Wednesday, April 23, 2008

UN ALMUERZO ENVENENADO

En la biografía de Cary Grant de Marc Eliot, éste cuenta, que cuando esperaba comenzar el rodaje de "His Girl Friday", fué citado junto con los también actores ingleses Cedric Hardwick y Laurence Olivier a comparecer en Washington. Tanto Grant como sus compañeros ingleses habían firmado una declaración pública para expresar su apoyo a los Aliados denunciando la barbarie nazi.
Esta declaración, el actor, la había firmado porque estaba muy nervioso y asustado, le habían llegado rumores de que el gobierno británico consideraría desertores a todos aquellos ciudadanos del país que no regresaran a Inglaterra para contribuir al esfuerzo bélico.
En Washington les fue comunicado a los tres actores que aquella declaración era prácticamente una violación del Acta de Neutralidad de EE.UU, y que su deber era no tomar posiciones de tipo político alguno.
Grant tomó nota del aviso y de lo único que se mostró impaciente a partir de entonces fue de empezar la nueva producción de Howard Hawks.
Al día de hoy, viendo de nuevo la película, lejos del marco histórico en la que se filmó, el espectador se queda maravillado del magnífico, por no decir excepcional trabajo de los dos protagonistas. Grant, consiguió colocarse en los primeros puestos de la popularidad, consolidándose en este estatus durante dos décadas consecutivas.

SEGUNDA SECUENCIA- EL RESTAURANTE

Se abre la secuancia con la entrada de los tres personajes en el restaurante. Hildy abre la marcha, seguida de sus dos caballeros. Gus, el maitre los recibe amigablemente y los coloca en una mesa. Naturalmente, Gus con caballerosidad le retira la silla a Hildy para que pueda sentarse bien. Burns, sin que Bruce se aperciba, se sienta al lado de Hildy. Cuando, ignorante del hecho pretende sentarse junto a su prometida se encuentra con las piernas de Walter. Este, con tada la caradura del mundo le señala la silla vacía y se repachinga como el amo del cotarro.
El maitre se apresta a recoger las comandas del trío. Una vez decidido el menú Burns inicia su campaña de captación.
- Así que vais a casaros mañana, ¿no? ¿Cómo te sientes ante este acontecimiento, Bruce?
- Me siento fenomenal- contesta Bruce entusiasmado.
- La verdad es que se lleva auna mujer excelente- comenta Burns.
Hildy se apresta a fumar un cigarrillo y enciende un fósforo. Burns, ni corto ni perezoso agarra la mano de ella y enciende su propio cigarrillo con el fósforo encendido de Hildy. Esta se resigna ante la caradura de Burns

- Todo ha cambiado desde que la conocí. Nunca había tratado a una mujer como ella- continua Bruce- Las demàs mujeres que he conocido.....bueno, podía decir de antemano lo que pensaban, pero Hildy es distinta. No es como las otras ....p0r eso me gusta.

Walter, aparentemente, sigue con atención todo lo que dice Bruce
- Y se lleva usted algo más- dice- se lleva a una gran periodista
- Deja las flores, Walter- Hildy se resiste al primer asalto
- Hildy es una de las mejores periodistas que conozco. Siento que te marches, Hildy, lo siento de veras- El tono de Walter parece sincero y Hildy acusa la faena.
- Quisiera creer que lo que dices va en serio.
- Si alguna vez quisieras volver al periodismo. Ya sabes
- No, no volverés- insite Hildy- Pero si una vez lo hiciera, solo hay un hombre con el que yo trabajaría.
- Me mataría si te fueras a trabajar con otro.- Walter bromea regodeándose de su dible al sentimiento de Hildy.
- ¿Lo has oído , Bruce?, me está amenazando- dice Hildy halagada
- El periodismo debe ser una bonita profesión..Hildy ¿estás de verdad segura?

Walter, en mitad de ambos asiste, sonriendo por lo bajo, a la ceremonia de acoso y derribo. Ha visto con ojo de buitre, la ingenuidad del contrario y sabe cómo y cuando tiene que golpear
- Bruce ¿qué quieres decir?
- Pues quiero decir que si tienes alguna duda sobre cualquier cosa.... Ya sabes que ésta es tu oportunidad para tener un hogar. El hogar que tú dijiste querías para sentirte mujer...yo te daré esa oportunidad.

