Monday, March 8, 2010

UNA MUJER CON MUCHISIMA MALA SUERTE

Juro por mi honor que no sé cómo he llegado hasta aquí. Quiero decir que me encuentro en el palco de un lujosísimo teatro. Las luces se están apagando con suavidad y una gran cortina roja de terciopelo deja paso a una pantalla blanca donde comienza a proyectarse una película. El título de esta película es "MADAME BOVARY".
Asisto encantado a esta historia dirigida por Vincente Minnelli que comienza en una sala de justicia francesa donde comparece el escritor Gustave Flaubert, acusado de inmoralidad por su novela "Madame Bovary". El escritor (James Mason) se defiende contando la historia de su heroína.
La siguiente secuencia transcurre en una noche de tormenta, cuando el doctor Charles Bovary (Van Heflin) es llamado con urgencia a la granja Roault para atender a un accidente. Allí el doctor conoce por primera vez a una muchacha llamada Emma (Jennifer Jones) de quien se enamora de inmediato.
Ese primer encuentro entre el doctor y la chica desemboca en una sencilla boda campesina, tras la cual el matromonio Bovary se instala en Yonville. Emma, la mujer sencilla, que ha crecido en el campo encierra dentro a una burguesa con ansias de sobresalir. Gracias a unos pagarés que firma decora su nuevo hogar. También asiste a las fiestas organizadas por los prohombres del lugar, entre los que se encuentra el marqués de Adervilliers. Emma vive en euforia, pero queda embarazada. Desea con todo su ser que nazca un varón, pero finalmente nace una niña, primera desilusión.
Emma se aburre en Yonville, pero se entusiasma cuando recibe la invitación del Marqués de Andervilliers para una fiesta. Para ello adquiere un lujosísimo traje que aumenta su ya abultada cuenta con su proveedor Lheureux. La belleza de Emma causa sensación sobre todo en el atractivo Rodolphe Boulanger, pero el matrimonio tiene que marcharse porque el Doctor Bovary ha bebido demasiado. y Emma humillada y desilusionada tiene que llevarle a casa.
Naturalmente Emma comienza un romance con Rodolphe e incluso hace planes para huir a Italia con su amante. El día previsto para la partida, la diligencia no se detiene junto a la casa de los Bovary y Emma recibe una nota de Rodolphe donde éste le comunica que está arrepentido de hacerle esa faena al doctor Bovary. Emma desesperada trata de tirarse por la ventana, pero su marido se lo impide.
Para curarla de la depresión el doctor lleva a Emma a la ópera de Rouen donde se encuentra con el notario León Dupuis. Emma insiste en quedarse unos días en Rouen y allí acaba acostándose con el notario.
Cuando Emma regresa a YOnville Lhereux le presenta cuentas y le exige que pague sus deudas. Ella firma un papel falso y cuando acude al notario para que le ayude éste le dice que él es solo el pasante y que no puede hacer nada por ella.
Acosada y sin posibilidad de solucionar el problema de sus deudas y con la casa a punto de ser vendida Emma decide beberse una botella de arsénico. Finalmente muere en brazos de su marido. Su mala cabeza y su mala suerte la han vencido.
La película termina en la misma sala del juicio donde empezó. El escritor Flaubert jura ante el tribunal la veracidad de los hechos que relata en su novela y consigue ser absuelto.

Una vez terminada la película observo que las luces no llegan a encenderse. La sala permanece en penumbra y por primera vez me doy cuenta de que a mi lado hay un caballero de edad indeterminada vestido de oscuro que me mira con cierta curiosidad. También observo que la sala está completamente vacía ¿qué ocurre?......Recuerdo que hace un par de años mi mujer solía tener cierta facilidad para evocar personajes del pasado y pienso del golpe que ese caballero que espera pacientemente en la butaca vecina es ni más ni menos que el propio Gustave Flaubert. Yo creo que nuestra imaginación puede crear todo aquello que nos propongamos , me dispongo sin más a seguir el juego y me decido a entablar conversación con el escritor.

