Tuesday, April 8, 2008

HILDY JOHNSON ENTRA EN ESCENA

HOWARD ENCUENTRA A "SLIM"

Nos encontramos en el verano de 1930. Hawks atraviesa momentos familiares difíciles. La enfermedad mental de Athole está en una fase muy delicada y el divorcio en estas circunstancias está judicialmente en punto muerto. El director tampoco se encuentra en su mejor momento profesional. El batacazo que no esperaba de "Bringing Up Baby" lo pone en una situación delicada con la industria.
Una noche de Agosto acude al Clover Club, un local exclusivo donde se reunen la gente más influyente del "show business". En la pista de baile una joven pareja sigue el ritmo de la orquesta. El es Albert (Cubby) Brocoli y ella es una hermosa desconocida. Hawks pide a Cubby que se la presente y éste accede gustoso. La sofisticada joven es Nancy Raye Gross, cuya presencia en el Clover Club no se debe a un escaparate para futuros contratos. Ella es una dama de recursos que no está interesada para nada en ser un rostro de cine, sino que busca divertirse con las gentes del cine.

La historia de Nancy Raye "Slim", es lo suficiente interesante para ser comentada, tanto más, por la influencia que esta mujer tuvo en la vida profesional y sentimental de Howard Hawks.
Todd Mac Carthy narra con todo detalle este período de la vida de Hawks con "Slim" en su monumental biografía sobre el director. Me baso en esta obra para cubrir paréntesis en este recorrido que hago por la vida y obra del "The Grey Fox of Hollywood", como llama el autor a este genial director.

Nancy era la segunda hija del matrimonio formado por Edward Gross y Raye Nell Boyer, de cuya unión nacieron tres hijos: Nancy, Theodora, cinco años mayor que Nancy y Buddy, el varón y benjamín de la familia.

Mr. Edward Groos, cabeza de esta familia, era un próspero hombre de negocios. Dueño de la mayor parte de Cannery Row (el mítico lugar que inmortalizó Steinbeck). En aquel lugar, este cacique, que no tenía que envidiar a otros de su calaña, ejercía su dictatorial mandato sobre todos sus empleados de forma brutal. Aunque nacido católico, odiaba a católicos y a judíos por igual. Racista, intransigente y políticamente conservador tiranizaba a su familia hasta el punto de prohibir celebraciones tales como Navidades y cumpleaños.
La familia, comandada por tal individuo, era un núcleo gris y triste. Pero si este panorama era desolador de por sí, un trágico suceso rompió todo atisbo de familia.

En invierno de 1928 Buddy, el más pequeño jugueteaba con las ascuas de la chimenea poco antes de irse a la cama. En un descuido, y sin que nadie estuviera presente en aquel momento, una chispa prendió en la larga camisa de dormir del pequeño. Este no acertó a apagarla y en unos segundos el fuego lo envolvió. A los gritos desgarrados del niño acudió la madre horrorizada, que trató de apagar la antorcha humana, que ya era Buddy, con una alfombra. Todo fué inútil, el pequeño murió completamente carbonizado.
Edward, el padre, culpó del accidente a su propia esposa y fue tal su rencor para con ella, que mandó construir un panteón familiar del que Raye Nell quedaba excluída.

Naturalmente esta tragedia rompió a la familia. Nancy y su madre, se trasladaron a California. Allí, gracias a la posición desahogada que consiguió Raye tras el divorcio, ambas mujeres comenzaron a relacionarse con la sociedad hollywoodense.
Una temporada en la que madre e hija se habían trasladado al exclusivo Furnace Creek Inn conocieron a Warner Baxter y William Powell, con los que trabaron una gran amistad. Precisamente a Powell se debe el sobrenombre "Slim Princess" con el que se conoció a Nancy en el futuro. Hawks siempre la llamó "Slim".

A poco de entrar Nancy en la vida de Hawks, se establece entre ambos un sentimiento mutuo de simpatía y de atracción física. La muchacha representa para el director una brisa de aire fresco en la tensa vida íntima que padece, debido a perturbación mental de Athole.
Hawks ya había presentado, antes de conocer a Nancy, una demanda de divorcio, pero se encontraba estancada debida a las múltiples trabas judiciales. "Slim" comprendió esta situación , pero esto no fue obstáculo para que los lazos entre ambos se reforzaran y se consolidaran en poco tiempo.

Críticos y biógrafos del director coinciden que los ocho años, que duró la relación Hawks-Slim, fueron los más productivos y ricos de la trayectoria profesional del director. Dentro de este período dirige: "His Girl Friday", "Sargeant York", "Ball of Fire", "Air Force", "To Have and Have Not" y ""The Big Sleep".

