Wednesday, October 29, 2008

EL SUEÑO ETERNO CAPITULO TRES


Entre los músicos que Hollywood reclutaba para la industria de sus películas hubo algunos que brillaron por las extraordinarias notas de sus obras. Uno de ellos es sin duda Max Steiner, autor del score de "The Big Sleep", y mundialmente conocido por la inmortal partitura de "Lo que el Viento se llevó"
Max Steiner, cuyo verdadero nombre era Maximilian Raoul Walter Steiner, fué un verdadero niño prodigio para la música en su Viena natal, nada extraño en esta ciudad donde la música suena en todos y cada uno de sus rincones. Su padrino fue nada menos que Richard Strauss (no el padre de los valses, sino el autor de "Also asprach Zaratustra"). Sus primeras lecciones de piano las recibió de Johannes Brahms y a la edad de 16 años entró en la Academia Imperial de Música donde recibió enseñanzas nada más y nada menos que de Gustav Mahler. ¿Se pueden tener mejores antecedentes musicales?.
No sabemos que hubiera ocurrido con el joven Max Steiner de haber seguido su carrera musical en Viena, pero lo cierto fue que el destino quiso que la Primera Gran Guerra le sorprendiera en Londres. El, como otros compatriotas fué considerado por el gobierno inglés como enemigo, pero gracias a su amistad con el Duque de Westminster pudo arreglar los papeles para emigrar a EEUU. Llegó a Nueva York el 14 de Diciembre de 1914 con solo 32 dólares y muy buenas referencias. El joven no tuvo absolutamente ningún problema y pudo trabajar como director de operetas y musicales en Broadway escritos por los músicos americanos del momento: Victor Herbert, Jerome Kern y George Gershwing entre otros.
En 1929 Max Steiner se traslada a la costa oeste contratado por Florenz Ziegfield para orquestar la versión europea del espectáculo "Río Rita", pero allí logra su primer gran éxito cinematográfico con la partitura de la película "King Kong", uno de los primeros films que adoptaban una banda sonora para todo el metraje.
El año que presentaba su partitura más conocida (1939) : "Lo que el viento se llevó" no logró conseguir el óscar. Aquel año lo consiguió Herbert Stothart por "El Mago de Oz". Difícil elección para los jurados. Sin embargo Max Steiner lo consiguió en tres ocasiones: en 1935 por "El Delator" de Ford; en 1942 por "La extraña pasajera" de Irving Rapper y en 1944 por "Desde que te fuiste" de John Cronwell.

Tras esta pequeña introducción musical, que puede ser real si lo desean los lectores, oyendo alguno de los scores de Steiner, formulo los siguientes interrogantes para seguir con la trama de "The Big Sleep": ¿Asesinó Carmen a Regan por celos?; ¿Owen Taylor, el chofer de los Sternwood, le disparó a Geiger porque amaba a Carmen y no quería que fuese chantajeada?; ¿Joe Brody asesinó a Owen Taylor y empujó el coche por el acantilado para hacerse con las fotos de la cámara de Geiger?.....sigamos con la trama.


Marlow vuelve a la tienda de Geiger. Agnes intenta seguir dando excusas. En ese momento se abre la puerta del despacho. El joven sostiene la puerta, sorprendido por la visita de Marlow. El otro sigue ocupado en el empaquetado de material. Son Joe Brody y Carol Lundgren. Marlow comenta :"Parece que se mudan hoy, ¿no es cierto?". Sin darle tiempo a Agnes para que responda, Marlow abandona la tienda y aborda un taxi. El chófer es una mujer (Joy Barlowe). Marlow le ordena que sigua a la furgoneta de Brody, que se detiene en un edificio llamado Randal ARMS, allí aparece un buzón donde está señalado el nombre de "Joe Brody"

(Una teoría: Muertos Geiger y Taylor, Brody maneja los hilos del cotarro. En complicidad con Agnes, la dependienta y a la vez su propia amante, tratan de limpiar de material pornográfico la tienda para trasladarlo al propio apartamento de Brody y evitar complicaciones tras la investigación del asesinato de Geiger)

Despues de utilizar los servicios de la taxista Marlow le da una sustanciosa propina. Ambos cruzan un sabroso diálogo con doble sentido.

- Aquí tienes nena, para que te compres un cigarro.
- Si desea utilizar de nuevo mis servicios, llame a este número (ella le da su tarjeta)
-¿Durante el día, o por la noche?- pregunta con suave sonrisa Marlow
- Mejor por la noche. Trabajo durante el día- le contesta ella.

