Tuesday, July 20, 2010

AÑO DE PUÑETAZOS Y MISERIAS-CUATRO

La vida avanzó un nuevo paso en mi devenir. A mis tres añitos de aquel 1947 comenzaba a darme cuenta de todo lo que sucedía a mi alrededor. Obviamente no llegaba a entender porqué mi padre daba aquellos gritos desencajados, porqué mis hermanas mayores (hermanastras del primer matrimonio de mi padre) lloraban y porqué uno de mis hermanastros salía de mi casa rumbo a un sanatorio antituberculoso.
Todos aquellos desagradables incidentes no me calaban demasiado. Yo era una especie de gato que se perdía por las inmensas y laberínticas estancias de nuestra casa o cuando no , jugaba con mi hermano mayor (ya hablé de él en un post) a diseñar grandes batallas con soldaditos de papel.

En España y en el mundo ocurrían cosas muy graves, pero también se encendían luces culturales que paliaban débilmente las barbaridades que se habían perpetrado a todo lo largo y a lo ancho de nuestro castigado planeta.

Miles de personas se conmovían con el sobrecogedor relato de una joven judía llamada Anne Frank, su diario y su muerte en un campo de concentración nazi, llenaba los ojos de lágrimas e inflamaban el corazón de indignación.
Jack Kerrouac iniciaba su famoso viaje que daría lugar al famoso "On the Road", Camus publicaba su célebre novela "La peste", Thomas Mann daba a conocer su magna obra, una de las novelas más sólidas del siglo XX "Doctor Faustus" y un joven Tennesse Willians presentaba en Broadway su celebérrima "Un Tranvía llamado Deseo", dirigida por un Elia Kazan en estado de gracia.
Naturalmente estos eventos culturales no tenían eco alguno en las sólidas paredes de nuestra casa, y también me refiero a la casa española que aquel año por obra y gracia del ungido de dios Paquito Franco fue declarada "Reino", pienso que por entonces el hombre estaría rumiando la posible ascensión al trono de su hijita del alma, la ínclita Carmencita.

Hubo dos hechos que yo considero muy importantes aquel año. Uno de ellos fue la travesía del "Exodus" hacia Palestina, prólogo (no sabemos si acertado o funesto) para la futura creación del estado de Israel. El barco que en principio se llamaba President Warfield fue vendido a la Potomac Shipwrecking Co de Washington, que actuaba como agente del grupo político judío Haganah. El barco partió del puerto de Baltimore el 25 de Febrero de 1947 portando la bandera del brazo militar de Haganah y bajo el mando del capitán Ike Aronowicz. Tras su paso por el puerto de de Sète en Francia el barco pasó a llamarse "Exodus", el cual con 4.515 pasajeros arribó al puerto de Haifa el 18 de Julio de 1947.....lo que ocurrió a partir de entonces fue contado con mayor o menor verosimilitud por el director Otto Preminger en su célebre película "Exodus" y desde entonces aquel punto del oriente medio se convirtió en un polvorín que no sabemos muy bien del todo cuando estallará.

El segundo y lamentable hecho (que por cierto tiene mucho que ver con la película que vamos a ver) es el comienzo del "Second Red Scare" o la tormenta del Terror Rojo que duró desde aquel 1947 hasta bien entrado el 1957.
América se puso histérica a consecuencia de varios sucesos. En cierta forma había razones para ese temor, seamos francos. La Rusia Soviética (nada inocente en esta ola de terror) se había anexionado a todos los paises satélites del Este de Europa. Berlín Este se cerró a cal y a canto, estallaba la guerra civil en China con Mao a la cabeza, y la guerra de Corea prendía al norte del Pacífico, muy cerca de Japón. A todo eso se sumó la machada del gobierno soviético, que declaró a bombo y platillo que tenía un ejército quintacolumnista que había escalado incluso a puestos del gobierno de los EEUU.
El presidente Truman estalló y el Senador Joseph McCarthy encendió todas las alarmas para que todo aquel que no fuera americano con pedigree fuera defenestrado, especialmente en el mundillo cinematográfico que era donde se escondían más rojillos. Todos sabemos la historia que sucedió a este principio.