- Perdone usted mi atrevimiento, Monsieur Flaubert, pero no siempre la casualidad u otra causa nos ofrece la oportunidad de hablar con aquellas personas que vivieron tiempo atrás. Hoy yo puedo hacerlo con usted, un escritor al que admiro y siento curiosidad por algunas cuestiones relativas a su persona. ¿Me permite formularle algunas preguntas?
- Faltaría más. Estoy a su entera disposición, siempre y cuando las luces de esta sala permanezcan en penumbra- me contesta con amabilidad y para mi sorpresa a pear de hablar en un francés precioso, inmeditamente se transforma, cuando llega a mis oidos, en un castellano perfecto.
- Como es lógico y dado que la película que acabamos de ver basada en su novela comienza por el juicio que le formaron, ¿cómo es posible Monsieur Flaubert que le acusaran de pornográfico, incluso en su época?
- Es cierto que el fiscal , que dicho inter nos, era un poco romo en su intelecto, leyó en voz alta algunos de los pasajes que él consideraba pornográficos. Obviamente la gente que asistía al juicio tomaron un poco a broma lo que el buen señor leía e incluso el juez sonreía benévolamente. Mi abogado alegó que aquellos pasajes eran necesarios y que la moraleja que se desprendía del final de la novela era buena porque Emma Bovary sufría por su mala conducta. Naturalmente los jueces aceptaron la tesis y me absolvieron.
- Pero yo entiendo, y rectifíqueme si no es así, que Enma no muere arrepentida por los adulterios cometidos sino porque ha acumulado tantas facturas que no puede afrontar el desastre que se avecina.
- Lleva usted toda la razón "Madame Bovary" es una historia de mala suerte, más que una tragedia de pasiones. Hay diferencia entre un concepto y otro. En la primera los hechos suceden por azar mientras que las tragedias suceden por los caracteres de las personas. En Emma se acumulan muchos hechos. Fue mala suerte que su marido fuese un tonto redomado. Fue mala suerte que tuviera una niña y no un niño, fue mala suerte que su segundo amante fuera un mezquino y un miserable y fue mala suerte que cuando se dirigiera al cura para pedir ayuda éste fuera un necio y un imbécil y por fin el colmo fue que Rodolphe no tuviera en ese momento el dinero necesario para prestárselo.....

- Si me lo permite Monsieur Flaubert me gustaría hablar de su vida. Hay aspecto de ella que no conocen mis lectores y me gustaría que respondiera a algunas aspectos delicados.

Flaubert sonríe suavemente.

- MOnsieur Anro, como puede comprender no hay ya nada que pueda importarme, puede hacerme las preguntas que considere oportunas.
- Bien. Voy a ser muy directo. Usted se enamoró por primera vez a los quince años ¿Cierto?
- Si mi familia pasaba un verano en Trouville e hicimos amistad con la familia Schlesinger, su joven esposa y su hijo. Maurice Schlesinger era editor de música y su joven esposa me conmovió nada más conocerla. "Era alta , una morena de magnífico cabello negro que le llegaba en mechones hasta los hombros; su nariz era griega, sus cejas altas y admirablemente arqueadas, su piel brillaba como si estuviera empapada en oro, era esbelta y exquisita".....

- Pero Monsieur Flaubert usted tenía quince años y ella veinteiseis ypara colmo ella tenía un niño pequeño al que aún daba el pecho.

- Es cierto pero ella parecía saber los sentimientos que recorrían todo mi cuerpo y toda mi alma. Cuando se sentaba junto a mí rozaba su hombro con el mío y a veces sus manos buscaban las mías causandome una desazón dolorosa

- ¿Que fue de aquella pasión?

- El verano llegó a su fin y los Schlesinger volvieron a Ruan y yo volví a la escuela. Por entonces escribí un libro que se titulaba "Memorias de un loco" en las que narré mi dolorosa experiencia amorosa de aquel verano.

