaba de ella botellas de leche perfectamente limpias y preciosos pasteles de manzana. Un pais donde nunca se pasaba frío y donde había mujeres hermosas que siempre estaban pendientes de sus hijos.
España, el pais donde transcurría nuestra oscura realidad estaba dominada por la bruja Pelocha y el gigante Caramanca.

Perdonadme esta entrada, un tanto dramática, pero se me ha ido la olla cuando decidí escribir sobre la primera película de dibujos animados de Europa, sí habeis oído bien, la primera de España y de Europa que se llamaba, como no podía ser de otro modo "Garbancito de la Mancha".
Este cuento animado, que presumo, ninguno de los que me leeis habreis visto y que servidor de ustedes tuvo, es posible que mi hermana todavía lo conserve, un maravilloso album de cromos con todas las escenas de esta película.

"Garbancito de la Mancha" fue una producción de Jose María Blay y dirigida por Arturo Romero que fue uno de los grandes éxitos infantiles del cine de los años cuarenta en España. Nos cuenta la historia de Garbancito, un chico que vive feliz y contento en una granja de un pueblo de La Mancha. Allí vive dedicado a sus animalito y al cuidado de su huerto. Su mascota es una preciosa cabra llamada Peregrina. Garbancito sufre el acoso de tres desaprensivos niñatos del pueblo llamados, Pelanas, Manazas y Pajarón, que siempre salen chafados por sus torpezas. Pero un día dos amigos de Garbancito, Chirili y Quiriqui son raptados por el gigante Caramanca. Garbancito, emulando a su ilustre predecesor Don Quijote jura a la madre de los niños que él los rescatará. Naturalmente la magia de un hada bondadosa entra en juego y le entrega una espada milagrosa con la cual vencerá, cómo no al gigante y a su aliada la Bruja Pelocha.

Por aquellos difíciles tiempos (para todo) el régimen franquista concedía dos o tres permisos de importación de películas extranjeras por cada una que se produjera en España. Jose María Blay junto con el escritor del Movimiento Julián Pemartín consideraron que producir una película de dibujos animados les permitiría importar, para su exhibición, unas cuantas películas americanas, que siempre eran negocio saneado.
Pero no hubo pocas dificultades para llevar a cabo el proyecto. Se contaba, en principio , con un presupuesto de dos millones de pesetas, una barbaridad para la época. Pero Europa estaba en guerra. Parte del material pedido a Suiza se perdió durante un bombardeo y era una pesadilla cada vez que se mandaban negativos para positivar a los estudios Dufay del REino Unido. Finalmente todos los temores se eclipsaron cuando la película se estrenó en Barcelona en el año 1945 con un notabilísimo éxito.

Naturalmente la crítica del Régimen fue más que complaciente ya que la película ponía de relieve todos los "valores" del glorioso movimiento nacional y Garbancito esgrimía el nombre de Dios en su cruzada contra el mal.
Estoy absolutamente seguro de que este "encantador" film de dibujos animados patrios ha debido de envejecer de forma absolutamente frenética y que cualquier niño de ahora no podría resistir ni dos minutos de visión. El "bueno" de Garbancito es poco menos que "el repelente niño Vicente" por sus bondades blandengues. Encima el niñato se permite decirle a la bruja Pelocha lindezas del estilo de "Vieja asquerosa".
Hay detalles sonrojantes que los dibujantes tuvieron que bordear para que la censura no interviniera. La cabrita Peregrina es una especie de fenómeno animal ya que carece de ubres.

Al margen de todo ésto no hay que olvidar que nos encontrábamos en el año 1945, año en el que toda Europa estaba asolada y España vivía la triste y obscura realidad del caudillaje de aquel individuo bajito. Los niños no captabamos aquellos sutiles detalles y cuando entrábamos en el cine era atravesar la puerta para un mundo muy muy lejano.

17 comments:

David said...

Joder, Anro. Qué inicio más crudo para una entrada sobre una película infantil. Me alegra saber que la situación ha cambiado bastante.
Esta no la apunto en mi lista, que ya es muy larga con la última de Crowley (ja,ja).
De todas formas, no fue la primera película de dibujos animados en Europa (sí la primera en color, me parece).
Esta la hubiera tenido que ver obligado (y encantado, por otra parte) si hubiera salido un proyecto que preparé hace muchos muchos años para una serie documental sobre la Historia del cine de animación. Peeerooo... en fin...
Me ha gustado mucho tu entrada. Llama a tu hermana para decirle si todavía conserva el album.
PD: Este fin de semana veo la peli de Lubitsch, Laughton, Cooper y cia. Hay que ir acortando la lista (je,je).
Un abrazo.

FATHER_CAPRIO said...

El mundo de los post es como el fabuloso mundo del circo. ¡Tatatachan! De El Profeta a Garbancito de la Mancha, doble salto mortal con tirabuzón incluido y sin red...

