Wednesday, November 5, 2008

HOY ME LEVANTÉ CACHONDO


¡Qué engañosas son algunas propagandas! ¿Os habeis fijado lo inocente que resulta el cartel que os presento hoy?. Uno se pregunta, ¿Porqué tras el eastmancolor aparece la X en círculo y la prevención de sólo para adultos? Tampoco la frasecita le aclararía nada al ingenuo, que leería "¿Hasta donde puede llegar una chica para descubrir sus cosquillitas?".... ¿Y qué me dicen de la castidad con la que se viste la mencionada chica?.....En fin, queridos amigos, todos sabeis y conoceis la película sobre la que quiero hablaros en este post, la cual no es otra que la "escandalosa"y "astuta", en su día, "Deep Throat" o "Garganta profunda".... as you like.

Esta película comenzó su primera tímida proyección en el World Theater de Nueva York. La publicidad anunciaba la película con el esquemático título "Throat". La fecha del estreno fue en Junio de 1972. El mismo año se estrenaban nada más y nada menos que "Cabaret" y "Shaft". Esta última también fue la primicia de un suceso cinematográfico llamado "Blaxploitation", del que ya hablaremos en otros post.
"Deep Throat", que en principio parecía destinada a un público "especial", por aquellos albures de la vida, se convirtió en un verdadero suceso cinematográfico y un record de beneficios, que recogieron en su mayor parte los "soprano" de turno, quiero decir la Mafia, que fué la que financió el producto.
Hay muchas leyendas urbanas en torno a este film. Tim Adler cuenta en su libro "Hollywood y la Mafia" que Sammy Davis Jr alquiló el Pussycat Theatre en Santa Mónica para invitar a toda la cuadrilla del lugar. Se cuenta incluso que Spiro Agnew, vicepresidente de EEUU gozó de las delicias visuales de "Deep Throat". Lo cierto fue ,que según la revista Variety , a las funciones "respetables" acudían señoras empingorotadas de mediana edad y generalmente solas.

Para hacernos una idea de la inmensa repercusión que tuvo la película en su día baste nombrar las siguientes cifras: 22.500 dólares de costo frente a los 600.000.000 dólares de recaudación.

Los Peraino, familia mafiosa que había adelantado el dinero, alucinaba. Siguiendo el relato de Tim Adler. Los Peraino, según las normas estrictas de la "Cosa Nostra" debían desembolsar la mitad de aquella ingente ganancia a los Colombo, la madre de todas las familias. Aquello era mareante y al día de hoy es posible que no se sepa con certeza la cantidad de dólares que se derramaron desde aquella garganta profunda.


El feliz o infeliz director de aquel suceso ( a quien vemos en la foto) fue Gerard Damiano (recientemente fallecido, concretamente el 25 de Octubre). Lo de infeliz va porque Damiano era el propietario de un tercio de la productora y según cuenta Tim Adler los Peraino le dijeron que se olvidara de delirios, o aceptaba 25.000 dólares por sus acciones o le quebraban las dos piernas. Ante tal dilema, Damiano, prefirió conservar sus extremidades inferiores.

Gerard Damiano había nacido en el Bronx, de una familia italiana y católica. Antes de recalar en la dirección de filmes fue limpiabotas en Times Square y más tarde estudió tecnología de Rayos X y ejerció de técnico en el Hospital Jamaicano de Queens. Pero finalmente se decantó por abrir un negocio de peluquería en Manhattan.
El hombre debía de ser lo que se suele llamar "culillo de mal asiento", porque un buen día su contable le presentó a un modesto productor de películas B. Este le llevó al estudio de rodaje y se dijo a sí mismo aquello de "¡Esto lo puedo hacer yo!. Dicho y hecho, nuestro hombre comenzó a dirigir peliculitas en 1969. Ninguno de los cinco films que dirigió antes de "DeepThroat" ha pasado a la historia del cine y de sus posteriores cuarenta o cincuenta sólo se salvan "El Diablo y Miss Jones" y "La Historia de Joanna".


