Monday, October 4, 2010

GUYS AND DOLLS-WELCOME TO NY (PRIMERA PARTE



INTRODUCCION ACLARATORIA

Aquellos amigos que me han seguido conocen las andanzas de Bibiano "Bibí" Alcalá . Tambien han asistido al punto álgido de la vida de este personaje. Cuando su madre muere violentamente. Biby , gracias a su protector y mentor, Luke Stainnes, supera aquella tragedia y da un giro a su carrera y a su entorno social. Pues bien, a partir de entonces "Bibí" cambia su nombre. Era lógico, aunque no queda claro cómo se hizo ni de quien partió la idea del flamante BENJAMIN BILIVER (BIBBY).
En este episodio nos encontramos en el Nueva York de 1950 Bibby, recien llegado a la ciudad de los rascacielos se ve envuelto en una aventura bien sabrosa, con un "background" tan espectacular como el musical "Guys and Dolls", estrenada aquel año en el famoso 46TH Street Thatre.
Espero que el nuevo Bibby no os decepcione. Para mí ha sido todo un descubrimiento.

*********************************************************************************

"Acababa de llegar a Nueva York. Había conseguido instalarme en un pequeño apartamento en la West 122 ND St. muy cerca de la Columbia University y del Morningside Park. Unas calles màs al norte estaba Harlem. Me sentía por primera vez en mi vida totalmente libre y dueño de mí mismo. El entorno urbano, agradable y tranquilo, contribuía al bienestar que me embargaba. Naturalmente no olvidaba que estaba allí y me sentía así gracias a Luke Stainnes, mi antiguo tutor y ahora amigo y consejero, pero él se encontraba en el otro extremo del país.

Me había tomado unos días de vacaciones para familiarizarme con la ciudad. Pronto tendría que hacerme cargo de mi puesto en la revista "Round Broadway", pero mi asombro por todo lo que veía en aquella ciudad no tenía límites.
El entusiasmo por Nueva York era compartido, tenía compañero de piso, mi amigo Josef Mole, que también se había subido al vehículo periodístico y había decidido, igual que yo, plantar plaza en la gran manzana.

Aquel día admirábamos el edicio del Daily News. Nuestra vista se elevaba vertiginosa por el rascacielos.
- Me siento Jimmy Olsen. ¡Cómo me gustaría trabajar en el "Dayly Planet"!-suspiró cómicamente Josef.
- Amigo, no olvides tus raices judías. No se qué tal te irá en el "Forward", pero recuerda que Olsen es ario.....perdona Josef, se me escapó, esa imbecilidad, no te enfades.

Josef no podía negar sus orígenes judíos. Su cabellera rizada era una llama roja y su nariz se curvaba más de lo debido, sin embargo me sobrepasaba en estatura y era mucho más corpulento que yo. Hacía más de dos años que éramos amigos y siempre se había portado noblemente conmigo. Compartíamos gustos musicales. Eramos fans absolutos del be-bop y medrábamos como vampiros insaciables de la noche. Habíamos tenido ciertas aventuras con chicas encantadoras, pero no queríamos comprometer nuestra libertad con ninguna.

- Me he enterado de ese local llamado Birdland. ¡Que te parecería si esta noche nos dejamos caer por allí!
- Un poco difícil, socio- le contesté- yo he oído que el Parker está montando allí algo grande y los famosos se dejan caer por allí como racimos de uvas. No creo que dejen entrar a unos pardillos como nosotros. Todavía somos unos guindas, otra cosas será cuando yo muestre mi tarjeta del "Round Broadway"......Fuck me, ahora caigo!
Josef me miró descolocado.
- Y voilaaa! Here it's the key!- dije con tono triunfal al tiempo que sacaba de la cartera una flamante tarjeta en la que se me acreditaba como reportero. No recordaba que me la había entregado la houskeeper de nuestro apartamento.