- Perdone que insista, pero su affair con Elisa tuvo una continuación ¿No es cierto?
- En efecto, mis biógrafos no se han puesto de acuerdo con lo que realmente ocurrió entre Elisa y yo, pero creame que Elisa nunca le fue infiel a su supuesto marido.
- ¡Cómo que supuesto marido! ¿Qué quiere decir con eso?
- Mire usted, cuando yo conocí a Elisa en 1836 yo creí, como todo el mundo que era la esposa de Schlesinger, pero no era así. Ella había estado casada con un tal Emile Judea, que por fraude se había visto envuelto en varias dificultades. Schlesinger, que estaba prendado de Elisa, propuso a Judea entregarle todo el dinero para eludir el procesamiento con la condición de que abandonara Francia y renunciara a su esposa. Cuando en 1840 murió el tal Judea los amantes pudieron al fin casarse. Curiosamente Elisa siempre amó al miserable de Judea y aunque Schlensinger no le fue fiel a mi querida Elisa ella nunca le engañó y por supuesto, como relato en "La Educación Sentimental" aquella hermosa mujer nunca fue mi amante.

¿Llegó usted a conocer alguna vez el trágico final de Elisa?
- No- y un suspiro se escapa del pecho de mi entrevistado- pero dada nuestra condición que nos coloca más allá del tiempo le diré que un año despues de mi muerte corporal mi amigo Maxime duCamp pasaba un verano en Baden. Un día que salía de caza pasó cerca del manicomio de Illenau. Las puertas estaban abiertas para que las internas pudieran dar un paseo. Cual no sería su sorpresa cuando una de aquellas mujeres le sonrió y le hizo una reverencia. Du Camp se sorprendió, pero inmediatamente conoció, a pesar del tiempo transcurrido a Elisa Schlesinger.

Las luces de la sala comienzan a parpadear y la figura que hay a mi lado comienza a parecer desavaída y casi sumida en sombras.
¿Es cierto Monsieur Falubert que Elisa fue su Madame Bovary?

La voz de Flaubert se desvanece por momentos pero aun puedo oirle.
- Amé a Elisa durante 35 años y cuando a esas alturas de mi vida le escribí mi única carta le decía" "Mi antiguo amor, mi única amada".....Lea usted el último encuentro entre Madame Arnoux y Frederic Moreau en la "Educaciòn sentimental" y nos verá a Elisa y a mí retratados....
Quedan en mi boca multitud de preguntas, pero Gustave Flaubert se ha marchado con la luz., y con ella esa maravillosa sombra literaria.

Cuando me levanto del palco un empleado del cine se dirige a mí con cierto mal humor. Le miro con desprecio y le digo "¡Qué sabra usted por qué he permanecido aquí! ¡Hágame el favor de no ensuciar los sueños!. El tipo me mira extrañado y hace un gesto como diciendo ¡Vaya tipo raro!
......................................................................................................................................................................

Para aquellos lectores que no lo sepan he copiado el estilo que mi Lola empleó en alguno de los post de este blog que ella escribió long long time ago. A su vez esta modalidad literaria es fruto de las maravillosa "entrevistas históricas" que la estupenda revista "HISTORIA Y VIDA" publicaba hace al menos veinte años, escritas por el inolvidable Nestor Luján.






21 comments:

Scotty said...

Anro, quedo maravillado de tu relato, impecable en forma y estilo. Supongo que "tu Lola" es tambien una gran escritora si confiesas su influencia. Seguramente Flaubert hubiera contestado así a tus preguntas.

Hace apenas un año que leí Madame Bovary y busqué por mis estanterías las dos versiones al cine más famosas de la novela, la de Minnelli y la de Claude Chabrol.