"Deep Throat" tuvo una intérprete que sacó una suculenta tajada del pastel, ella se llamaba Linda Susan Boreman, pero la posteridad la ha conocido como Linda Lovelace. Ella escribió un suculento libro de memorias titulado "Ordeal", publicado en 1980, donde se proclama miembro ferviente del movimiento feminista anti-pornografía.
En dichas memorias confiesa que a los veinte años tuvo un hijo al que su madre puso en adopción. Esta buena señora debió ser la típica matrona rígida e inflexible, que cuidaba las apariencias. Hay un pasaje en "Ordeal" donde Linda confiesa: " Cuando tuve mi primera regla, no me atrevía a decirle nada a mi madre. Yo pensaba que Dios me había castigado Al final, muy confusa y temerosa hablé con mamá. Ella era una mujer de la vieja escuela, me entregó un kotex (un tampax) y me dijo que aquello me vendría todos los meses y que me duraría unos cinco días. No me indicó nada más y yo me preguntaba qué es lo que tenía que hacer con aquel tampax".

Tras superar la adolescencia llena de dificultades morales y monetarias Linda Susan se suelta definitivamente la melena y se amiga con Chunk Traynor, que será su amante, su chulo y su representante. Con este tipo (al que más tarde acusa de haberla forzado a la pornografía y de trato brutal) comienza a interpretar papeles infames en películas donde practica bestialismo.

Linda Lovelace no tuvo continuidad en el cine comercial, pero naturalmente quedó como la más genuina representante del llamado "porno-chic" gracias a "Deep Throat".

En el Reino Unido el film fué prohibido. Esta prohibición siguió pesando sobre "Deep Throat" diez años despues. Finalmente el DVD fue admitido en el año 2000, pero solo para ser vendido en "sex-shop". En España no recuerdo que se haya estrenado nunca, o tal vez en Madrid y Barcelona en los años primeros de la democracia.

Existe un curioso Soundtrack, que prácticamente es imposible de conseguir ya que existen poquísimas copias y las que han salido a la venta rondan los 300 dólares.

Hay muchísimas más anécdotas curiosas en torno a este peculiar film, pero no es cosa de alargar el invento, porque quiero colgar este post antes de que empiece el fin de semana. En la próxima semana seguiremos hablando de cine.

6 comments:

Josep said...

Tú lo que eres es un sádico-vago: nos dejas siempre a medias; tienes los hechos, tienes las anécdotas, y te las guardas para la semana que viene.
No hay derecho... :-)

Creo recordar que sí se estrenó en los cines "X" de Barcelona, hace la tira de años, ya.

Lo que no sabía es que la mafia estuviera ganando tanta pasta con el producto. Me parece recordar que la ví en la tele, ni recuerdo cuando, y me pareció muy normalilla, porque eso era bastantes años después de su estreno.

Pero sí recuerdo haber leído al respecto en la prensa (supongo que en Fotogramas) el boom que representó, y en la época era un recurso recurrente para denostar la censura cinematográfica que padecimos.

¡Hala! Me voy a pasear con mi "amigo", al que refregaré la cabeza de tu parte... :-)

Un abrazo y buen fin de semana.

Anchiano said...

Muy interesante artículo. Yo me pregunto si la mafia seguirá metiendo mano en los asuntos de Hollywood.
Saludos.

anro said...

Josep,no seas malévolo conmigo. Si me detuviera a contar todo lo que se hizo o lo que se dice en torno a un film no escribiría un post, sino un libro. Entonces si que merecería los insultos más viles de los lectores.Te voy a contar que de los ciento y pico post que llevamos escritos mi hija ha debido leer dos o tres al máximo. Su excusa es la siguiente: "Papá ¿te crees que tengo todo el tiempo del mundo para leer tus rollos?...Sooo, estoy tratando de flexionar la extensión y de esa manera contentar a mis amigos y familiares y a los amigos blogueros ¿No crees que es de justicia?
Un abrazote y goza del fin de semana como te mereces.

anro said...

Anchiano, no te quepa la menor duda de que la Mafia está tras muchos de los proyectos de Hollywood. Mércate si puedes el libro que me ha servido para documentarme: "Hollywood y la Mafia" de Tim Adler, es sumamente interesante y esclarecedor.
Un abrazote y buen fin de semana

Drugo said...

Me gusta mucho tu blog, llevo tiempo visitándolo. Si quieres te dejo el mio para que le eches un ojo, y si te apetece lo enlazas. Un saludo.
El blog es: http://miradaestrabica.blogspot.com/

anro said...

Drugo, bienvenidos. Me parece buen comienzo el de vuestro blog. ¡Nada menos que Bergman y Dreyer! Vamos a darnos un tiempo para calibrar las entradas que componeis y estoy seguro de que pronto estaremos en el círculo.
Un saludo.