Dije antes que esta película que vamos a ver tenía mucho que ver con "el terror rojo" y ¡vaya si lo tiene! Tanto Rossen, el director; como Polonski, el guionista; como Garfield, el intérprete fueron llamados a declarar a la HUAAC , saliendo todos ellos malparados en uno u otro sentido.

Pero antes de entrar en materia tengo que decir que aquel año de 1947 fue pródigo en buenas películas. David Lean presentaba "Great Expectations", sobre la novela de Charles Dickens. Henry Hathaway nos regalaba a un depravado Richard Widmarck en "El beso de la muerte". Deborah Kerr estaba para comérsela, a pesar de sus hábitos monjiles, en la producción de Michael Powell "Black Narcissus". El neorrealismo tomaba plaza en Italia con "El Limpiabotas" la primera película que consiguió un oscar especial de la academia, siendo precursora de lo que más tarde sería el oscar a la mejor película extranjera.

En nuestras radios, el que la tuviera claro está, no sintonizaba la orquesta de Glenn Miller, ni los hits de aquel año, "Always" de Sinatra y "All of me" de Frankie Laine.

Pero mi película de aquel año fue sin duda "Body and Soul", que en España se titulo literalmente "Cuerpo y Alma". Mi descubrimiento de esta pelicula fue sumamente tardío. La descubrí gracias a una colección de VHS dedicada al "cine negro" y que salió de venta en los quioskos allá por los ochenta, creo.
"Body and Soul" es una película de marcado signo social y en la que curiosamente (y eso lo resaltan la mayoría de los críticos) la autoría es más atribuíble al excelente guión de Polonski que a la propia dirección de Rossen. De hecho el final de la película se discutió vehementemente entre director y guionista, siendo este último el que se llevó el gato al agua y el encargo de dirigir "Force of Evil" repitiendo protagonista con John Garfield.
Contra lo que pudiera parecer "Body and Soul" aun siendo una película en la que prima el boxeo como leiv motiv, en el fondo es un triste poema sinfónico de imágenes cuyo hilo conductor es la canción "Body and Soul", que curiosamente no es interpretada por ningún cantante en la película, solo oímos el tema musical de Hugo Friedhofer. La canción, en principio estaba destinada a Getrude Lawrence, pero quien la estrenó fue Libby Holman. El tema en su última estrofa vocal dice:
"My life's a wreck you're making
You know I'm yours for just the taking
I'd gladly surrender
Myself to you, body and soul"

Charley David(John Garfield) es un boxeador que va a luchar en un combate amañado donde tendrá que dejarse vencer para poder ganar un buen montón de dólares. Sin embargo él sabe que puede tumbar al contrario en solo dos asaltos. Su empresario le repite una y otra vez que debe de comportarse como un hombre de negocios y que por tanto tiene que cumplir sus compromisos. El boxeador se queda solo tendido en su camilla mientras dice para sí "Todo lo he desperdiciado....todos estos años".
Se inicia un flash back que nos traslada a una fiesta donde se promociona el político local Jack Shelton (Tim Ryan). Allí está el flamante campeón amateur, Charley, quien recibe el premio de un baile con una reina de belleza llamada Peg (Lilli Palmer). Terminada la fiesta Charley y su amigo Shorty Polasky acompañan a Peg a su casa. Charley presume delante de su compañero e insiste en que Peg le invite a entrar en su apartamente. Ella asiente, pero conocedora de los verdaderos motivos del Charley le hace prometer que se marchará tranquilamente tan pronto Shorty se marche.
Peg vive con una compañera, escultora, Irma (Virginia Gregg) quien bromea con Charley proponiéndolo como modelo. Peg, que no solo es una belleza local, sino pintora e ilustradora, dibuja una caricatura de Charley, que lo representa como un tigre. Como el hombre comienza a ponerse pesado Peg le echa de la casa pero acepta un beso de despedida.

En un local de billares, Shorty habla con un preparador de boxeadores profesionales, Quinn, a quien presiona para que se interese por Charley, éste se da cuenta de que el preparador no está por la labor y sale del local para dirigirse a la pequeña tienda que regenta su padre. Allí estalla una discusión en la que la madre, que odia el boxeo, recrimina al padre que el hijo Charlie no haya recibido una educación correcta. Ella piensa que dedicarse al boxeo es cosa de salvajes.
Charley, enfurecido, le contesta a la madre que él no quiere terminar como su progenitor y que quiere ser alguien en el boxeo. El padre decide darle diez dólares a Charley para que se compre su equipo y se prepare para ser un profesional. Cuando Charley sale de la tienda de su padre un coche se detiene junto a un local de licores adyacente. Alguien arroja un objeto, es una bomba que afecta también al local del Sr. David. La mujer y su hijo encuentra el cadáver del esposo y padre.

