Sunday, November 23, 2008

DOS MODOS DE ENTENDER LA MUSICA




Como ya os he informado, estas fechas que se avecinan las tengo muy cargadas y apenas me queda tiempo para dedicarme a este blog. Pero hoy, precisamente domingo, he tratado de buscar un huequito y hablar de dos mujeres, que aunque no relacionadas directamente con el cine, si tienen más que sobrados méritos para que me ocupe de ellas, aunque sea brevemente.

Anne Sophie Mutter, aparece en un programa (de su última actuación, el día 2o) de nuestro expléndidamente renovado Teatro Pérez Galdós, en el que tuvo la gentileza de estampar su firma (juntamente con el maravilloso pianista que la acompañaba: Lambert Orkis)

La otra mujer es Marianne Faithfull, quien aparece en una foto de los setenta, cuando yo tuve el placer de verla actuar en el West End londinense con la obra "El Coleccionista"(la misma que llevó al cine el director W.Willer en 1965), el coprotagonista de Marianne fué el actor Simon Williams (James Bellamy en la famosa serie inglesa "Upstair Downstair").


Anne Sophie Mutter es una de esas artistas que te electrizan cuando las escuchas en directo. Cuando desgrana, como lo hizo la noche del día 20, las románticas notas de las sonatas de Johannes Brahms, a través de las mágicas cuerdas de su violín, tus sentidos se desplazan a un mundo muy diferente. Durante dos horas no estás en la tierra, porque no es posible que las notas, que penetran en tu alma, estén sucias de sangre, de violencias o de injusticias....Pasados esos momentos de "viaje", aunque vuelvas a pisar este mundo, comprendes que todavía podemos tener remedio y que la vida de todos nosotros puede aspìrar a un mundo mejor.

Marianne Faithfull es otra mujer inmensa. Ha sido salvaje y luchadora. Ha bailado en el filo de la navaja y ha coqueteado con el peligro como una amante sedienta. Desde muy joven quiso limpiar su pasado, ligado a la nobleza vienesa por parte de madre (Baronesa Eva Erisso von Sacher-Masoch). Siendo aún teenager decidió establecerse en Londres y comenzó a cantar baladas folk en coffehouses hasta que en 1964, cuando asistía a una fiesta de los Rolling Stones, conoció a Andrew Loog Oldham, quien la convirtió en la musa pop de la escena inglesa.

Anne Sophie Mutter fué una niña prodigio. Con sólo 13 años fué invitada por el mítico Herbert von Karajan para la Filarmónica de Berlín. Su debut oficial, como profesional fué en el Festival de Salzburgo bajo la batuta de DAniel Barenboim. Desde entonces, hasta el día de hoy Anne Sophie ha sido y sigue siendolo una artista muy exigente con su instrumento (posee dos Stradivarius, un Emiliani de 1703 y un Lord Dunn-Raven de 1710. También posee un Mutter Regazzi 2005) . Su forma de apoyar el violín en su hombro es la clásica y no ejecuta más movimientos que los que precisa el instrumento. Varios músicos contemporáneos han compuesto piezas especialmente para la artista alemana como por ejemplo Krzysztof Penderecki, Henri Dutilleux, Witold Lutoslawski ....

Pocos cantantes pueden alardear de haber continuado incombustibles a lo largo de cuatro décadas y uno de ellos es sin duda Marianne Faithfull y para demostrarlo ahí está el último disco de esta extraordinaria mujer: "Easy Come, Easy Go", substitulado, 18 canciones para aquellos que aman la música. Pero Marianne no solo se ha limitado a ser una gran interprete de canciones. Su faceta de actriz, sin ser espectacular, se ha lucido en algunas películas de culto, como "La chica de la motocicleta" o "Lucifer Rising"

Llegados a este punto, el paciente lector se preguntará porqué he unido a estas dos mujeres en este post. He de contestar que el único motivo para ello fue el placer de asistir al concierto de la Mutter el pasado jueves día 20, y justo al día siguiente recibir el flamante disco de la Faithfull. Dos sensaciones enormemente impactantes para no compartirlas con vosotros.

4 comments:

Josep said...

¡Anda que no! Si la envidia fuera tiña, estaría ahorita mismo recubierto de ella... :-)

Me alegro por tí, Antonio, y te agradezco quieras compartir con tus lectores esos buenos momentos musicales.

Vaya dos artistas. Para que luego digan que las mujeres no pueden triunfar; esas dos, más que triunfar, avasallan con su arte.

Un abrazo.

anro said...

No seas envidioso, Josep, que eso es malo para la salud.
Bien es cierto que me siento enrique cido escuchando a este par de "bestias artísticas"(en el buen sentido de la palabra)y no te cuento lo bien que me sentí en el concierto. Un abrazote

DECKARD said...

Toma, cuenta usted que vio a Marianne Faithfull en los 70 interpretando "El coleccionista" en el West End londinense y se queda tan pancho.

Yo también estoy maravillado con el nuevo disco de la musa del Swinging London y, de hecho, hoy mismo publicaré (ya era hora) un post sobre él formando pareja con el nuevo disco de Randy Newman.

Un saludo!

alerts said...

louis vuitton uk