Friday, November 27, 2009

PURA QUIMICA


Todos sabemos que cuando hablamos de "química" en lenguaje cinematográfico nos referimos a una enorme atracción entre dos intérpretes o entre intérprete y director que deviene en algo que sobrepasa la pantalla. Bien pues entre Marlene Dietrich y J.V. Sternberg existía pura química.

El sexo es una celebración jubilosa en "The Devil is a Woman", la última de las siete películas en las que se combinaron los talentos de la Dietrich como actriz y Josef von Sternberg como director. También en esta película se cerró el círculo en el que cabalgaron actriz y director en una tormentosa relación que comenzó con "El Angel Azul".

Esta película, al margen de los disgustos que causó tanto por parte de la crítica como del público, fué motivo de un incidente diplomático protagonizado por España. El gobierno español protestó enérgicamente por el retrato que se hacía de un militar burlado por una mujer (según el gobierno de la República) falta de toda moral. Gil Robles, por entonces ministro de la Guerra, dispuso que a partir de entonces quedaban prohibidas en España todas las películas de la Paramount, y pedía al gobierno de los Estados Unidos que "The Devil is a Woman" se retirase de las carteleras de todo el mundo.
El Departamento de Asuntos Exteriores americano puso manos a la obra y colocó firmes a todos los ejecutivos de la productora. Se les ordenó que recuperasen todas las copias de la película y se destruyeran lo que el embajador español consideraba un insulto a España y a los españoles ¡Ole, la grasia!
¿Realmente los ejecutivos de la Paramount hicieron caso a la perreta española? ....Hicieron un juego de manos y "desaparecieron" los negativos. Cuarenta años después aparecieron ¡Abracadabra!
En realidad todo este tejemaneje no se hubiera producido y el departamento de Asuntos Exteriores USA hubiera enseñado el dedo índice al digno Spanish ambassador de no ser por un pequeño negocio que se cocinaba bajo mesa. Por lo visto un riquísimo empresario, amigo de los militares (que ya por entonces dejaban oir el ruido de sus sables) había prometido fundar unos importantes estudios en Madrid, pero pedía que se garantizara una mínima competencia. La cosa naufragó y solo quedó el fango de un inútil escándalo. Un crítico francés aprovechó el incidente para decir"La España de Sternberg no es un pais y menos el pais español. Se trata de un pais imaginario, un pais de cuento, una especie de paraiso artificial y romántico poblado de fantasmas carnavalescos y de amores imposibles ....para qué entonces este "Auto de Fe" tan feroz?

Hacia 1934, año en que se fragua "The Devil is aWoman" el jefe de producción de la Paramount era Ernst Lubitsch, quien puso a Sternberg sobre la pista de una obra literaria titulada "La mujer y el pelele" del escritor francés Pierre Louys, que ya se había llevado a la pantalla en una versión muda de los años veinte. Sternberg se entusiasmó con el tema de tal forma que sonaron en su cabeza todos los fuegos artificiales de la España de toros y pandereta en el más puro estilo carmeliano. De hecho la película se iba a titular en principio "Capricho Español", por la pieza musical de Rimsky Korsakov, cuya melodía iba a insertarse en el film. Cuando el pícaro de Lubitsch leyó el guión escrito por el propio Sterberg y John Dos Passos sugirió el provocativo y definitivo "The Devil is a Woman".

La trama va de una cigarrera, Conchita Pérez, que seduce, ridiculiza y finalmente tira como a un trapo, a un oficial de la guardia civil (Lionel Arwill). ¿A qué suena este fatal binomio amoroso?. Naturalmente se trata de otra vuelta de tuerca a la historia de "El Angel Azul" y un reflejo de la propia y turbia vida amorosa del director con su actriz fetiche.



Sterberg quería hacer de "El Angel Azul" su película más personal y más deslumbrante y efectivamente nunca una película fué más real en los sentimientos que mostraba, a pesar de los barrocos e imposibles escenarios en los que se desarrollaba la acción.
Cuando el oficial se da cuenta de cómo es Conchita verdaderamente le dice:
- ¡No vas a seguir jugando conmigo!
-¡ Esto es fantástico!¡Ahora me amenazas! ¿Qué derecho tienes a decirme lo que debo hacer?¿Eres mi padre?¡no!¿Eres mi marido?¡no!¿Eres mi amante?¡No!....
Es la misma mujer la que se dirige al desgraciado profesor. La destructora de hombres que era Lola-Lola ha trazado la línea final del círculo. Lola-Lola es Conchita Montes, y a la vez Marlene Dietrich, que definitivamente ya no volvería a trabajar con su descubridor y Pigmalion Josef Von Sternberg.
Esta película, y todo el ciclo de esta pareja explosiva, fue pasada por Televisión Española en V.O. cuando Televisión era un lugar de cuento. Entonces la cultura, el cine, la música y los buenos programas eran moneda corriente. ¿Pero realmente aquella televisión existió o fue un sueño?



