Friday, October 22, 2010

EL PARALELO 38:UNA TRAGEDIA AMERICANA

LA VIDA EN UN TRAGO Y MILES DE FOTOGRAMAS-1951

Probablemente, la guerra de Corea es algo tan perdido en el tiempo , que para muchos es una tragedia completamente desconocida. Sin embargo en este lejanísimo 1951 se iniciaba la llamada "Ofensiva del Año Nuevo Chino", sobre SEul. Las sangrientas luchas en torno al paralelo 38 presagiaban el pavoroso fantasma de un nuevo bombardeo nuclear sobre la zona, algo que afortunadamente no ocurrió, gracias al relevo del General Mac Arthur por el General Ridgway.

Pero estos desastres estaban ocurriendo al otro lado del mundo. En la "feliz América" una prodigiosa cantante comenzaba una gira triunfal en el New York´s Palace Theatre. Esta cantante era la novia de América, Judy Garland.

Esta es la muestra y la voz de aquel año.

Cuando comienzo a escribir estas líneas temo cansaros con un sin fin de acontecimientos....pero ocurren tantas cosas a lo largo de un año que me resisto a no señalarlas. En realidad nos distancian de estos hechos apenas seis décadas.
Seguro que el estirado y pretencioso sha de Persia Muhammad Reza, colocado en el trono por los poderes occidentales, no podía pensar que un día sería derrocado por un talibán colérico. El "emperador persa" contraía matrimonio aquel año con la legendaria Soraya Esfandiary. Esta no tardaría en ser pasto de la "prensa rosa" cuando fue repudiada por su incapacidad para procrear.

Por paradoja, algunas privilegiadas mujeres del mundo occidental podían comenzar a usar (obviamente no en España) el primer producto anticonceptivo: el Nerothindrone. Esto supone el primer paso de la revolución feminista y el principio de la liberación de la mujer (revolución y liberación que desafortunadamente aun no ha terminado)

Los fantasmas del espionaje soviético recorren América por todos sus rincones. En Marzo de 1951 se inicia uno de los juicios más polémicos del siglo contra el matrimonio formado por la pareja Ethel y Julius Rosenberg. ¿Culpables?...¿Inocentes?....El veredicto final fue de culpabilidad y por ende, ambos fueron sentenciados a muerte.

Segun testimonio de Kruchev , ambos colaboraron con las autoridades soviéticas para filtrar secretos atómicos. El mandatario soviético, en su autobiografia, agradece la labor que este matrimonio hizo por el pueblo soviético. Otros testimonios solo culpan a Julius Rosenberg y disculpan a su mujer. ¿Donde está la verdad?...

Pero demos un quiebro hacia terrenos más amables. ¡Una gran estrella emerge de los escenarios neoyorkinos!....Yul Brynner despide resplandores espectaculares con su interpretación del rey de Sian en "The King and I" de Rodgers & Hammerstein. ¡Tres años de triunfo en las tablas!... Todo un record para la época. La calva del actor no se impuso como estilo, a pesar de su popularidad.
Y ahora hablemos de un servidor, aunque sea un poquito. Es la costumbre y tambièn la intención.
Hay una imagen en mi memoria que no se ha borrado. La de mi madre enlutada de arriba a abajo y tocada con un manto, igualmente negro. La triste y trágica muerte de mi hermano, con solo 19 años, había acontecido meses antes. En casa sólo había tristeza y llantos. No sé si este lamentable hecho distanció a mis padres. Creo que para mi padre esta muerte fue la gota que colmó el límite de sus pesares. Había sufrido la degradación social tras la guerra; no había podido, a pesar de su lucha, poder sacar a su familia numerosa de una práctica pobreza vergonzante; había luchado por conseguir un puesto miserable en la magistratura del nuevo régimen y se había humillado ante el sector conservador de su familia. La muerte de este hijo, al que quería sobre los demás, me consta, fue un hecho que lo dobló para siempre.
A partir de aquel año dejé de tener un padre. Su muerte sobrevino unos cuantos años más tarde , pero él no volvió a sonreir jamás y yo no recibí otra caricia de su mano (salvo en una ocasión que narraré en el próximo año). Las tensiones familiares fueron cada vez mayores y yo escapaba por los laberintos de las buhardillas y los tejados soñando mundos mejores. Claro que pronto encontré en mi otro hermano mayor, Paco, no solamente al hermano y al jovencísimo padre que deseaba, sino el colega perfecto para mis juegos , mis lecturas y mis ilusiones (ya hablé de este hermano en un post monográfico)

Bueno, se acabó el rollo biográfico y vamos a meternos de lleno en los vericuetos cinematográficos de aquel año de 1951.