Ya en su propio coche Marlow se dirige a la casa de Geiger nuevamente. Para su sorpresa Carmen está en los alrededores, medio escondida tras unos matorrales. La joven trata de reconocerle, pero se muestra un tanto confusa. Sigue con su costumbre de chuparse el pulgar. Marlow le insiste si recuerda algo de aquella noche. Carmen acaba confesando que efectivamente fué Brody quien mató a Geiger.
Ambos entran en la casa. Casi inmediatamente otro personaje entra en acción Eddie Mars, quien pregunta por Geiger. Marlow le contesta que no sabe donde se encuentra tal individuo, que ellos han venido buscando un libro. El detective tomando a Carmen del brazo se dispone a marcharse, pero Mars le detiene.

- La chica puede largarse, pero me gustaría charlar con usted, soldado.

Marlow no se inmuta mientras el otro comienza a husmear por todas partes al tiempo que saca un revolver. Al encontrar sangre debajo de la alfombra se vuelve al detective y le dice.

- Muy conveniente el que la puerta estuviera abierta, teniendo en cuenta que ustedes no tienen llave.
- Sí, verdad. Y a propósito¿qué ha sucedido para que usted tenga una?
- ¿Acaso le importa?- contesta Mars
- Podría importarme.
- Podría importarme lo que le importa - contesta Mars con suave ironía.
- Pero a usted no le gustaría. No valdría la pena.
- Vale- dice Mars resuelto- Esta casa es de mi propiedad. Geiger era mi inquilino. ¿Qué piensa ahora de mí?
- Que usted conoce a gente muy agradable.
- Trato de tomarlos como vienen.

(Naturalmente Mars está interesado en saber si hay alguna huella de sangre, que suponga evidencia de un asesinato). Marlow sospecha que entre Mars y Geiger hay otra conexión distinta a la de propietario-inquilino. Una vez puestas las cartas boca arriba sobre el asesinato de Geiger. Mars le pregunta a Marlow si tiene alguna idea al respecto.
- Una o dos- contesta- Alguien disparó sobre Geiger o alguien fue disparado por Geiger y éste se largó, o alguien quería cenar carne y preparó la carnicería en su propio salón. No, a mí no me gusta nada de ésto. Tal vez sea mejor que llame a sus chicos y que me lo aclaren.

Los secuaces de Mars, Sidney (Tom Fadden) y Pete (Ben Welden) cachean a Marlow y encuentran sus credenciales. Encuentra sus credenciales de detective.
Cuando Marlow se marcha le pregunta a Mars con sarcasmo acerca de Vivian, como si ésta fuera su esposa.
- A propósito,¿ cómo se encuentra la señora Mars en estos días?
- No busque problemas, Marlow- le advierte Mars.
- Para eso me pagan

Por la noche, en su despacho, Marlow recibe una llamada telefónica de Vivian. Ella le dice que no ha recibido ninguna llamada de la mujer acerca del pago, pero que tiene el dinero en caso de recibir la llamada.

Marlow sospecha que Vivian ha tramado que él no salga del despacho. Se levanta con presteza, coge su sombrero y se dirige al edificio donde vive Jose Brody. Poco tiempo después aparece el coche de Vivian que aparca junto al Edificio Randal. Sale del coche y supuestamente se dirige al piso de Brody.

Marlow le sigue y toca a la puerta. Cuando Brody abre el detective le pregunta por Geiger. El otro insiste en que no conoce al tal Geiger.

- Así que usted es Joe Brody y no conoce a nadie llamado Geiger. Esto empieza a ser divertido.- le dice Marlow al tiempo que sostiene la puerta.
El tipo se aparta pòr fin y deja que Marlow entre en el apartamento. Pero al mismo tiempo saca un revolver y apunta al detective.

- Vaya, vaya - dice Marlow sin inmutarse- Tantas pistolas bailando por la ciudad y tan pocos cerebros. Sabes Joe, tú eres el segundo tipo con el que me he encontrado hoy que piensa que tener un pistola en las manos significa tener el mundo agarrado por la cola ja, ja, ja. Deja eso Joe. El otro tipo se llamaba Eddie Mars. ¿Te suena, Joe?
- No.
- Pues si se entera de donde estuviste anoche, bajo la lluvia, lo vas a oir.