Más tarde vemos a Charley en el local de Quin, este provoca en cierta forma que Charley pelee con una promesa del gimnasio y naturalmente le vence. El promotor admite con placer que Charley tiene dinamita en sus puños.
Charley reanuda su relaciòn con Peg. Entre ambos se consolidan lazos. Tanto él como ella tienen un pasado difícil y quieren abrirse paso para dejar atrás las privaciones. En esta circunstancias Charley se entera de que su madre ha tenido que pedir un préstamo a la beneficencia. Furioso le onsta a Shorty que le pida a Quin que le facilite un buen conbate donde pueda ganar mucho dinero. La madre le responde que mejor compre un revolver y se pegue un tiro. El le reponde que tambien se necesita dinero para comprar un revolver. Peg le anima a que se arriesgue en la profesión que ha elegido y le confiesa que le ama.

Las victorias de Charley se suceden, Shorty siempre acompaña a su amigo y Quinn cree que ha llegado el momento de hablar y tratar con el todopoderoso promotor Robert (Lloyd Goff). Charley asciende vertiginosamente y esto preocupa a Shorty quien habla con Peg. "¿Sabes qué están haciendo de Charley?...Una máquina de hacer dinero. Peg cásate con Charley lo antes posible".

Robert, el magnate del boxeo se reune con Quinn y Arnold, representante de Ben Chaplin, poseedor del título. Arnold es reacio a un enfrentamiento entre su pugil y Charley. Tras mucho discutir se decide que la pelea tendrá lugar en dos meses. Arnold pone como condición que no se lleve la cosa a extremos muy agresivos y que el combate se resuelva a los puntos.
Cuando Arnold y Ben se marchan Robert le ordena a Quinn que no se le ocurra decir a nadie que Ben, el actual campeón, tiene una lesión y que Charley se lance a vencer por KO. Quinn dice
- Charley podría matarlo
- El público quiere asesinos- contesta Robert- Charley pega fuerte. Si no lo hiciese, los espectadores creerían que el combate está amañado.

Cuando Robert se entera del compromiso de boda entre Peg y Charley irrumpe en el piso donde están reunidos éstos con la madre de Charley, Shorty, Quinn y Alice, su amiga. Tras una agria discusión en la que interviene Shorty, Charley llega finalmente a un acuerdo con Robert y aplaza su boda con Peg. Ella consiente resignada.

Alice comienza a coquetear descaradamente con Charley pese al disgusto de Quinn. El enfrentamiento entre Charley y Ben se resuelve con una rotunda victoria por KO. Arnold reprocha a Robert haber impulsado ese enfrentamiento suicida. Shorty decide no seguir cooperando con tanta suciedad. El promotor le dice que nunca han sido socios y que el dinero que recibía era un "regalo" de Charley.
En un nigt-club, donde se celebra la victoria de Charley, Shorty le revela la verdad sobre Ben y le echa en cara que colabore con toda aquella corrupción. Robert manda a uno de sus matones que se encarge del inoportuno visitante. Peg es testigo cómo un matón golpea a Shorty y cómo poco después éste muere atropellado por un coche. Peg desesperada pide a Charley que deje el boxeo, pero él está muy orgulloso de su título de campeón, no quiere bajar de la nube en la que se encuentra
- Entonces, Charley, yo no puedo casarme contigo...sería como casarme con Robert- le dice Peg.