Hubo pesos pesados en la pantalla ¡vive dios!.... Estaba el tranvía erótico, estaba el bohemio americano en la ciudad de la luz, estaban el vividor y la monja en Africa, y estaban los atormentados amantes de la tragedia americana. Todos estos elementos en títulos, aunque ya lo sabeis, eran: "Un tranvía llamado Deseo", "Un Americano en París", "La reina de Africa" y "Un lugar en el sol".

Seguramente mi personal elección levantará polémica, pero en este espacio elijo con el corazón, es decir que prima lo emocional sobre lo racional y obviamente me decanto por "A Place in the Sun" o lo que es lo mismo "Una tragedia americana", según la monumental novela de Dreiser.

Leí la novela de Dreiser muy joven. No tengo la menor idea de cuando se publicó en España, pero yo la descubrí en la biblioteca pública de Jaén. Me atrajo el título y me papeé sus más de 8oo páginas en un suspiro. El cínico y arribista Clyde, la proletaria pueblerina Roberta y la elegante aristócrada Sondra formaban un triángulo tan apasionante que en cuanto supe que esos personajes estaban encarnados en la pantalla por Montgomery Clift, Shelley Winter y Liz Taylor no pude resistirme a ver las imágenes de aquel drama que tanto me había impactado.

"A Place in The Sun" no fue el primer intento de llevar la novela de Dreiser a la gran pantalla. En una entrada. Hace aproximadamente un año, el 19-11-09, servidor publicaba un post titulado "Bienvenido a Hollywood Mr. Eisenstein", donde el director ruso preparó un guión de ésta novela para ser producido por la Paramount o por Charlie Chaplin. No eran los años veinte fechas propicias para un film de esta índole, y menos dirigido por un "ruso soviético".
El propio Dreiser rechazó en 1931 una versión que dirigiría Josef Von Sternberg, producida por la Paramount. Sin embargo el novelista dio su consentimiento para una adaptación teatral del director alemánm Erwin Piscator que se representó en Viena en Abril de 1932. En los USA la obra fue producida por Lee Strasberg y representada en el Group Theatre en Marzo de 1936.

Hay una escena festiva en la película en la que Clift goza un día memorable viajando en una lancha motora con su novia y sus nuevos ricos amigos. Esta momento es citado por Groucho Marx en la película "Horse Feathers". El cómico conduce una lancha similar y le acompaña una chica. El le dice: "¿Sabes? Esta es la primera vez que conduzco una canoa igual que lo ví hacer a los muchachos en "Una tragedia americana".
En la actualidad, muchos críticos han considerado que la película "Match Point" tiene muchos puntos de similitud con "Un lugar en el sol".

En realidad el proyecto de "Un lugar en el sol" comenzó en manos de Billy Wilder y Charles Brackett. Ambos estaban interesados en el argumento de esta excepcional novela, pero por diversas circunstancias rebotó en George Stevens, quien mencionó por primera vez la novela de Dreiser en 1948 en un memorandum escrito a un ejecutivo del estudio: "El estudio tiene los derechos de propiedad de un título que puede llegar a ser más que rentable, si se planifica en la forma correcta. Me estoy refiriendo a la obra literaria de Dreiser "Una tragedia americana". Tanto las cualidades dramáticas como artísticas de esta obra pueden llegar a plasmarse en una gran película" y continua más adelante: "Yo realizaría el proyecto de no ser porque estoy muy interesado en adaptar la novela de Norman Mailer "Los desnudos y los muertos".

Naturalmente Stevens no dirigió "Los desnudos y los muertos", película que tuvo que esperar a 1958 para ser dirigida por Raoul Walsh, y el director tomó las riendas de"Una tragedia americana".

La historia de esta excepcional película es intemporal. El drama de un arribista sin escrúpulos, que llega hasta las últimas consecuencias, sucede hoy, sucedió ayer y sucederá en el futuro.
La película se llevó nada menos que seis oscars de aquel año: a la mejor dirección, a la mejor música, al mejor vestuario, a la mejor fotografía, al mejor montaje y al mejor guión adaptado. Merecidísimos galardones para una película que al día de hoy puede seguir gozándose en todos los sentidos.