En serio, no la vi de niño porque ya empezaban a echar algunas de Marisol y de Garbancito no tenía la más mínima idea. Pero bueno, no está de mas saber que en algo fuimos los primeros (en realizar una de dibujos animados en Europa)a pesar del bajito.

Interesantes tus observaciones sobre las cuotas de pantalla y el apoyo al cine español. Quien quiera ver Gildas que vea primero Garbancitos, sino las únicas Gildas que verá seran las del TBO.

No te digo que la veré, porque no acabo de estar muy convencido.

Un abrazo Cebolleta.

ANRO said...

Dentro de diez minutos cierro definitivamente este trasto para irme a ver a la Roja, tomarme un guisquito y animar al equipo.
Hombre David los tiempos eran así, no había más cáscaras, pero nos la apañábamos, je, je. Ya veo que cogiste la directa que te mandé en la casa de ¨Crowley. Es cierto, fue la primera en color de Éuropa. Llevas razón I'm apologize.

Joder....¿y por que no hiciste ese proyecto, tío?...me asombras.
Sí estoy seguro de que el album lo tiene mi hermana, pero es tan desastre que seguro que lo tiene en algun baul olvidado.

Harás bien en ver esa peli y no seas cafre que solo vas a emplear 88 minutos de tu fin de semana.
Ale, a disfrutar¡
Un abrazote.

ANRO said...

Ja, ja, Father uno ya tiene patente de corso para casi todo. Hombre y si ya veias las de Marisol y Joselito ya peina usted canas, caballero.
Lo del intercambio paraexhibición es rigurasamente cierto y naturalmente las americanas daban perras a porrillo.
En cuanto a las Gildas una pequeña aclaración, no eran del TBO sino del Pulgarcito, que uno coleccionó esos tebeos allá por aquellos tiempos.
Viniendo de tí lo de Cebolleta no me ofende lo más mínimo.
Un abrazote, Ale, me voy a ver el segundo tiempo del partido y la Roja va ganando por dos a cero.
Oeeee, oeee, !

David said...

¿Por qué no lo hice? ¿Por qué no lo hicieron?
Bueno, pues si tenemos en cuenta que el minuto de animación de Disney o Warner salía a millón de pesetas de entonces... Y aún así se intentó...
Se pidió subvención a Proyecto Media de Europa o algo así.. Per sin subvención, no había nada que hacer.
Lo que más recuerdo de aquello fue el diálogo que tuve con uno de la productora con las tarifas Disney y Warner.
- Un tonto: Pero, ¿por qué piden tanto? ¿No se dan cuenta de que es un proyecto que recogería su historia y esto y lo otro...?
- El de la productora: Tú quieres ganar dinero con esto, ¿no?
- Un tonto: Eeeeh, sí.
- El de la productora: Pues ellos también.
Lo que pasa es que a pesar de que obviamente quería ganar dinero, lo que de verdad quería era ver todas aquellas películas y cortos de animación, aprender, leer sobre todo aquel período... El dinero era secundario. Ya no soy tan tonto, pero para la mierda que gano reciclando papel y cartón... En fin, dejémoslo que por lo menos ni yo ni los míos pasamos hambre. Un abrazo.

mi nombre es alma said...

Vengo de ver a la Roja y me alegra decir que ahora nuestro garbancito de la Mancha le da de maravilla al balón.

Un abrazo

Josep said...

¡Pero bueno! ¿Esto que es? ¿Un grupito de futboleros o un grupo de cinéfilos?

No te digo: resultados en "tiempo real"... :-)

Recuerdo haber visto esa película en la tele hace la tira de tiempo, en riguroso blanco y negro, ya ves... y poco más.

Lo de las cuotas fue un invento proteccionista que, a poco que nos descuidemos, la González Sinde instaurará en beneficio de los genios patrios, me lo veo venir...

¿Dos cero?¿A los franchutes?¿A ése equipo con una media de edad de casi cuarenta? Vaya pandilla vagos...

Un abrazo.

ANRO said...

Pues la verdad DAvid que fue lamentable que no pudieses hacer ese proyecto sobre el cine de animación hubiese sido la mar de interesante. Tengo en cartera algunos apuntes para hablar sobre Max Fleischer y sobre la peli animada de "El Señor de los Anillos". Hay cosas interesantísimas en el mundo de la animación que no todo son Disneys o Pixar.
Un abrazote.

ANRO said...

Viste qué maravilla de partido, Alma, me he puesto ronco de tanto gritar pero estos tíos se merecen que en el mundial aupen la copa. Sería la releche. Pues mira el garbancito se lo han puesto a los gabachos.
Un abrazote.

ANRO said...

HOmbre Josep cómo no emocionarse con un San Andres Iniesta, o un Xavi Alonso o con el Niño....y eso que solo era un amistoso, pero los gabachos se merecían esa derrota.
¡¡2 a 0!!

Pues ya tuviste suerte de ver esa peli en blanco y negro en la tele. Debió de ser hace siglos. De todas formas es una curiosidad historica. Hoy no valdría la pena verla salvo como mero material de estudio.