Charley sigue su carrera ascendente. Al mismo tiempo frecuenta ambientes nocturnos con Alice como pareja. La prensa exige que Charley dispute su título con otra joven promesa que emerge, Jackie Marlow. Entre toda la camarilla mafiosa se acuerda que dado que todas las apuestas serán para Charley éste deberá dejarse vencer, de esta forma se podrán repartir entre todos una fortuna

Una de las últimas escenas del flash back es particularmente emotiva. Peg se encuentra en casa de la madre de Charley, quien se muestra feliz porque su hijo va a pelear por última vez. Peg acaba de ingresar el dinero que le dió Charley en un banco. Estando su madre y Peg en el piso Charley se presenta allí. La madre está loca de alegría, también el tendero que acaba de traer la compra, quien comenta conmovido que mientras los nazis están matando a judios en Europa, todo el vecindario está con Charley, porque están orgullosos de él.
Charley le confiesa a Peg la verdad y poco menos que le exige el dinero para apostar en contra de sí. Está tan indignado que llega a decirle que ella es igual que todas y que solo le importa que él gane mucho dinero. Peg indignada le abofetea y le dice que le devolverá todo inclusive los años de felicidad perdidos, las promesas rotas y las noches solitarias.

Llegamos a la escena cumbre. Asistimos al combate de boxeo entre Charley y Marlow. Las apuestas están al rojo vivo y naturalmente todos están con Charley. Los personajes del drama están entre el público, cada uno mirando a su propio interés. También está Peg. Algo parece detectarse e incluso el árbitro pide más conbatividad a los contendientes. Comienzan a oirse abucheos. Marlow se lanza pero ve que su contrincante no está por la labor de hacerselo fácil. Algo parece crecerse en Charley y tras un impresionante silencio entre el público Charley toma una suprema decisión. En el decimoquinto round Charley envía a su contrincante a la lona. La razón y la honestidad se han impuesto sobre la ruindad y la falsedad.

Cuando tras el combate Robert y y Charley se cruzan, el promotor corrumpto le dice despreciativo.
- ¿Qué te hace pensar que ésto va a quedar así?
- ¿Qué vas a hacer, matarme?....Todo el mundo tiene que morir.- responde Charley sin miedo alguno mientras Peg se le acerca radiante.

"Body and Soul" tiene el honor, naturalmente por todas sus virtudes, de ser el tesoro de la corona de una de las compañías cinematográficas más emblemáticas de la historia del cine , Enterprise Produccion, que no se caracterizó por sus éxitos multitudinarios, de hecho la mayoría de sus películas fueron fracasos comerciales, menos la mencionada. Enterprise fue una compañía honesta que buscaba promocionar el talento progresista, pero en la mayoría de las ocasiones el talento y la inteligencia están reñidas con la economía. El factor dinero y la presión política pusieron fin a Enterprise que ofreció el broche de oro a su producción con "Arco de Triunfo" basada en un relato de Remarke y protagonizada por Ingrid Bergman y Charles Boyer. La dirección fue de Lewis Milestone.

Y así, con ganas de contar mucho más nos situamos a las puertas de otro año. Un año muy importante porque por primera vez en mi vida, que yo recuerde, comencé a ver cine. Naturalmente eso será otra historia.

17 comments:

Marcos Callau said...

Ya tenía ganas de leer esta reseña desde ayer, en la madrugada, cuando apareció anunciada en mi blog desde el enlace que tengo al tuyo. Por fin está aquí. Después de leer atentamente tu reseña no puedo más que aplaudir y decir que estoy totalmente deacuerdo en todo lo que comentas de ella. Es sensacional, por otro lado, de qué manera la sitúas en el tiempo y la relación con la caza de brujas. Hace tiempo realicé una reseña de esta película destacando su relación con el mundo del boxeo por encima de todo lo demás. Sin embargo, creo necesario destacar su relación con la situación política que se sufría en aquella época. Creo que es el papel que más me gusta de todos los que he visto interpretar a John Garfield. En cuanto a "Body and soul" (canción) creo que es uno de los temas más bonitos que nos dejó el jazz y la letra es soberbia. La primera versión que grabó Sinatra al comienzo de la época de los cincuenta con Columbia es estupenda pero creo que le supera una de Ella Fitzgerald con sólo piano de fondo para su voz. Tony Bennett también cantó una buena versión del tema.

Enhorabuena ANRO por una reseña tan completa. Un abrazote.

Marcos Callau said...

Por cierto, te dejé un regalo en paraquetuloentiendas.blogspot.com

David said...

