Wednesday, November 26, 2008

EL VALS DE SCORSESE

En 1978 Martin Scorsese había dejado de ser una promesa del Hollywood renovado de los setenta. En su haber contaban "New York New York", "Alicia ya no vive aquí" y sobre todo "Taxi Driver". Antes de iniciar su genial "Toro Salvaje", el director italoamericano decide filmar una de las celebraciones musicales más emblemáticas, uno de los conciertos más lleno de vida, un espectáculo, que difícilmente podría olvidar el espectador que hubiera tenido la dicha de vivirlo: "El Ultimo Vals" el concierto del grupo rockero "The Band", que tuvo lugar el "Dia de Acción de Gracias" 25 de Noviembre de 1976 en el Winterland Ballroom de San Francisco.

"The Band" , el grupo original estaba compuesto de cuatro canadienses: Robbie Robertson (guitarra, piano y vocal); Richard Manuel (piano, harmónica, batería, saxo y órgano); Garh Hudson (organo, piano, saxo, sintetizador y acordeón) y Rick Danko (contrabajo, violín y vocal). El quinto miembro del grupo era el americano Levon Helm (batería, mandolina, guitarra, contrabajo y vocal).

La andadura como grupo la iniciaron en 1967 y oficialmente la finalizaron en 1976 con el famoso concierto despedida.
La idea de este concierto tomó forma a principios de 1976, despues del serio accidente que sufrió Richard Manuel. Otro de los miembros de "The Band", Robbie Robertson, pensó que ya era hora de abandonar la carretera y emular a los Beatles, que dejaron de dar conciertos públicos en 1966 y se convirtieron en "banda de estudio".
Se eligió para el evento el Bill Graham's Winterland Balroom, donde "The Band" hizo su debut como grupo en 1969.
En principio solo iban a actuar "The Band" propiamente dicha. Se empezó invitando a Ronnie Hawkins y a Bob Dylan, pero poco a poco la lista de invitados se incrementó hasta límites míticos.

El espectáculo comenzó, según lo anunciado, a las cinco de la tarde. Los cinco mil privilegiados fueron invitados con pavo (según la tradicion del "Thanksgiving Day"). La sala de baile estaba animada por el Berkeley Promenade Orchestra, que junto con los poetas Lawrence Ferlinghetti y Michael McClure leyendo sus poemas, calentaban la atmósfera de lo que vendría a continuación.
A las nueve de la noche "The Band" hizo su aparición en escena con "Up on Cripple Creek" seguida de once de sus emblemáticas canciones, como : "This Wheel's on fire", "The Nigth They Drove Old Dixie Down" o "The Shape I'm In".
A continuación comenzaron a aparecer los invitados.
Primero fue Ronnie Hawkins, seguido de Dr. John que sentado al piano interpretó "Such a Nigth".
El blues tomó cuerpo con la armónica de Paul Butterfield, Muddy Waters, el pianista Pinetop Perkins y Eric Clapton.
Neil Young cantó "Helpless" con el respaldo de Joni Mitchell.
Neil Diamond presentó su "Dry your Eyes" diciendo: "Solo cantaré una canción, pero voy a cantarla bien". La aparición de este cantante no fue bien vista por el resto de los intérpretes. En una entrevista de 1980 Ronnie Wood dijo : "Ninguno de nosotros podíamos entender que hacía él allí". Se cuenta que Diamond le dijo a Dylan: "Quedarás muy bien tras mi actuación" a lo que Dylan presuntamente contestó: "Creo que lo único que haré será caer profundamente dormido".
Van Morrison interpretó dos canciones: un arreglo especial de "Tura Lura Lural (That's an Irish Lullaby)" en dueto con Richard Manuel y "Caravan".
Canadians Young y Mitchell fueron invitados a compartir con The Band "Acadian Dirftwood", para despues dar paso a uno de los invitados de honor: Bob Dylan.
El famoso "I Sall Be Relassed" fue cantado por todos con un batería de honor: Ringo Star.
Hacia los dos quince de la madrugada The Band interpretó "Don't Do It". Fué la última vez que esta canción sería interpretada por el grupo original.