Hildy suspira aliviada y sonríe con plenitud.

- Hace bien. Yo no dejaría que se quedase. Sí, merece esa felicidad Bruce...todo aquello que yo no he sabido darle. Ella siempre deseó tener un hogar.
Hildy sonríe y ya relajada se quita la chaqueta.
- Yo voy a intentar que lo tenga.
- Se que lo hará, Bruce.- ¿Y dónde van a vivir?
- En Albany, con mi madre...solo el primer año.-Hildy intuye el nuevo juego de Walter.
- Ah, en Albany¡..Una delicia. Una casa y una mamá...Albany Ah1
- Albany es una ciudad bonita y acogedora. Es la capital del condado ¿lo sabe?
- Sí, lo se (Burns se vuelve hacia Hildy) Hildy ¿Has olvidado la noche que acompañabas al Gobernador de vuelta a la habitación del hotel (Se carcajea ruidosamente) y me encontraste saliendo del baño sin...ummm(ella le pisa el pie para que no siga) Ella no sabía que yo estaba allí, claro. (concluye ya un poco más serio)...Bueno, ¿Cómo van los negocios?
- Bueno, Albany es una ciudad buena para los seguros. La mayoría de las personas contratan el seguro desde muy jóvenes
- Sí, me imagino porqué. - comenta Walter sarcástico al tiempo que recibe un nuevo pisotón de Hildy.- He pensado muchas veces contratar un seguro. Claro, que ahora ya no importa. En fin, cosas que pasan. Sin embargo opino que hubiera sido una buena idea hacérmelo antes.
- Sí, yo creo que hubera sido una buena idea. Mire, honestamente yo pienso que estamos en la línea de los negocios que ayudan a las personas. Naturalmente no cuando estas personas están vivas...pero lo bueno es despues y eso es lo que cuenta.
. Ya veo lo que quiere decir- Burns vuelve a reir sonoramente, pero de golpe se pará y mira con ojos muy abiertos a Bruce- No, no lo entiendo.-

En ese momento Hildy vuelve a accionar su pie, pero Gus, el maitre, que se encuentra sirviendo en ese mismo momento es quien recibe el pisotón.
- Esta vez te equivocaste- dice Walter burlón
- Perdona Gus-dice Hildy- se me escurrió el zapato

Como todos han terminado el almuerzo Gus pregunta qué van a tomar de bebida. Burns pide café e igualmente Hildy. Gus les pregunta si lo toman con un poco de ron a lo que ambos acceden. Bruce pide un vaso de leche. Este alega que tiene muchas cosas que hacer. Walter no le da importancia y le dice que hasta mañana tienen tiempo, pero Hildy comenta que solo tienen dos horas porque salen para Albany en el tren de las cuatro. La sorpresa de Walter es mayúscula. De pronto comprende que sus planes se van a pique. Pero es rápido de reflejos y finge que se le cae el café. Con la excusa de limpiarse va a la barra y le dice a Gus que en unos minutos le avise de que alguien le llama por teléfono. Cuando vuelve a la mesa comenta.

- Bueno Bruce, dices que saldreis en el tren de esta tarde, lógicamente en coche cama...Y no se casan hasta mañana (es su mandoble moralizador)...lo cual.
- Pobre Walter- interviene Hildy- eso va a hacer que no pueda dormir en toda la noche. Le tendremos que decir que viene mamá con nosotros.
- ¿Mamá? - se extraña Walter.- Ah, va tu madre con vosotros.
- No, mi madre- dice Bruce
- Siendo así me quedo más tranquilo- dice sarcástico.
- No iba a dejar que sufrieras- Hildy sutil- lo ves, Bruce, él siempre tratando de protegerme.

Gus se acerca para cumplir el encargo de Walter. Este finge sorpresa y se excusa para acudir al teléfono. Bruce aprovecha la ausencia de Walter para comentarle a Hildy que su ex no es tan mala persona.