10 comments:

mi nombre es alma said...

Existió si aquella televisión, la de las películas en blanco y negro porque no había color (ni en la tele ni fuera de ella), la de los Estudios 1, la de las Novelas, con mayúsculas. Existió, y no es nostalgia de aquel tiempo, si no de lo que se hacía mejor que bien.

Un abrazo, mañana vendré a leerte con más detenimiento, me está entrando una modorra que no veas (no por leerte, sonrío).

Josep said...

Ya sabes tu y Alma lo ha refrendado, que existió una televisión en la que el CINE era respetado.

No siento nostalgia de aquel tiempo, pero sí de la televisión pública de entonces, mucho más libre que la de ahora.

Permíteme un inciso: esa mujer no es Lola-Lola: es Carmen la Cigarrera, ¡qué coño!

A ver si van a venir los alemanes a pervertir un mito netamente español por mucho que lo creara un francés.

Cada cosa en su sitio, oiga.

Por lo demás, la reseña, interesantemente formativa, marca de la casa.

Un abrazo.

p.d.: aunque te abrace, sigues siendo un gañán holgazán "caguetas", que conste. (Mira que rendirte....)

ANRO said...

Por supuesto que la nostalgia no se extiende a otros ámbitos, Alma, pero la época televisiva de la Miró fue realmente buena.
Que pases un fin de semana genial.Un abrazote.

ANRO said...

Sobretodo había un abanico cultural que hoy ni se huele, Josep. Los ciclos de la 2 eran antológicos. Las adaptaciones teatrales una maravilla y para los que gozábamos con la ópera, todos los estrenos del Real.¡En fin!
No, mi niño, nada de cobardica...lo que ocurre es que no das la más mínima oportunidad. Es una autentica tortura mental que te deja hecho polvo. Baja un pizquito el nivel, please, aunque sigas manteniendo la dificultad.
Venga, pasate un buen fin de semana.
Un abrazote.

1600 Producciones said...

Parece que los males televisivos están perfectamente diseminados. Aquí sucede exactamente lo mismo.

Abrazos, saludos y buen finde!!!!

alicia said...

Ay, Antonio, cómo echo de menos esos ciclos de cine de televisión! Si que recuerdo haber visto en ellos esta película, con una estética impresionante,muy Strenberg

ANRO said...

Parece que todos estamos de acuerdo 1600. Tal vez siendo demasiado optimistas las cosas puedan mejorar. O al menos así lo espero.
Un abrazote.

ANRO said...

La estética de "The Devil is a Woman" es deliberadamente kitsch. Ahí es donde reside su encanto y su "mala leche". La muestra está en la foto que incluyo de Marlene. Es una película impagable.
Un abrazote.

FATHER_CAPRIO said...

Tu post me recuerda "mis deberes pendientes". Esta es una de las pocas que me faltan del duo Dietrich-Von Sternberg. De las vistas, evidentemente El ángel azul y El expreso de Shangai están entre mis preferidas.

Respecto a lo del cine en TV, pues que estoy de acuerdo con todos los amigos. Que se echa de menos el buen cine. Ahora prima lo que todos sabemos: Mucho tomate, mucha salsa rosa, mucha chicha sin limoná y que pasen por caja los que en su vida han pegado un palo al agua.

¡Ay, aquellos cineclubs de antes,con sus VO. subtituladas para torpes linguistas como el menda.

¿Volverán las oscuras golondrinas?. No tiene pinta la cosa. Además si vienen y ven a la Belen, la Patiño y la Karmele, se dan media vuelta y emigran...

Un abrazo amigo

ANRO said...

No me puedo creer que el maestro Caprio no haya visto esta gozada de peli. Tienes que resolver este problema amigo. De hecho hay que ver todo el ciclo completo del binomio.
Hombre, ten esperanza (no aguirre la de la cólera)que tal vez con el viejito al mando del Ente nos den una buena sorpresa algún día.
Un abrazote.