Encontré algo rancia la de Minnelli y mucho más realista la de Chabrol, pero hay que tener en cuenta que los primeros cincuenta y el Hollywood de la época no daban para muchas libertades y osadías. De haber estado allí, Flaubert hubiera dicho que que aquello era Hollywood comparado con el IXX, jajaj!.

En mi blog puse un comentario referido a esa experiencia mía que está bajo el título de Madame Bovary, en "peliculas comentadas..." No sé cómo se verá leído ahora. Creo que voy a darle un vistazo intentando no sonrojarme.

Un abrazo.

abril en paris said...

¡ Triste historia la de Emma Bovary ! ¡ pero que forma más interesante de contarla creando un personaje con tantos problemas de conducta sin juzgarla ..! Y qué delicia leer tu narración, hablando con el autor ! ..;-))

David said...

Anro...Confieso que no he leído nada de Flaubert y encima esta es una de las de Minelli que me falta por ver.
El post magnífico...Pero cuando Flaubert dice que tuvo la mala suerte de tener una hija (eso no es mala suerte, por Dios!! Aunque claro, si habla desde aquella época, me callo).
Por lo demás, no tenía ni idea de la historia de Elisa que cuentas. El final que cuentas me ha parecido triste y hermoso al mismo tiempo. Me ha gustado... Y Minnelli me encanta. Hace unos años dieron un ciclo y me tragué todas, pero ésta no la pusieron. Tampoco he visto (a ver si la cojo) la de Cabin in the sky (la primera suya, si no recuerdo mal).
Un abrazo.

David said...

Me refiero al final de Elisa, con lo de la reverencia. Esto de escribir rápido...

alicia said...

Mientras Lola no te haga pagar coypright por la idea, Antonio, no pasa nada. Me ha gustado la idea, y reconozco que me gusta mucho la versión de Minelli de Madame Bovary, que pese a estar rodada en blanco y negro ya presagiaba el buen gusto por el color de su director. Por cierto, muy apropiada también tu elección, coincidiendo prácticamente con el día de la mujer trabajadora.

sé de cine said...

Exelente el post y qué linda forma de presentarnos a Flaubert. En el colegio siempre nos hacían leer sus poemas en Las Flores del Mal, cómo hubiese disfrutado que me lo presentasen de esta forma!
Madame Bovary lo leí de muy chica porque encontré el libro en la biblioteca de mi casa. Creo que es una buena oportunidad para releerlo. Un saludo.

ANRO said...

Se me quedaron muchas preguntas en el teclado,Scotty, pero quise resaltar las más interesantes de la vida sentimental de Flaubert. Más que escritora, mi Lola es una mujer de grandes ideas. Muchísimo de lo que ahora gozo se lo debo a ella.
Hay tres versiones de "Madame Bovary", la que tu citas de Chabrol, una de REnoir y la de Minnelli. Es cierto que a Minnelli le pusieron muchas trabas, pero la escena del baile es cojonuda.
No te sonrojes por nada, amigo, todo lo que escribimos bien escrito está y punto.
Un abrazote.

mi nombre es alma said...

Casi siempre es la mala suerte y no el arrepentimiento o el castigo de dios el que impide los propósitos de las personas, ya no digo solo en los libros, también en la vida real.

Me gusta esta manera de contar los entresijos de la historia.

Un abrazo

ANRO said...

Verdaderamente es una triste historia de la Emma, Paris, era la época en la que la mujer no tenía prácticamente ningún derecho. Hoy seguramente ella hubiera encontrado otro camino diferente para encauzar su vida.
Me alegro que te hay gustado mi forma de contarlo.
Un abrazore

ANRO said...

DAvid, te aseguro que "Madame Bovary es una gran historia y da gusto leerla. Te aseguro que no es para nada aburrida.
Emma Bovary esperaba con ansia un hijo, pero tuvo una hija y tal vez por verse reflejada en ella no la quiso. Eso fue una mala suerte para ella.
La historia de Flaubert con Elisa tiene lo suyo y realmente el final de Elisa fue tambien bastante triste.
La versión de Minnelli de la novela es bastante buena en especial la escena del baile. Esa es genial.
Un abrazote

ANRO said...