"THE FRONT PAGE" EN EL PUNTO DE MIRA
==================================

En 1939 Hawks se entrevista con Mr Cohn, ejecutivo jefe de la Columbia, para convencerle de que compre los derechos de la obra "The Front Page" (Hughes , había producido la primera versión de la obra en 1931 dirigida por Lewis Milestone, y había vendido los derechos de la obra a Edward Small) El director argumentó a Cohn que en la nueva versión aparecería el cada vez más cotizado actor Cary Grant.
Naturalmente Cohn imaginó a Grant en el papel del periodista Hildebrand y como director-editor del diario a Walter Winchell, famoso columnista y comentador de radio en la vida real, que ya había tenido algunas experiencias en el medio cinematográfico.
Sin embargo Hawks tenía otros planes. Grant sería Burn, el director-editor y el papel de periodista lo interpretaría una mujer.
Una vez dado el placet para el arriesgado cambio de personajes Hawks conectó con los propios autores de la obra: Hecht y MacArthur. Pero desgraciadamente ambos estaban trabajando en otros proyectos.
Gene Fowler, otro celebrado guionista, rechazó los cambios que Hawks pretendía, hecho insólito ya que los propios autores de la obra no habían puesto objección alguna.
Finalmente el encargado de arreglar la nueva versión fue Charles Lederer (sobrino de la amante de Hearst, Marion David), quien ya había trabajado en los diálogos de "Scarface" y en la adaptación para la pantalla de "The Front Page" en 1931.
Hecht, en background, Hawks y Lederer trabajaron en equipo para transformar al periodista original de la obra en la dinámica Hildy Johnson, ex-esposa de Walter Burns, director del diario, el cual hará todo lo posible por impedir la boda de su ex con un pardillo-hijo-de-mamá y dirigirla nuevamente hacia él mismo y a la vida profesional que ella intenta abandonar.

Hay que señalar una ayuda (no acreditada en los títulos) en los diálogos del guión fué la del celebrado escritor, famoso por sus hilarantes ocurrencias literarias, Morris Ryskind.

Transformado, por fin, Hildebrand en Hildegard, la próxima tarea era elegir correctamente a la mujer que podría interpretar a la dinámica reportera.
Corrían los meses de Agosto y Septiembre, meses difíciles para Europa, donde sonaban tambores de guerra. Tampoco eran meses fáciles para Hawks, que sufría el agobio de una Athole cada vez más enferma. Presionado por los ejecutivos del estudio tuvo que pedirle a Slim que se ocupara de atender a sus hijos, tarea que Nancy aceptó gustosa. Desde un principio, ella y los chicos de Hawks se entendieron perfectamente. Al fin y al cabo ellos apenas sabían lo que era una madre.

Resuelto el problema familiar, el director hace el ofrecimiento de Hildy a diversas actrices de otros estudios, tales como, Ginger Roger, Claudette Colbert, Carole Lombarg e Irene Dunne, pero ninguna de ellas estaba disponible. Finalmente la MGM cedió a Rosalind Russell, quien recien había terminado con George Cukor la película "Mujeres".

A pesar de los temores de la actriz, que había oído rumores acerca de la predisposición en contra suya del director, éste la acetó inmediatamente. Tras cuatro días de sesiones fotográficas, pruebas de maquillaje y vestuario, la primera vuelta de manivela se dió el 27 de septiembre con la secuencia, que coincide con el comienzo del film. Hildy arriba a la redacción y se enfrentan los caracteres de ella y su ex. Esta será la tónica dominante a lo largo del film. Hildy más que Burns, Burns más que Hildy, igual a incógnita.

Los primeros días de rodaje fueron tensos para Rosalind, a pesar de la buena química que sostenía con su oponente Cary Grant. Ella estaba insegura de su trabajo y le comentaba a Gary refiriéndose a Hawks: "Siempre está vigilándome. Sus ojos me parecen dos cubos azules de hielo", pero Grant le contestó: "Tranquila Roz, si no le gustara lo que haces, él ya te lo hubiera dicho".

Hawks, de forma minuciosa, iba comparando las escenas de su película con las rodadas anteriormente en la version de 1931. El y sus guionistas llegaron a la conclusión de que algo esencial, en la nueva versión, debía de ser el metralleo del diálogo. Es decir cada línea de diálogo de un personaje tenía que solaparse inmediatamente a la del oponente.Hawks quería conseguir el auténtico parloteo periodístico. Se le ocurrió invitar a varios periodistas reales para que controlaran la velocidad de diálogo. Quedó satisfecho cuando le dijeron que comparada una y otra película, la de 1931 utilizaba un diálogo de tortuga comparado con "His Girl Friday".

Lo ideal, llegados a este punto, es agenciarse el guión original o ver la película en VO, pero...¡ojo el scrip original difiere del utilizado finalmente en la película¡
Por mi parte, y en sucesivas entregas, desgranaré de la forma más dinámica posible esta maravillosa comedia

4 comments:

Josep said...

¡Pero bueno!

¡Tú eres un sádico!

¡Me dejas con la miel en los labios!

Será el tio .....

Espabila, oyes, o cojo el avión y me presento en tu casa a que me la cuentes de corrido.

Si es que eso no se hace, hombre... va.... más, más, más.... queremos más....

Y nada de abrazos: los abrazos al final; date por saludado y ya te vale...
:-)

anro said...

A esperar toca, Mr. Josep. Como dicen en mi tierra ¡arrepúchese caballero, y tómese un trago¡

Descuida que antes del fin de semana cuelgo otro trocito de peli para hacer boca.

¡No te puedes imaginar las obligaciones que tengo¡..¡me falta tiempo¡

Bueno, pues paciencia y un abrazote.

alicia said...

Lo que estoy aprendiendo, hay que ver. Sabía que Howard Hawks y su mujer se llamaban entre ellos Steve y Slim, como Bogart y Bacall en Tener y no tener, pero poco mas. Nada, que seguiré al tanto y me gusta mucho.

anro said...

A pesar del trabajito que me está costando sacar adelante este trabajo es gratificante tener apoyos. Gracias Alicia.