- No, - dice ella- haría feliz a cualquier mujer.....a bofetadas (concluye sibilina)

Mientras tanto Walter habla por teléfono con Duffy.

- ¡Quita a Sweeney del mapa¡- dice excitado- Mándalo fuera de la ciudad por dos semana al menos. Dale vacaciones, o lo que sea...Muy bien Duffy. Apuesta tu camisa a que Hildy volverá...¡no, ella no lo sabe aún¡, pero volverá. Te lo prometo. Ah, y que Louie se quede en la oficina por si hace falta. Cuando vuelve a la mesa se muestra preocupado.
- Malas noticias. Es sobre el caso Willian- dice cariacontecido
- Sí he leido algo sobre él- dice Bruce

Hildy empieza a interesarse por el asunto y Walter empieza a dar caña.
- El caso es muy simple. Un pobre diablo que pierde su empleo y al mismo tiempo pierde la cabeza y mata a un poli que acude para tranquilizarle. Van a colgarle mañana.
- Sí es una verguenza- tercia Bruce- su periódico lo ha estado defendiendo. Si el pobre diablo ha perdido la razón, me pregunto, ¿por qué no se han limitado a encerrarlo?
- Porque el policía era negro - dirigiendose a Hildy- y tú sabes lo que eso significa.
- El voto de los negros es muy importante- explica Hildy.
- Y especialmente cuando dentro de unos días hay elecciones.
- Y el alcalde colgaría a su abuela si eso le sumara votos- concluye Hildy
- Se podría demostrar que el tipo no era responsable.-razona Bruce.
- No es tan fácil- Walter sabe que algo está interesando a Hildy.
- Puede que no sea tan difícil- Hildy ha picado el anzuelo.

La periodista que hay dentro de la mujer fluye como un torrente, exponiendo la forma en que debe tratarse el asunto. Dos entrevistas concluyentes. La del condenado y la del psiquiatra. Walter feliz por haber conseguido su objetivo aplasta aún más a la noqueada Hildy-mujer.

- Mira, Walter¡- expone Hildy entusiasmada- Primera página recogiendo una entrevista con Earl Williams. En la misma página, entrevista con el doctor Egelhoffer. Una a cada lado. Titulares: Psiquiatra dice que está sano...la entrevista demuestra que está loco.
- Hildy- exclama Walter - tú podrías salvar a ese pobre diablo...pero no, había olvidado quetú sales esta tarde..

Sorpresivamente Bruce también ha caido en la trampa de Walter y pregunta

- ¿Cuánto tiempo se tardaría en hacer la entrevista?
- Pues más o menos una hora para la entrevista- dice Burns- y otra hora para redactarla. Eso sería todo.
- Hildy. Podríamos tomar el tren de las seis. Al fin y al cabo se trata de la vida de un hombre
- No Bruce- contesta ella y luego se dirige a Walter- Si quieres salvar la vida de Earl William, haz tú mismo la entrevista...al fin y al cabo sigues siendo un buen periodista.
- Oh, Hildy. Tú sabes que yo no escribo ese tipo de cosas. Se necesita el toque femenino. Se necesita más corazón que....
- No te pongas poético Walter. Manda a Sweeney. El es el mejor hombre para los temas sensibleros (He's the best man you've got on the paper for that sob-sister stuff)

Walter explica que Sweeney no hay manera de encontrarlo porque está celebrando el nacimiento de los gemelos que su esposa acaba de tener. "Así que Sweeney borracho como una cuba, porque ha tenido gemelos y Earl Williams colgado de una soga mañana. La bebida será la ruina de esta nación"

- Tú lo dices- Hildy sorbiendo el café bautizado.

Hay un tira y afloja entre Hildy, que se las ve venir y Bruce, que no se da cuenta de lo que se le viene encima. Walter concluye macabro
- Bueno tú discute con ella. Discute con ella. De todas formas os ireis de luna de miel con las manos manchadas de sangre. ¿Cómo se puede ser feliz despues de esto?. Conforme pase el tiempo vosotros recordareis que un hombre fue a la horca porque no fuisteis capaces de esperar dos horas. Escucha Bruce, la cara de Earl Williams la verás esta noche en el tren y mañana cuando estés frente al cura y todo el resto de tu vida.