Bien repeinados y bien vestidos nos plantamos en 1678 de la West 52nd Street en Broadway. Un "gorila" con cara de poker miró la tarjeta que puse delante de sus ojos y con gesto igualmente inexpresivo nos dejó entrar. El milagro se había producido!....por el rabillo del ojo, y observando el cambio en la expresión del gorila, arrastré la vista y ví que tras nosotros avanzaba una espectacular criatura. Tanto Josef al que avisé con un codazo, como yo, reconocimos a Ava Gardner que se acercaba al local del brazo de Frank Sinatra.
Tuvimos que apartarnos a un rincón porque el jefe de sala y dos camareros acudieron presurosos a atender a la brillante pareja a la que acomodaron en sitio preferente.
Tuvimos que esperar sin atrevernos a nada. Un viejo camarero se apercibió de nuestra presencia y tal vez por ver nuestras caras de desamparo nos acomodó en un segundo nivel donde quedaba una mesa libre. Ambos le pedimos sendos bourbons JD.


(Me permito este paréntesis para recordar que la música que oyeron Bibby y Josef aquella noche pudo recrear los oidos de ambos de esta forma)

"Pero aquella noche no fue inolvidable por la música de "Bird", por el placer de contemplar la belleza de Ava Gardner y por los JDs, hubo algo más. Cuando Charlie Parker desapareció del escenario nos fijamos en un grupo de chicas que se divertían con un fulano de edad mediana. Parecía que el grupo, eran cinco chicas y el tipo, andaban más alegres de lo debido. Josef y yo nos miramos . Nos hicimos un guiño cómplice y decidimos probar suerte. No arriesgábamos nada de entrada, o eso era lo que pensábamos.
- Parece ser que la balanza no está nivelada- Josef era muy directo y claro.
- ¿Quién lo dice, honey?- Era una rubia con la carcajada en función y la mirada puesta donde debía.
- El caballero pelirrojo tiene razón Judy, creo que sería educado invintarlos ¿No les parece, señores?. Estamos celebrando una pequeña fiesta y creo que las señoritas no tendrán inconveniente en que ustedes se unan a nosotros.
Como un coro, todas las chicas aplaudiron y rieron. Sin embargo, la tal Judy hizo un pequeño mohín de disgusto.
Aquello fue lo que me atrajo de ella y sin pensarlo dos veces me senté a su lado.
- ¿Un cigarrillo, señorita?
- Solo fumo de los míos.
- Es posible que sean los mismos que yo fumo
Se volvió y me miró de arriba a abajo, como valorándome.
He de decir, sin pecar de inmodesto, que yo no era un mal tipo. Había heredado de mi madre sus ojos, pícaros y vivaces y de mi padre su buena planta. Judy pareció quedar conforme con la mercancía que tenía delante y al cabo de unos minutos me regaló una sonrisa.
- OK, guapo, ofréceme ese cigarrillo.
A partir de aquel momento se estableció un mutua simpatía entre ambos. Ella era bailarina en Broadway y muy pronto iba a a actuar en el nuevo musical del 46Th Street Theatre, "Guys and Dolls".
- Yo soy una de las gatitas del coro.- y con un expresivo gesto me enseñó sus uñas y apretó el morrito.
Cuando le dije que yo era periodista acabó de embelesarse conmigo y a ambos nos fue pareciendo que el grupo quedaba reducido únicamente a nosotros dos. Josef fue el que me reclamó a la realidad. Teníamos que marcharnos. Le dije a Judy que iría a verla la noche del estreno.
El camino de vuelta se me hizo muy largo-
- La dama descarada te dejó plano, socio. No sé si preocuparme.
- No, tienes que preocuparte de mí. Sé muy bien lo que hago. Tal vez la vea otra vez...eso es todo.

Me molestó que Josef pudiera notar que aquella chica me había calado un poco. Esa era la verdad y naturalmente estaba deseando verla de nuevo.

"Guys and Dolls" se estrenó por fin en un frío 24 de Noviembre. Acudí al teatro con la esperanza de volver a ver a Judy. La obra me encantó. Estaba completamente seguro de que las andanzas del pícaro Sky Masterson y la "puritana" Miss Adelaide, daría mucho que hablar en Broadway y tendría una larga vida en aquel escenario.
Naturalmente los números que más me gustaron fueron: "A Bushel and a Peck" y el Reprise final, porque Judy actuaba en ellos.
Enseguida la reconocí. Parecía que ella estaba cantando y bailando para mí. No pude ocultar una sonrisa de satisfacción. Mis aplausos al terminar los números eran los más cálidos de la sala.