Si la Sinde no va por buenos caminos y me parece que su amiguismo con algunos "artistas" se le ve el plumero.

Un abrazote.

Manuel Márquez said...

Por partes, compa Antonio (y buenos días...).

Sección cine: de la peli había oído hablar, tenía alguna referencia somera, pero nada que ver con tu (como siempre) documentadísima y nutritiva reseña. Una vez más, gracias por ilustrarme (a la par que entretenerme, como al resto de compas que por aquí pululan...).

Sección furgol: no ví el partido, pero dado el nivel que la selección española viene exhibiendo últimamente, no me sorprende que se le diera un buen baño a los franceses (y vaya gustazo, oiga "usté", después de tantos refregones...). España es la gran favorita para llevarse el próximo Mundial, pero, ojo, la última vez que la gran favorita para ganar un Mundial fue una selección que nunca lo había ganado, se dio en 1954, con Hungría. Y ya sabemos cómo acabó aquello. Pero, en fin, mejor no especular, y esperar (y disfrutar) con lo que pase. Ya hablaremos de ello (con permiso de Josep, claro...).

Un fuerte abrazo y buen día.

abril en paris said...

¡ Qué curiosidades se ven por aqui !
Y cómo ha cambiado el panorama patrio...
Bueno es saber lo que se hacia y veia.
Hay que conocer la historia, sobre todo para no repetirla..je je
De "furgol" no estoy muy al dia y por tanto me siento como una intrusa en vuestra charla. Pero ¡ Aupa Spain que is diferent !! ;-))

Un saludo cariñoso

Crowley said...

Anro... me descubro ante la audacia de publicar este post y ante la genialidad que transmite. Duro y tierno por momentos. Huelga decir que a pesar de conocerla de oídas, jamás la vi, pero me ha encantado leer tus sensaciones sobre la misma.
Un abrazo

ANRO said...

No me puedo creer Manolo que no vieras el partido de la Roja contra Francia, cachi en diela!! Pues te perdiste un partido fenómeno en especial la primera parte. La segunda fue un poco más jodida Yo tengo absoluta confianza en que La Roja va a llevarse la copa del mundo. Lo tiene que hacer por obligación porque sino el banco donde tengo las perras no me da el 4 por ciento.

No le pongas esta peli que comento a tu chavea porque entonces cuando tenga 18 años vendrá por aquí a arrearme con un palo en la cabeza.
Un abrazote.

ANRO said...

Tienes que perdonarme Abril por traer una entrada que seguro se remonta tres veces tu edad o casi pero tenía ganas de comentar algo diferente.
Otro día contaré algo más sabroso incluyendo una foto de servidor.
Un abrazote.

ANRO said...

Crowley, ya sabes que se me va la olla de vez en cuando, pero no está de más contar viejas historias. Como dice Abril es necesario saber qué pasó para que no vuelva a ocurrir.
Me alegra muchísimo saber que estas historias os divierten.
Un abrazote.

Gloria said...

¡Pues yo si que recuerdo haber visto Garbancito! Cuando yo era muy pequeña la pasaron alguna que otra vez por la tele... de los pocos largometrajes que se emitían entonces por televisión, aparte de los de los hermanos Fleischer. Pero bueno, entonces los dibujos los daban por la tele con cuentagotas.

Lo de subirse a los arboles para robar frutas también me lo había contado mi padre... anda que no se pasaba jambre" entonces (pero eso si, eramos la reserva espiritual de Europa y del sistema solar hasta la nube de Oort ¡Toma!)

Ay David, que pena lo de tu proyecto... Yo pienso que los "poseedores de derechos" a veces son de un "furro" y un analfabestia que espanta, pero son gente tan pobre que sólo tienen dinero : hace poco vi en dvd un documental de los 70 sobre Laughton y me extrañó que apenas salían clips de películas americanas... Yo pensaba que sus autores les había dado un ataque de patriotismo y por eso sólo ponian fragmentos de películas británicas de CL...

Pues resulta que no era eso: es que los poseedores de los derechos de las películas americanas (que si se veían en la emisión original del documental), pedían una pasta para que esos fragmentos fueran utilizados si ese documental se editaba en DVD... resultado, los chicos de Criterion, con muy buen criterio, decidieron prescindir de esas escenas, que bastante hacen ya reeditando clásicos del cine de manera exquisita.

Lo que no se dan cuenta los Furros de las multinacionales es que si hubieran permitido a Criterion incluir esos clips por un precio razonable, o incluso gratis, eso hubiere sido PROPAGANDA de unos films que están en su poder, y que de esa manera, se promocionan... Pero esos usureros, amparados por la ley del capullo de Sonny Bono, son incapaces de verlo, porque son FURROS, FURROS y FURROOOOOS!

Que disfrutes de "Si yo tuviera un millón", que además tiene la gracia de ser una "pre-Code"