Friday, June 6, 2008

YOU JUST PUT YOUR LIPS TOGETHER AND...BLOW


Creo, no, estoy seguro de que la frase, que encabeza este nuevo post dedicado a Howard Hawks, es el aliento más erótico que ha despedido una mujer en el cine. Todos nos hemos sentido Bogart, cuando vimos a esa hermosísima mujer en la oscuridad de la sala del cine, cuando ella se detiene junto a la puerta y con voz sugerente dice: "You know how to whistle, don't you, Steve? You just put your lips together...and blow".
Naturalmente esa mujer, quizá una de las más carísmaticas del cine clásico, no podía ser otra que Lauren Bacall, que de la noche a la mañana, con esta película, pasó de ser una absoluta desconocida al estrellato. Pero de ella, y por supuesto de Bogart, hablaremos largo y tendido más adelante, ya que, en primer lugar se impone colocar en el tiempo y en la línea vital de Hawks la película "To Have And Have Not".

Todd McCarty, de cuya biografía del maestro extraigo la información para mis comentarios, establece un paralelo biográfico entre Hawks y Hemingway, obviamente a rasgos muy generales. Ambos provenían de la alta burguesía americana, eran apasionados de la caza y de la pesca, amantes de la aventura, pero sobre todo el juego y la buena vida los llevaba, en ocasiones al borde de la quiebra.
Tanto el novelista, como el cineasta comenzaron sus respectivas carreras en el marco de la Primera Guerra Mundial, en consecuencia, era fácil que en un momento determinado de sus vidas, convergieran en un punto y ese punto fue "To Have and Have Not".
Habían pasados años muy intensos, en los que Hawks había escalado y conseguido un prestigio enorme. Atrás habían quedado sonoros éxitos como "Sargeant York", "Ball of Fire" y el descalabro de "The Outlaw".
Tocando el año 1943, Hawks se encontraba en un momento económico delicado. Necesitaba urgentemente 30.000 dólares en efectivo para pagar deudas de juego (una de sus debilidades). La solución le llegó de la Warner, que le adelantó un 30 por ciento de su salario a cuenta del comienzo de una nueva película. Esta sería "To Have and Have Not".
Este film puede considerarse, por muchos concepto, la piedra angular en la filmografía hawkiana. Se dieron en la película una serie de elementos únicos, que lo hacen decisiva en la carrera del director. De hecho, los críticos del Cashier consideraron a Hawks, a partir de esta película, como un "auteur", honor que Hawks refrendó en posteriores trabajos.
Hemingway escribió la novela en 1937, o mejor dicho los dos relatos cortos que componen el relato: "One Trip Across" y "The tradesman's Return". A estos dos relatos se suma un capítulo de apertura escrito posteriormente. El estilo, extremadamente moderno para la época, utilizaba una narrativa en la que se tomaban múltiples puntos de vista, sin unidad de tiempo concreta. Para no perder el hilo de la narración y dado el gran numero de personajes que intervienen en primera persona, Hemingway apuntaba al final del capítulo quien era el narrador.
El escritor abominó del libro, porque éste era parte de un compromiso ineludible, e incluso comentó a Hawks que todas las páginas eran un puñado de basura (Confesado por el propio director en la entrevista que sostuvo con Joseph McBride para el "Directors'Guild of America 1977).

La película comenzó a ser una realidad, y no un proyecto, cuando Bogart estuvo de acuerdo en participar en ella. El actor había conseguido un prestigio merecido a lo largo de siete años de trabajo con la Warner, pero la imagen impactante que había dado en "Casablanca" fue decisiva para que el estudio deseara continuar explotando aquella imagen del Harry duro pero romántico.
El personaje de "Slim" (Lauren Bacall) nunca hubiera existido en la pantalla de no ser por la propia Slim Hawks. En Febrero de 1943 la revista Harper's Bazaar presentaba un reportaje de Slim, que mostraba a una hermosa joven, fotografiada a todo color, posando bajo una puerta en la que podía leerse "American Red Cross Blood Donor Service".
La leyenda dice que Hawks, tal que vió aquel artículo, le dijo a su secretaria que localizase inmediatamente a aquella joven. La eficiente secretaria no solo localizó a la joven sino que le mandó un ticket para que se presentase en Hollywoood. El nombre de la chica era Betty Jean Perske, que a partir de entonces se convertiría en Lauren Bacall, para suerte y felicidad de los cinéfilos de todo el mundo.

Cuando todo estaba listo para comenzar el rodaje en dos semanas, la Warner se vió obligada a enviar el guión al "bulldog" de la moral Joseph Breen, quien respondió de inmediato diciendo que, en general, el guión era inaceptable porque se le daba un énfasis desmedido al personaje protagonista, Morgan, un asesino al que se le deja sin castigo. También alegaba que los caracteres femeninos rozaban la prostitución.
Estos problemas "morales" se solventaron dando pinceladas aquí y allá, suavizando sobre todo el asesinato deKato por Morgan, como un acto de muerte por defensa propia.
Todos estos problemas de guión fueron solventados por William Faulkner y Jules Furthman, autores del mismo. Al final "To Have And Have Not", conservaba muy poco de la novela original, pero el espíritu hemingwayano se conservaba íntegro, gracias a la labor de los dos guionistas.
El rodaje acabó el 10 de Mayo de 1944, despues de 62 días de rodaje. El estreno supuso un éxito pleno tanto de crítica como de público. El film llegó a recaudar más del cincuenta por ciento de su coste. De esta forma Hawks pudo cobrar los cien mil dólares acordados, de los que se le restó, religiosamente, los treinta mil que el estudio le había adelantado.
Los titulares decían de la Bacall "Nothing like Bacall has been seen on the screem since Garbo and Dietrich. This is one of the biggest and hottest attractions we have ever had" o "The Girl with "The LOOk".
"To Have and Have Not" se convirtió, y sigue siendolo, un verdadero clásico, que nadie debe perderse y que yo , desde mi modesta perspectiva, desmenuzaré literariamente en próximos capítulos.

3 comments:

Josep said...

Esto pinta bien...

De entrada, me doy con un canto en los dientes al enterarme que el Howard ése que tú tan bien conoces participó en The Outlaw, desvarío del otro Howard que hace bueno aquel refrán de las carretas de la Jane, que no es precisamente la de Tarzán.

Ya empezaba a extrañar esas reseñas tan plenas de datos...

Un abrazo.

p.d.: he pillado la foto vuestra con la intención de usarla para el feevy de mi bloc, pero antes de meterme a reducirla a la mínima expresión (16 kb) me gustaría saber si cuento con el permiso
vuestro.

anro said...

Efectivamente Howard Hughes fue el productor de Outlaw. Fue la última colaboración fílmica que tuvieron ambos Howards.
Sí, voy a retomar seriamente este trabajo, que lo he tomado con mucha ilusión. Además hay una serie de circunstancias de mi vida unidas a este director, lo que hace que ponga mayor interés.
Por supuesto que puedes usar nuestra foto, no hay inconveniente alguno.
Un abrazote.

Josep said...

Estupendo, esto pinta bien...


Ya puedes ver vuestra foto en el feevy. Habeis quedado muy guapos los dos. :-)

un abrazo.