Agnes y Vivian salen a escena, ambas estaban en el piso de Brody. Vivian había creído poder arreglar el asunto del chantaje sin la interferencia de Marlow.

- ¿Para qué ha venido usted aquí?- Le pregunta Brody a Marlow
- Para evitar que ella (refiriéndose a Vivian) le pagara y para evitar que la poli le agarre del cuello.
- ¿La policía?- pregunta Brody asombrado.
- Sí, la poli que trata de averiguar a donde ha ido a parar el cuerpo de Geiger. Escucha Joe, tú disparaste a Geiger.
Vivian se sorprende y comenta que ella no sabía tal cosa.
- La policia aún no lo sabe. El caso es que Geiger no estaba solo cuando tú le disparaste. O bien no te diste cuenta, cosa que no creo, o tuvo que salir corriendo. Pero tuviste valor para volver, coger los negativos de la cámara y esconder el cuerpo

Agnes interviene indignada, pero Brody le manda callar. Le dice a Marlow que él no disparó sobre Geiger.
- Hay alguien que sí lo dirá. Ya le dije que había un testigo. No siga haciendo el tonto conmigo, Joe.
- Usted se refiere a Carmen. Tiene que ser ella.
- Así que por fin confiesa que tiene la foto!- dice Marlow con suficiencia.

En esta escena Hawks crea un espacio para los personajes donde queda claramente simbolizado el poder que ejerce cada uno sobre el otro. Vivian aparece aquí disminuída, confusa y minimizada, al tiempo que Marlow domina el entorno.
- Ya ve, Joe- continua Marlow- Estaba usted allì anoche o consiguió las fotografías de alguien que estaba allí. Usted sabía quien era Carmen y utilizó a su amiguita para que amenazase a Mrs. Rutledge con denunciar el caso a la policía. La única manera de que supiese lo suficiente para hacerlo sería viendo lo que ocurrió o conservando la fotografía sabiendo cuando y cómo se hizo. Esto tiene sentido ¿verdad?

Carmen entra en escena, borracha o drogada. También esgrime un pequeño revolver con el que apunta a Brody.
- Quiero mi foto, Joe, quiero mi foto.
Se arma un pequeño revuelo. De resultas del mismo Marlow se hace con todo el arsenal.
- Levántate ángel. Luces como un pekinés- Le dice Marlow a Carmen que yace tendida en el suelo tras la reyerta.
- ¿Puedo recuperar mi foto ahora?- Insiste Carmen.
- No.
- ¿Puedo recuperar mi pistola?
- Despues- Le dice Marlow con paciencia.
- Eres muy guapo. Me gustas- piropea Carmen
- No has visto nada muñeca. Tengo a una danzarina balinesa tatuada en mi pecho- Bromea Marlow.

A continuación se comete un nuevo asesinato que dará pié a nuevas teorías. Pero eso será materia del próximo capítulo.



2 comments:

Josep said...

Parece que blogger está un poco loco, porque ya escribí un comentario y no aparece. En fin....

Decía, Antonio, que eres un artista funambulista que siempre acabas tus entradas dejándome un ¡ay! en el cuerpo, porque me sube la adrenalina y de repente, ¡zas! vas y lo dejas para otro día. Espero que no cojas la gripe y te dignes servirnos la continuación cuanto antes mejor.

Y me ha gustado muchísimo esa introducción respecto al gran Max Steiner; debes tener una bibliografía digna de ser robada con nocturnidad y alevosía total.

Un abrazo.

p.d.: me voy a hacer un "copy" por si ahora tampoco aparece... :-)

anro said...

Hombre, Josep, estamos en una película de suspense y lógicamente hay que darle morbo a la cosa. Te he comentado en alguna ocasión que a veces me trabo a la hora de publicar esta clase de post. Por esa razón trato de poner la mejor voluntad para que la gente se enganche.
Mira, la verdad es que tengo un buen puñado de libros, que suelo aumentar mes a mes por medio de Amazon.com. Creo que es imposible no caer en la tentación de mercar en ese inmensa librería cualquiera de los miles de volúmenes sobre cine que almacena.
Otra fuente de información muy seria y fiable, a la que suelo echar mano de vez en cuando es Senses of cinema, naturalmente en Internet. Pasate por ella, está en inglés.
Y para no cansarte, tengo la suerte de tener una buena colección de la revista de cine inglesa "Films and filming"(desgraciadamene solo pude salvar el periodo de los sesenta y de los setenta)
That's all, my friend!
Un abrazote.