Menos mal que Lola no me va a hacer pagar copyright, Alicia, es un alivio. Fue una casualidad que este post coincidiera con el día de la mujer trabajadora. Hoy la historia de Emma hubiera ocurrido de otra forma.
Un abrazote.

ANRO said...

Bienvenida amiga y gracias por agregarte a la mesa de amigos. La novela de Emma Bovary es muy buena y se puede releer hoy de forma muy agradable.
Me tienes que perdonar si te corrijo en lo de las "Flores del Mal" que no son de Flaubert sino de Baudelaire
Un abrazote.

ANRO said...

Llevas toda la razón, Alma, eso de achacarle a dios o a lo que sea los males o los bienes de uno es una solemne tontería.
Muchas veces es la mala suerte o bien que nosotros la llamamos.
Me alegra cuando los amigos están de acuerdo contigo.
Un abrazote

Susy said...

Magnífica entrada, fue un libro que me leí un par de veces en la adolescencia y luego en el cine.

ya sabes que Flaubert decía eso de "Madame Bovary soy yo», no sin fundamento si nos atenemos a su propia biografía.

Un abrazo.

Josep said...

Pues yo creo que Lola debería obligarte a cocinar y a lavar los platos, por lo menos, y me quedo corto...

Poco más puedo decir, ya que ni he visto la película ni he leído el libro, aunque eso sí, tu composición me anima a enfrentarlos tan pronto como pueda.

Un abrazo.

1600 Producciones said...

SISISI!!!! qué lindo escrito para una historia igual de buena!!!

Un lujo leerte de nuevo, prometo tratar de ponerme al día amigo!!
(veo que el año te tiene a toda marcha)

Saludos sureños

ANRO said...

Sí Susi, esa frase tan rara la dijo el Sr. Flaubert:"Madame Bovary soy yo", pero nunca le he encontrado una significación razonable. ¿Trataba de justificarse? o bien ¿siendo obra de ficción estaba justificada la posible pornografía de la misma?....De cualquier forma es un libro que representa una delicia leer.
Un abrazote.

ANRO said...

No seas abusador Josep. La Lola y yo hacemos todo al fifty - fifty, incluído el lavado de cacharros y demás.....bueno, casi todo.

Te voy a poner un correctivo y va a ser menester acordarse en Sant Jordi por esas carencias. No está nada bien que no hayas leído ese libro, amigo mío, y la peli de Minnelli tiene momentos delirantes.

Venga, venga....a ponerse al día y a dejar de ver pelis chorras, que luego pasa lo que pasa.
Un abrazote.

ANRO said...

No sabes lo que me alegro de tu vuelta 1600 y primero que todo darte a tí y a todos tus paisanos una sentida y emocionada felicitación por haber conseguido el oscar con esa maravillosa peli argentina. "El Secreto de sus ojos" es una magnífica película, quizá una de las mejores que he visto en la temporada. ¡A seguir por el buen camino!

Gracias por tus ánimos para con mi blog. De verdad que cada día que pasa me alegro que los amigos pasen un buen rato con lo que intento transmitir. ¡Buen rollo y buen feeling!

Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Es cierto, Madame Bovary tuvo mala suerte y Flaubert muy buena. Si en vez de "conocerte" en esa especie de reunión espiritista y bastantes años a posteriori, te conoce en tiempo real seguro que le quitas el sitio y hasta escribes tu su obra magna.
Diras que exagero. Es cierto. Pero también es cierto que me ha gustado esa forma de escribir y acercarnos al mundo de la cultura en sus mas íntimas y desconocidas raices.

Un abrazo.

ANRO said...

Father, aunque exageras te agradezco que te guste esta forma de presentar a los clásicos. Hay muchos esperando cola y espero que todos pasemos un buen rato conociendo entresijos de estos personajes.
Un abrazote.