Jo, qué post!
Vaya infancia, Anro.
Recuerdo que vi un documental sobre el Exodus hace la tira en Documentos TV si no me equivoco. Casi me gustó más que la peli de Preminger, que tengo por aquí para revisitar.
Y tanto que Deborah estaba como estaba en hábito monjil y esa foto-decorado que has puesto es espectacular cuando sale en la peli.
Lo del origen de la "caza de brujas" podía "entenderse" como tú dices, pero a lo que llegó fue de locos...

Y la de Cuerpo y alma... Creo que la he visto, pero no estoy del todo seguro (no así con las otras que has señalado, que la de Powell y Lean las he visto recientemente, por ejemplo)... si la vi fue hace muchísimos años y tengo un recuerdo muy- muy vago de ella. Otra que hay que revisitar.Ya son demasiadas. Hoy acabo de ver Yakuza de Pollack, que de crío me había impresionado (tanto dedo cortado (y sólo son dos, al final)). Me parece que se conserva muy bien, por cierto.
Un abrazote, Anro.

ANRO said...

Perdón por el fallo que cometí, Marcos, ya me lo señalaron DAvid y Josep.
Le he tomado cariño a esta forma de enfocar las pelis. Cada uno de nosotros le damos un nuevo giro al kalidoscopio y entre todos podemos gozar de las nuevas tonalidades y dibujos de una misma obra.

"Body and Soul" canción es una verdadera maravilla, y coincido contigo en la versión de la Fitzgerald...es absolutamente soberbia.

Respecto a John Garfield pudo ser más de lo que fue. Su prematura muerte, gracias a los esbirros del comité y a su corazón, nos privó de su buen hacer actoral.

En su lugar te doy las gracias por ese detalle.
Un fuerte abrazote.

ANRO said...

Querido David, ni más ni menos que la de cualquier chico de los años cuarenta de padre represariado...pero dicen que no hay mal que por bien no venga, en fin.
La historia del "Exodus" es interesantísima, pero es mejor leer alguno de los numerosísimos libros al respecto..."Exodus"(novela) de Leon Uris es tendenciosilla, mejor abtenerse.
Esa escena de "Narciso Negro" es tremenda, bueno como toda la peli. Esa peli es una verdadera joya que muy bien hubiera estado en mi comentario, pero había que elegir entre esa y "Cuerpo y Alma".
En absoluto de acuerdo, la histeria fue desproporcionada a lo que era la realidad, pero para ser objetivos hay que ver todos los recobecos y haberlos habíalos.
Honestamente no debes de perderte esta peli, DAvid, es una verdadera película clásica que debe de ser visionada por todo cinéfilo que se precie. Ponte manos a la obra en la primera ocasión que tengas. Es fácil conseguirla.
Un abrazote.

MucipA said...

Tras leer este post tan completo y disfrutar con la lección de historia y cine que nos regalas, amigo ANRO, me he puesto a escuchar por youtube las tres versiones de la canción "Body and soul": la de Sinatra, la de Tony Bennett (que comenta Marcos) y la de Ella Fitzgerald.
Las tres tienen algo mágico, pero la versión con piano de Ella Fitzgerald es más íntima y me ha llegado de forma especial.
PD: las fotos que has elegido son maravillosas.
Un abrazote!

FATHER_CAPRIO said...

Respecto a Cuerpo y Alma (film) me pasa lo que a David, creo que la he visto pero seguro que no estaría de más su revisión. También alguna de las que citas quedan anotadas en la agenda. Coincidencia plena con Deborah que llevaba "hábitos monjiles" con mas frecuencia de lo deseado (exceptuando la escena mítica de la playa).

Punto y aparte para Body and soul (canción) especialmente en versión Ella.

Y mención especial para la delimitación de un entorno histórico nacional e internacional. Aquí dentro con Paquitos chocolateros y fuera con senadores buscando ovejas descarriadas.

¿Como no iban a escaparse ("exodus") quienes pudieran, de tanto grillado andando suelto.

Sin bromas, el tema del éxodo, el diario de Ana Frank y toda aquella paranoia del "bigotito" es un tema de reflexión profunda para que no se repita.

Solo un genio como Lubitsch fue capaz de poner una sonrisa en nuestros labios con tales barbaridades. Pero aun con Lubitsch detras de las sonrisas había indignación. Mucha, mucha rabia.

Abrazotes.

mi nombre es alma said...

Y la vida contada con las películas que a uno le marcaron para bien y para mal. Podría titularse LOS DIRECTORES QUE RODARON MI VIDA, o LOS ACTORES QUE LA VIVIERON.