Cuando se encendieron las luces de la sala corrí hacia los camerinos. Uno de ellos tenía las puertas medio entornadas. Allí, sentada y desmaquillándose, estaba Judy. Me pareció mucho más hermosa que la noche en que nos conocimos.
- ¡Qué pasa, muñeca! ¿Te acuerdas de tu tipo?
Ella volvió la cabeza. No sonrió. Ni siquiera hizo el menor atisbo de conocerme.
- Y ¿tú de qué vas, muñeco?- y se volvió hacia el espejo sin mostrarme mayor atención.
Pensé que estaba bromeando
- Hey, Judy! ¿No te acuerdas de Bibby, el periodista más osado de Broadway?
- Ahueca, honey, que está tronando.- No bien hubo dicho ésto cuando un tipo , al que no había visto se adelantó hacia mí con cara de estreñido y con los puños sospechosamente apretados.
- Vale, vale, ya lo he entendido, Judy. -dije retirándome discretamente.
- Y la próxima vez no te confundas. Mi nombre es Betty.

La miré y a pesar del gesto duro percibí un extraño brillo en sus ojos. El matón seguía en guardia, presto a saltar sobre mí.
¿Por qué Judy fingió no conocerme?¿Por qué se hacía llamar con otro nombre?.....¡Cuán lejos estaba de imaginar los quebraderos de cabeza que iba a darme aquella muñeca y el peligro que representaba para mí cierto "guy".









21 comments:

abril en paris said...

Un encuentro que promete...te sigo a ti y a Bibby por esas calles del N.York de los 50's..¡ me encanta Antonio !
¡ Buenas noches y felices sueños !:-)

Manuel Márquez Chapresto said...

Jodé, compa Antonio, te superas con cada entrega. Vaya vuelta de tuerca, y larga cambiada, que le has marcado a tu Bibiano. Bibby, suena cincuentero a tope (aunque también me recuerda mucho a un jugador NBA, Miles Bibbby, cuyo juego me encantaba), y su affaire con Judy también tiene muy buena pinta. Por cierto, ese Josef que le acompañaba en su primera razia nocturna... ¿se trata de lo que yo me imagino -un guiño cinebloguero- o mera casualidad...? Ya nos contarás, ya... Un fuerte abrazo y buena semana.

ANRO said...

Eso espero, Abril, el escenario es de lo más sugestivo, veremos cómo Bibby se desenvuelve en él.
Un abrazote.

ANRO said...

Vaya, Manolo, me encanta lo que dices. Ya ves, desconocía lo de ese jugador con el que Bibby comparte nombre.
El affaire con Judy tendrá su coña, vamos a ver en qué depara la cosa.
Bueno, bueno, vamos a dejar lo de Josef en el alero. Nada es casualidad en esta vida.
Seguiremos laq historia.
Un abrazote.

David said...

Paso mañana y lo leo, que no puedo más... Me voy a la cama, Anro.
Buenas noches.

Josep said...

He de levantarme y aplaudir sin reservas la forma en que has acometido esta continuación con un uso apropiadísimo de los gadgets multimedia: como ya eres perro viejo has sabido colocar de fondo la melodía de Parker y todo lo que uno lee escuchando a Bird de fondo ha de sentar bien.

Vaya espabilado has salido, Antoñete, y encima ese retrato "colorao" apasionado para acabar de calentar la historia y, de repente, ¡zás! cortas el rollo, ymecagoentoloquesemueve que ya has vuelto a dejarme tieso de tensión y vete a saber cuando el tipo querrá continuar la historia.

Eso no se hace, Antonio, que uno ya no está para esos trotes, que no voy a poder aguantar dos meses hasta saber qué pasa con Judy, o Billie, como quiera que se llame la niña, porque el Bibiano ése acabará en la morgue: o lo liquida el gágster o lo hago yo, que esto no pué ser....

Un abrazo (de oso polar)

p.d.: anda que tu y Manuel os llevais un cachondeo con esto de las palabras secretas: "katulo" (ayayayayay, kuantapaciencia)

MucipA said...