En fin amigos, esto es todo, pero no todo lo que dió de sí aquel año de 1951, año en el que me he olvidado mencionar una pequeña historia. El 24 de Noviembre aparecía por primera vez en escena una jovencísima y poco conocida actriz, quien representaba la protagonista de "Gigi", una obra adaptada de la novela de Colette. Esta actriz acababa de hacer un papelito en la película "Montecarlo Baby" y la propia Colette cuando la vió en pantalla dijo "Quiero a esa chica como protagonista de mi obra". La chica se llamaba Audrey Hepburn. A partir de aquí ya sabeis lo que dió de sí esta encantadora actriz.




25 comments:

Josep said...

Muy interesantes reflexiones y datos los que hoy nos ofreces, Antonio.

Me da en la nariz que Stevens planeó perfectamente su estrategia para rodar la adaptación de esa novela que no he leído.

La película hace tiempo que no la veo, pero solo pensar en ese superlativo terceto de protagonistas ya se me hace la boca agua.

Otra idea que saco de tu texto es que es de ver que en aquellos tiempos, en los estudios se preocupaban de adquirir derechos cinematográficos de novelas que eran buenas.

Ahí hay material para un buen varapalo a la industria actual, que podría escribir un lector avanzado como tú mismo...

Un abrazo.

MucipA said...

Vaya, ANRO, has logrado emocionarme con este post. Se me ha hecho cortísimo y me he quedado con ganas de más.
Cuando cuentas cosas de ti me engancho que no veas...

Sigo confesando, como de normal, que la mayoría de pelíclas de las que hablas sólo las conozco de oídas y no las he visto. De todas las que nombras sólo he visto Match Point (y me gustó mucho)y resulta que tiene elementos comunes con películas anteriores (ejem).

El dato de Audrey Hepburn me ha resultado curioso, no sabía el año en que se lanzó a la fama (yo todavía tardaría unas décadas en nacer). Qué deprisa pasa el tiempo... ji,ji

Anro, ¿qué menú tienes este fin de semana? Es hora de la tapita de gambas y me he acordado de tus recetas...

Un abrazote, cocinero!
Y feliz fin de semana!

David said...

Joder, yo es que vuelvo a leer lo de tu hermano y el resto ya me parece que es otra historia...
De todas formas, no creo que tu padre quisiera a tu hermano...sobre los demás.. Tal vez el dolor que sintió con su pérdida hizo que te pareciera así..
Pero bueno, después de que pasar de la calva de Yul a algo tan fuerte como lo de tu hermano me parece casi un ataque a traición que me ha puesto la carne de gallina, te comento el post.
¿Conoces el cartel de Renau sobre los Rosenberg? AQUÍ Yo he leído últimamente que él fue el espía y ella lo ignoraba. Da igual.
Judy Garland me encanta, pero podías haber puesto más que esta versión en directo, el trozito de la peli de Gene Kelly (ahí está genial y la vemos bailando).
Y de todas las pelis que citas debo confesar que aún no he visto Un lugar en el sol (tampoco la de Walsh, pero bueno, esa no la tengo en la lista).. Sí... Ya lo sé...Es una de las que arrastro desde hace ya más de una decada con el sambenito de "a ver cuándo veo esa". Ya lo siento.
Pero bueno, como has puesto dió y vió al final cuando hablas de Audrey...no lo siento en absoluto.
Me ha encantado el post, Anro. Mucho.
Abrazito.

pilar mandl said...

¡Interesantísimo Anro! sobre todo por las inclusiones autobiográficas... ¡me ha gu"stado mucho leerlo. Gracias. Ahora "sé un poco más...

abril en paris said...

Esta entrada tiene de todo, es como 'el famoso NODO ' Falta la fanfarria esa del principio... En serio Antonio
¿todo eso en un solo año ? La vida se escribe y se encierra en una caja.
De la guerra no querriamos saber, de tí sí porque es lo más emocionante y humano del relato. Lo bueno es que puedes hablar de ello sin ira..
De las pelis..¡resulta muy dificil elegir ! La Reina de Africa es conmovedora, ese Bogart caduco y mi Kate, pasandolo fatal en ese rodaje con mosquitos y malaria! ...y luego El musical que me
encanta con el Sr. Kelly bailando como nadie por Paris...
Tienes razón en que el drama es de los que se recuerdan ¡ soberbio Mongomery Clift ! La historia te pone los pelos de punta..Liz tan bella y muy bien Shelley Winters como la chica arrojada -empujada al lago ¡ pobre!..
Me quedo con las tres pelis.
( ligera inclinación hacia el americano en Paris..obviamente )

Me he enrrollado un poquito, lo siento. Tu historia tiene la culpa
ja ja..

