Friday, June 27, 2008

"THE WIRE", SIN ESCUCHA EN TVE

"The Wire", posiblemente una de las mejores producciones de TV de los últimos años aun no ha encontrado hueco en nuestra TV pública. Tampoco, en los grandes almacenes españoles es posible encontrar ninguno de los packs de las cinco temporadas que ha completado esta magnìfica serie. Actualmente solo es posible seguirla (en su segunda temporada) en uno de los canales digitales de pago.

La cualidad principal de esta serie es el realismo de los suburbios de Baltimore, escenario donde se desenvuelven las peripecias del detective James "Jimmy" McNulty (Dominic West) y sus compañeros en contra de la droga, la trata de blancas y la corrupción policial y política. La acción, la violencia y los caracteres no son el típico estereotipo del género. De hecho, a determinadas personas, acostumbradas a CSI o similares, encuentra "The Wire" "aburrida".

El creador de la serie fue David Simon, junto con su colega, el detective de homicidios y escritor Ed Burns. Ambos decidieron trasladar las experiencias de éste último, de una forma, lo más verista posible, para denunciar lo medios precarios y el riesgo de algunos grupos policiales para combatir el crimen organizado. La época en que se desarrolla la serie es justo en el 2001, despues del desastre de las Torres Gemelas, cuando todos los medios tecnológicos se empleaban en la lucha antiterrorista.
Uno de los hallazgos de la serie reside en la descripción de los caracteres, McNulty no está motivado por el deseo de servir a la sociedad en la labor para destruir el crimen organizado sino por el reto intelectual de saberse superior a los capos negros de la droga. La vida privada de McNulty es un desastre, pero consuela su deseo sexual con la ayudante del fiscal. La mayoría de los cargos policiales se presentan brutales, incompetentes, desidiosos y burócratas.

La comunidad negra de los suburbios de Baltimore se retrata con un verismo que a veces espanta. Esto provocó una reacción entre los estudiantes afroamericanos de dicha ciudad , que publicaron una denuncia en el "Washington Post" clamando para que se afrontaran las desigualdades sociales de la comunidad afroamericana de las grandes ciudades americanas, donde el problema de la droga y la violencia estaban haciendo estragos.

En la primera temporada de la serie McNulty descubre la influencia que Avon Barksdale, el capo negro, ha desarrollado en el territorio de las Torres, un complejo social donde pululan todos los desheredados más desesperanzados de la ciudad de Baltimore.

Otro de los caracteres más interesantes es el de la policía afroamericana "Kima" Greggs, lesbiana en su vida privada, interpretado estupendamente por la actriz Sonja Sohn. Ella representa el contrapunto de McNulty, y tambien un eje fundamental en el pequeño equipo mandado por el Teniente, tambien afroamericano, Cedric Daniels (Lance Reddick).

Condición que no admite discusión es verla en VO, el doblaje que le han endilgado en TNT es infame hasta límites no creíbles. Así que, si alguien sigue mi consejo, lo mejor es comprarla en alguna tienda virtual americana, que con un poco de suerte ofrece las cinco temporadas a precio más que razonable.

Mi visionado va por la segunda temporada. Lo que puedo añadir es que si me gustó la primera tanda, esta segunda me está apasionando. Espero que a partir de la Tercera la cosa no decaiga.




3 comments:

Josep said...

Suena a interesante, Antonio, pero la pregunta del día es: ¿esos dvd traen de origen subtítulos en castellano?

Porque los analfabetos-lingüísticos lo llevamos crudo con una trama así...

Un abrazo.

anro said...

La respuesta es no, en principio. Te doy esta respuesta ambigua porque algunos de los dvd que manosee en Time Square sí tenían subtítulos en español.
Las copias que yo estoy viendo sí tienen subtítulos, pero desconozco su origen.
Siento no poder ayudarte más, pero insisto en que debes ver, como sea, esta serie.
Un abrazote.

manipulador de alimentos said...

Bendita sea 'The Wire'!!!! Y pensar lo mucho que me costó empezar la serie.... Personajes inolvidables, lo más cercano a Shakespeare desde la televisión. Inolvidable!!!!