Un abrazo

Josep said...

Que buena película y que buena canción.

La canción ha tenido grandísimas versiones y el tipo boxeador también ha tenido varios intérpretes, pero ninguno como John Garfield, uno de los mejores de su generación -en mi opinión- con una forma de trabajar absolutamente moderna, muy comedido e interiorizando esas rabias de sus personajes de forma ejemplar.

Excelente repaso a un año que, cinematográficamente, resulta de lo más interesante.

Un abrazo.

ANRO said...

Has hecho muy requetebien, amigo Mucipa en escuchar esas versiones de la canción "Body and Soul", son verdaderas preciosidades y la letra no te digo.
Hombre, lecciones de historia y cine es un poquito exagerado. Trato de esforzarme y a lo largo de los años he conseguido una bibliotequita bastante maja.
Un abrazote-.

ANRO said...

Vela, sin dilación, amigo Father, no te va a pesar.
Es cierto que Deborah Ker vistió el hábito monjil varias veces, y le sentaba de maravilla. Si hubiera muchas monjas como ella, no se, no se si el voto de castidad sería factible, y llevas razón...cuando se puso el bañador estaba para revolcarla, como de hecho lo hizo el bueno de Lancaster.

Anoche precisamente ví un documental en la tele sobre la Alemania de postguerra y se me pusieron los pelos de punta. Lo del Paquito, aquí fue una tremenda tragicomedia.
Un abrazote.

ANRO said...

Querida Alma, te prometo que tendré muy, pero que muy en cuenta tus títulos
Un abrazote.

ANRO said...

Sin ninguna duda, Josep.
El repaso, no solo el cinematográfico daba para muchísimo más.
Sabía que tanto la peli como la canción te gustaban.
En cuanto a Garfield tambien hico un gran papel en Force of Evil" de Polonski, pero su corazón no pudo con los disgustos que le daban machacando en sus ideas políticas y nos dejó sin dar de sí todo lo que hubiera podido.
Un abrazote.

abril en paris said...

Y ¿ quién dijo que el cine no es reflejo de la realidad o que la realidad supera la ficción..? De alguna manera nos ayuda a entender la historia, nos acerca a un tiempo confuso y enloquecido que no vivimos ( yo al menos no ) pero que heredamos.
He entrado tarde a comentar porque cuando lo hice ¡ no estabas ! y luego se me pasó..pero ahora acabo de leerte y a los amigos contertulios
y me maravillo de todo lo que aportais. Un buen repaso del año que nos presentas.
La peli no la he visto, pero sí sé que de eso ha habido mucho. Gente corrupta y los que no pasan por el aro.
La música es fantastica de esa que te transporta..
Y sobre Deborah Kerr ¿ qué decir ? Deliciosa elegante y sexy.

Un abrazo y gracias :-)

William De Baskerville said...

Hola, Anro.

Vengo enlazado, he escuchado primero la cancion "Body & Soul" en el blog de Marcus y he venido directamente a tu entrada.

Me parece impecable la manera de narrarnos no solo la pelicula, si no una parte de la historia en la que tu eras uno de los protagonistas.

Me la apunto porque tiene todo el tinte Noir que tanto nos cautiva.

El poster es una maravilla y las fotos de Lilli Palmer son extravagantes , de dama nocturna y Vamp. me encanta esa mirada profunda entre Flequillo y misterio.

Pero lo dicho, principalmente la lectura de tu narracion engancha hasta el final.

Felicidades de nuevo por tan trabajada y nostalgica entrada.

Me la apunto ya!.

Abrazo!.

ANRO said...

Así es, querida Abril, el cine vive y hace realidad la historia. Todos vivimos en una determinada etapa de nuestro devenir existencial, sucesos turbulentos que más tarde conforman el tejido de nuestro andar por este mundo.
Te gustará la peli si la ves, es dura y a la vez poética.
Disfruta un buen fin de semana.
Un fuerte abrazote.

ANRO said...

Gracias Willian. Espero contar otras historias de otros años cuando vuelva en Septiembre.
No te debes de perder esa peli. Esuna gran peli y sí, se encuadra en la linea del cine negro.
Tu visita es un lujo.
Un abrazote.