Para los "protas" la música de "Bird" no fue lo más inolvidable de la noche, pero para mí sí que ha sido especial escucharla de ambiente mientras leía este interesante relato.
La cosa se presenta con algo de sufrimiento para Bibby, espero que le vaya mejor en los próximos relatos...
Un abrazote!!

ANRO said...

Ja, ja, ja, los protas, Mucipa, estaban demasiado ocupados en otros menesteres, pero te aseguro que gozaron también de la música de "Bird".
Bibby está preparado para todo lo que venga, o eso espero, que nunca se sabe.
Un abrazote.

ANRO said...

Bueno, bueno, amigo Josep, ese aplauso me ha calado, pero insisto, yo no hago sino transcribir lo que Bibby cuenta, así que mi mérito es mucho menor.
No se si "Guys and Dolls" termina en el próximo post. La cosa se complica para Bird con un suceso inesperado.
Me ha llamado mucho la atención la amiga Mucipa, señalando que el par de socios no estaban por la labor de escuchar a "Bird" y me ha hecho mucha gracia.
No nombres al latino, Josef, sorry Josep, que yo no abuso de la paciencia de nadie.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo David, ese cansancio es consecuencia del nuevo trabajo?..Venga hombre, que hay tiempo para todo. Cuéntanos cómo te va.
Un abrazote.

Crowley said...

Saludos, Maestro,
qué grandioso encuentro, pasión, jazz y los años 50. Un cóctel explosivo.
Un acierto leer el post mientras uno escucha de fondo esa melodía que has tenido a bien dejarnos como banda sonora.
A la espera quedamos, amigo Anro. No nos hagas sufrir demasiado.
Un abrazote

David said...

La anterior entrada de Bibiano me gustó bastante más que ésta. Y si era una imbecilidad lo que ha dicho ¿Cómo iba a ser Olsen ario?
Si casi toda la gente que curraba en los tebeos eran judíos (autores, editores, etc)...
Siegel&Shuster: Judíos
Bob Kane: judío
Will Eisner: judío
Stan Lee: judío.
Jack Kirby: judío
El tema está bien, pero la foto del teatro me ha encantado (siento decir que más que el relato,que no está mal..pero eh! forma parte del post también).
Un abrazito.

ANRO said...

He tratado amigo Crowley de juntar todos esos elementos de los años cincuenta y ubicar al personaje en ellos. Espero que la continuación de la historia siga enganchando.
Un abrazote.

ANRO said...

Estuve por quitar esa frase, pero al final la dejé. No creo que Olsen fuese judío con su pelo rubito y siendo amigo de Superman.
Probablemente he querido poner demasiado elemento ornamental en el relato y por eso no te ha calado. Te aseguro que en la continuación daré todo el fuelle posible a la historia para que cambies de opinión y te guste. Aunque antes vienen otros temas.
Un abrazote.

Pepe del Montgó said...

Lo que más me ha gustado es tu forma de relatar. Además, ese marco tan relacionado con el cine me interesa. Como parece el principio de un relato ya me considero enganchado.

Jack said...

Me voy a enganchar yo también y espero que sus andanzas sigan por ese mundo del espectáculo.

ANRO said...

Bienvenido, amigo Pepe, a esta tu casa. Es un placer compartir historias con gente a la que le gusta el cine, como es el caso tuyo.
Un abrazote.

ANRO said...

Amigo Jack, espero estar a la altura de lo esperado. Creo que no os defraudaré.
Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Reconozco que no soy muy aficionado a las series. Eso de que te dejen a medias pues como que no me va...

Por contrapartida, las series si son buenas, enganchan y esta debe serlo porque ya estoy intrigado con la tal Judy que parece ser mas "ligera" que la Garland.

Aquí seguiremos, al pie del cañón bloguero, esperando noticias de Bibi el amoroso.

Saludos

ANRO said...

Llevas razón, Father, me parece que estoy usando y abusando de las segundas partes. Espero reformarme en la próxima.
De todas formas habrá que esperar un poquito para que yo pueda centrarmelo suficiente y no defraudar al personal.
Un abrazote.

mi nombre es alma said...

Que se cree Bibi que solo él cambia de nombre y por esos pagos....
Me lo estoy pasando muy bien leyendo sus andanzas.