Un abrazo :-))

Marcos Callau said...

Hola AN-RO, el año 1951 fue prodigioso. No conzco "A place in the su", ni la peli ni la novela. Sin embargo, "Un americano en París", "Un tranvía llamado deseo" o "La reina de África" están entre mis preferidas. Judy Garland estaba estupenda, como comentas, en estaépoca. Hace poco rescaté de la red un programa entero con Judy Garland, Dean Martin y Frank Sinatra. Es una emisión de mitad de los cincuenta o posterior pero Judy realiza toda una demostración de voz y técnica en este show. Pero qué decir si fue el año que nació, para el mundo, Audrey Hepburn... ¿puede existir mejor año que ese?. Un abrazote.

abril en paris said...

Upsss ¡ Se me ha pasado el tranvia..!Stellaaaaaaaa
¡Por dios si mi frase es la de Blanche DuBois.." Siempre dependi de la bondad de los extraños.."la delicada y psicologimante perdida Vivian Leigh..¡ Lo dicho mucho para un solo año !
Un besito de nuevo

Pepe del Montgó said...

He leido todo el post con interés porque el cine forma parte indicativa de los distintos momentos. Pro ¿sabes que es lo que más me ha gustado? Tu historia familiar (¡Qué cotillas somos los amantes del cine) En cada lectura te haces más cercano y amigo.

William De Baskerville said...

Hola, Anro.

Esta memoria nos da significado a las peliculas que marcaron esa epoca y lo que sucedia alrrededor de ellas.

Para nada es cansado todo lo que nos cuentas, ademas, pienso, que en cada historia personal, hay una pelicula o un documental reales, que merecen la pena nombrarse.

No solo el cine tenia su historia.

Me han gustado mucho todos los lobbys, y carteles y la foto de Audrey me parece inedita (al menos para mi y de muy buena calidad).

Mi favorita de las nombradas es "El Tranvia"

Abrazo!


Pd: Celebro que te gustase retornar a "El graduado" y Mrs Robinson.

ANRO said...

Yo estoy seguro de que a pesar de lo que dijo Stevens estaba deseando dirigir ese estupendo guión, firmado por Harry Brown y Michael Wilson.
Me deja impresionado la soterrada maldad del personaje de Monty y la frialdad con la que ejecuta su crimen.
En aquella época tambien se movía mucho teatro en las tablas y los agentes estaban al tanto de los éxitos para captarlos inmediatamente.
Hoy nada de eso cuenta. El noventa por ciento de las pelis que salen de las factorías de Hollywood son productos de usar y tirar...es el mercado.
Un abrazote.

ANRO said...

Gracias amiga Mucipa. A veces se me va la olla con viejos recuerdos, pero no me gusta abusar...un pelín basta.
Procura agenciarte las pelis que nombro, cada una tiene su particular encanto.
Pues sí a la jovencísima Hepburn le vendría el papel de Gigi al pelo, sin embargo no fue ella la que lo interpretó en la pantalla sino Leslie Caron.
Pues mira. Mi menú de hoy ha sido una estupenda paella, para la que he utilizado un caldo casero que era todo un primor. Jamás utilices pastillas de caldo, hay que tener siempre un gran recipiente con caldito natural.
No es que chulee de cocinero, es que en realidad he ejercido esa profesión durante cuatro años.
Te puedes imaginar quién es quien cocina en casa. Suerte que tiene la Lola.
Un abrazote.

ANRO said...

Tremendo el poster, David. Sí es cierto que muchas fuentes confirman que el implicado era Julius y que su mujer cayó de rebote y como escarmiento.
Buscaba una actuación o una audición de la Judy en 1951 y encontré esa. Me hubiera gustado poder conseguir la New York Theatre, pero ha sido imposible.
"Los denudos y los muertos" tampoco la he visto, pero he leído el libro de Mailer. Cosa tremenda.
Debes de ver "Un lugar en el sol" vale la pena.
Me alegro cantidad de que te haya gustado este post. Esa era la intención .
Un abrazote.

ANRO said...

Gracias Pilar. Veo que todos los amigos sois comprensivos con mis levitaciones autobiográficas. Pienso que son necesarias, pero tampoco quiero abusar.
Un abrazote.

ANRO said...