Inicialmente el concierto iba a ser grabado en película de 16 mm. Esta era la idea de Robertson, pero una vez que Scorsese entró en el proyecto el evento se filmó con siete cámaras de 35 mm. Estas càmaras fueron manejadas por los mejores hombres de la industria, como por ejemplo Michael Chapman (que sería el cámara de "Ranging Bull"), Vilmos Zsigmond (Encuentros en la Tercera Fase) o Làszló Kovacs (Easy Rider). La iluminación y puesta en escena estuvo a cargo de Boris Leven que había sido el encargado de producción de músicales míticos como "West Side Story".

Los críticos más prestigiosos saludaron "The Last Waltz" con elogios. Michael Wilmington del "Chicago Tribune" escribió "El mejor concierto de rock jamás filmado", y probablemente llevaba razón, porque nunca se juntaron tantos talentos al servicio de la mejor música.

The Band (con otros componentes) siguió en la brecha musical tras este espectacular concierto, pero no volvieron a editar otro album hasta 1993 con "Jericho", "High on the Hog" (1996), y "Jubilation" (1998) .

Si alguno de mis lectores se anima a vivir una gran experiencia vea "The Last Waltz", pero siga el consejo que verá antes de iniciarse el espectáculo: "This film should be played loud!".

9 comments:

Josep said...

Esa filmación la tengo pendiente, aunque dispongo del Lp del concierto.
Voy a tener que buscar la filmación, después de tan sabroso comentario.
Saludos.

alicia said...

Sin duda uno de los mejores conciertos grabados de la historia (aunque yo prefiero Stop making sense), y el rodaje fue una auténtica aventura. Se fundían las bobinas debido a tantas horas seguidas de grabación y a Marty casi le da un ataque cuando empezó a sonar I'm a man preguntando desesperado si había alguien grabando. Afortunadamente fue así.

anro said...

Josep no te pierdas el DVD. Es una preciosidad de concierto. También hay editada una versión completa con 4 cds.
Un abrazote.

anro said...

Alicia, nunca he visto Stop Making Sense de Jonathan Demme, que si mal no recuerdo fue filmado en el 84 ó 85. Sí se que fué un rodaje muy accidentado porque se rodó sólo en tres noches.
Será más que interesante tratar de verlo. Voy a ponerme en la tarea.
Un abrazote.

niña gusana said...

Hola de nuevo!!!
La verdad es que aunque no escribía en mi blog, no sé por qué dejé también la costumbre de visitar los blogs de mis amigos.
Quizás el trabajo me agobiaba. Así que algo de bueno tiene esta crisis,el tiempo libre que me deja en mis ocho horas laborales, jeje...
Ahhh, descubrí el otro día este blog que puede gustarte:
http://grimoriovoynich.blogspot.com/

Sitos

anro said...

Estupendo que aterrices de nuevo. El trabajo es necesario pero nos estorba para otras cosas más gratificantes.Me pasaré por el sitio que me aconsejas. Dentro de unos dias colgaré mi felicitación personal para los amigos blogueros. Espero que te guste.
Un abrazote.

DECKARD said...

Como no soy fan de The Band ni de Dylan disfruté de la ejemplar realización de Scorsese y del cariño entrañable que pone en el empeño, pero no me parece una película mítica, claro.

Un saludo!

anro said...

Dicen que para gustos colores. Me parece cojonudo que haya tantas tendencias, de ahí la naturaleza del arte. Actividad humana que tiene por lema la total libertad, de manera que, amigo mío, si no le gusta ni Dylan ni The Band, quedamos para tomarnos unas copejas y seguro que habrá muchos otros músicos y cantantes que podremos compartir.
Un abrazote.

sticker said...

louis vuitton handbag
louis vuitton handbags
vuitton
louis vuitton bags
louis vuitton bag