Hildy cae en la cuenta de que todo lo que ha dicho Walter es una pura comedia, incluído el parto de la mujer de Sweeney que se produjo tiempo atrás, de manera que se opone a hacer el reportaje

Finalmente Walter le propone a Bruce que convenza a Hildy para escribir la historia y él a cambio le contratará una póliza.

Bruce se niega a hacer transación alguna y menos mezclando a la que va a ser su mujer. Pero Hildy es más práctica.

- Espera un momento Bruce. ¿Por cuánto contratarías el seguro, Walter?- y sin darle tiempo a responder le pregunta a Bruce- ¿Cuál sería la comisión de ci ncuenta mil.....no, de cien mil dólares?
- Aproximadamente mil dólares- contesta Bruce- pero.....
- ¿Qué habría de malo en ello? Nos embolsariamos un dinero que nos vendría muy bien para instalarnos. ¿Cuánto tardarían en reconocerlo?
- Podría traer un médico en unos minutos.
- ¿Supón que lo examinan en la oficina por si tiene algo podrido en el cuerpo? dice Hildy con lengua viperina.
- Eh- protesta Walter- Nunca me he sentido tan bien en toda mi vida.
- Escucha Bruce- tercia Hildy levantandose- voy a cambiarme y me marcho a la sala de prensa del Tribunal. Telefoneame tan pronto como Mr. Burns haya pasado su chequeo. Entonces yo haré la entrevista. Ah, Walter, para pagar la prima extenderás un cheque garantizado.
- ¿Piensas que soy un sinverguenza?- contesta él ofendido.
- Sí.- afirma ella rotunda- y si no despídete del artículo.
- ¿Quieres también mis huellas digitales.

En ese momento un insólito caballeroso Burns pretende ayudar a Hildy a enfundarse el abrigo...pero vana esperanza, lo suelta en manos de Bruce y corre a hablar con el camarero. Ella le pregunta a Bruce sobre el dinero que lleva encima. El le contesta que 500 dólares
- Pues dámelos
- Tengo que sacar los billetes, Hildy.
- Sé lo que hago. Walter te hará algún juego del que no puedas zafarte.
- Pero si yo no juego, Hildy
- He conocido a tipos que no jugaban hasta que conocieron a Burns.

Bruce, dócil le da el dinero. En ese momento viene Burns con la factura preguntándole si tiene cambio de 10 dólares.
- ¿Te has convencido? - le dice Hildy con un guiño.

Walter no se resigna y le rebaña a Bruce la propina para el camarero dejando al hombre sin blanca
Fundido en negro.

Despues de los nuevos visionados de "His Girl Friday" o "Luna Nueva" llego a la conclusión que tras la comedia , en ocasiones muy divertida, hay dosis más que considerables de humor corrosivo y ácido. En ella se hace una crítica aguda del periodismo amarillo y a a toda una sociedad que atravesaba momentos no tan maravillosos, que desmentían el "american way of life". La clase política tampoco queda muy bien parada. Pero todo eso lo podremos ver en las próximas entregas de esta, más que extraordinaria, película del maestro.

2 comments:

Josep said...

Esa cena a tres, trampas encima de la mesa y pisotones debajo, perfectamente planificada por H.H., es una clara muestra que con inteligencia y escasos medios materiales se puede enganchar al espectador.

Un abrazo.

Antonio Rodríguez said...

Hola Josep, estoy contestando desde otro trasto porque anoche sufrimos un apagón y el cacharro mío se cargó. Espero que el técnico me lo arregle antes del sábado.
¿Còmo fue el dia de San Jordi por tus lares?....Alguno recuerdo yo celebrarlo en las Ramblas. Por poco no me coge este año en Girona, una de las ciudades más bonitas de España. Creo que ya la he visitado cinco veces.....¡dios qué maravillosamente se come en ella¡
Un abrazote.