Te aseguro, amiga Abril, que jamás hablaré con ira del pasado y mira que hay cosas que jamás pondré en el blog, pero he llegado a un punto donde la mirada se vuelca serena y me centro en un futuro más o menos largo con muchísimas espectativas. Amo a la vida y a todos los que conforman mi vida. Es lo único que deseo y estoy preparado para todo, como el gladiador.

En otro orden de cosas hay que reconocer que siempre suele ser difícil la elección de las pelis que cito. Pero como digo entre la paridad busco la que más me caló en su día y por eso coloco a "Un lugar en el sol"-

Como bien dices igual podía haber puesto "Un tranvía llamado deseo" ¡Qué formidable cuarteto de protagonistas!
Te puedes enrollar lo que te de la gana, preciosa, para eso estamos en tertulia.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Marcos, tanto el libro como la película son una gozada en sus respectivos medios.
Judy estaba genial por aquellos años, aunque ya andaba haciendo pinitos en su borrascosa vida.
El cuarteto de pelis es demasiado bueno para resaltar una, pero había que hacerlo y yo puse la de Stevens en primer lugar.
Un abrazote.

ANRO said...

Gracias Pepe, es un placer tenerte entre nosotros y por eso me he permitido pincharte entre los blogs que no hay que perderse.
Hombre, las historias son la sangre de nuestras vidas. Por eso los que amamos el cine, amamos la vida.
Un abrazote.

ANRO said...

Mr. William, creo firmemente en lo que dices. Hay hechos verdaderamente importantes en nuestras vidas que están señalados por una película. Sin ir más lejos esa evocación tuya de "El graduado" y la canción "The sound of silence" han abierto muchos campos de mi memoria.
Gracias por tu presencia entre nosotros.
Un abrazote.

Crowley said...

Como siempre, nos embaucas (para bien) con tus textos repletos de anécdotas, vivencias y cuitas interesantes.
Me ocurre como a Mucipa, que no he visto casi ninguna de las películas que sueles citar y analizar, pero te aseguro que gracias a tus posts, las descubro y las veo a través de tus ojos.
Y encuanto a esa paella que comentas por ahí, cuando quieras una buena, en mi casa te espera un plato (Davidd tiene otro desde hace tiempo...) de una paella como ninguna otra.
Un abrazote

ANRO said...

Me temo muy mucho, amigo Crowley, que tu paella debe ser mejor que la mía, pero por poquito ¿vale?
Tienes que ponerte a la tarea de ver esas pelis. Ten en cuenta que la vanguardia ha dependido siempre de la retaguardia.
Un abrazote y que pases un feliz domingo.

mi nombre es alma said...

Coincido con tu elección, pero es que también hubiera coincido con "Un tranvía llamado deseo", o cualquier otra. Un año de cosecha magnífica.

Crowley said...

Anro, mi paella es infinítamente peor que la tuya, seguro porque no sé hacerla, pero la que hace mi suegro, que es la que te ofrezco, está de delicatessen.
Tienes razón, tengo que ver muchas de estas películas, que son las bases de lo que viene y vendrá.
Un abrazote

ANRO said...

Llevas toda la razón querida Alma. Todas esas pelis podrían haber sido la elegida.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Crowley, nada hay mejor que tener un suegro que prepare buenas paellas. Yo creo que mi yerno tampoco tiene queja en este apartado. Suelo tratarlo muy bien cuando viene por estos pagos.
Un abrazote.

Einer said...

Anro, me ha impactado mucho la historia de tu hermano, más si cabe porque he llegado a tu blog a través de una entrada que rescataba David en el suyo a propósito de tu hermano Paco y que me pareció muy emotiva también. Creeme que lo siento.
En cuanto al post, me ha encantado y he visto todas las que citas menos, curiosamente, Un lugar en el sol. Si tuviera que elegir sólo una me quedaría con La reina de Africa.
Un abrazo, Anro.

ANRO said...

Me alegro amigo Einer que gracias a nuestro amigo DAvid hayas leído el pequeño homenaje que le dediqué a mi hermano Paco.
Pero tengo que aclarar que en este post me refiero a la muerte de otro hermano, llamado Miguel. Por desgracia, por aquellos años fui testigo de varias muertes familiares. Paco, afortunadamente, sigue vivo y sobre las circunstancias de su marcha de casa iré dando pinceladas a lo largo de esta serie de entradas en sus años correspondientes.

Harás muy requetebien viendo "Un lugar en el sol", es una gran peli, que además cuenta con unos magníficos intérpretes.
Un abrazote.