Thursday, October 23, 2008

EL HOMBRE QUE ESCRIBIA EN "BLACK MASK"


Dado que estoy dedicando varios posts a la película "El Sueño Eterno", cuyo padre literario es Raymond Chandler , me parece màs que apropiado esbozar la biografía de uno de los novelistas, llamados "hardboiled", más representativos del universo literario americano. En principio, ese término slang, aplicado al novelista me parece inapropiado, a pesar de que en sus novelas hay crimen, sexo y violencia, tres términos asociados indefectiblemente al "hardboiled". Pero en las novelas de Chandler hay más que eso. Hay literatura pura y dura.

Anda por la red un término en inglés: "chandlerisms", cuya traducción española sería obviamente: "chandlerias". Este palabro se refiere a las frases y párrafos más característicos del novelista y cuyo estilo los hace difícilmente aplicables a otro escritor. No me resisto a citar alguno de estos "chandlerismos"para que el ejemplo sea la explicación .En "Playback" (cap. 13) el personaje de Marlow dice: "Maldita sea. Cuando yo era joven podías desnudar a una chica despacio. Hoy en día, ella ya está en la cama mientras tú luchas con el botón de la camisa".En "Little Sister"(cap. 25): "No tenía ganas de comer; ni siquiera de beber. Era una hoja del calendario del año pasado, arrugada y tirada al cesto de los papeles".En "The King in Yelow": "Soy un bebedor ocasional, la clase de tipo que sale a beber una cerveza (beer) y despierta en Singapur con una espesa barba (beard).En fin, creo que con las muestras queda suficientemente definido lo que es el término "chandlerisms·"



Nuestro hombre nació en Chicago-Illinois, un 23 de Julio de 1888, pero hacia 1895, su madre, irlandesa de origen, se lo lleva consigo de vuelta a Inglaterra. Allí, madre e hijo, quedan bajo la protección de un familiar, abogado de prestigio. Gracias a esta ayuda, Raymond pudo recibir una educación clásica en el Dulwich College de Londres.En 1907, con 19 años, se despierta la vocación literaria del joven, decantándose por la poesía. No se puede decir que estos trabajos de juventud sean buenos (aunque se puedan disculpar por la edad). Sus cuartetos y sextetos (formas en las que versifica) son de temática simplista y rígidos en las formas, valga un ejemplo la siguiente estrofa.
"Come with me love
Across the world
Ere glory fades
And wings are furled,
And we will wander hand in hand
Like a boy and girl in a playrooom land"

Al día de hoy, Chandler sería un perfecto desconocido de continuar escribiendo versitos en el "Chambers's Journal" o en "The Westminster Gazette". El mismo reconoce: "Aquella era la edad propia del hombre joven e inteligente, pero aunque yo era joven, no era inteligente". Por paradoja, toda la prosa de Chandler rezuma una poesía acre y ácida: "El calor suave y húmedo era como un paño mortuorio alrededor de nosotros"..."Ni siquiera la empapada oscuridad podía esconder la línea impecable de los naranjos perdiéndose en la distancia como rayos sin fin en la noche"

En 1912 vuelve a EE.UU y se establece en L.A. donde se endurece en toda clase de trabajos hasta 1917, año en que se alista en las fuerzas armadas, cuando USA entra en la Primera Gran Guerra. Sirve en Francia y después en Inglaterra. Cuando se firma el armisticio, él y su madre vuelven definitivamente a L.A. Poco despues de su llegada a EEUU el futuro escritor comienza unas tempestuosas relaciones con Pearl Eugenie "Cissy" Pascal, casada y divorciado dos veces y diez y ocho años mayor que Chandler. En 1924 contrae matrimonio con ella, pero sus relaciones siempre estarán marcadas por las tendencias alcohólicas del escritor y por los repetidos intentos de suicidio. Tanto en vida de Cissy como después de su muerte, acaecida en 1954, Chandler tuvo ocasionales romances. Tanto Sonia Orwell (viuda de George Orwell), como Natasha Spender, mujeres que compartieron cama con el escritor, asumieron que en Chandler había una tendencia homosexual reprimida. (?)

Raymond Chandler publica su primera historia en 1933, titulada "Blackmailers Don't Shoot", en el magazine "Black Mask". Seis años más tarde, el escritor funde dos relatos cortos: "Killer in the Rain" y "The Curtain" para componer la novela "El Sueño Eterno". Esta se convierte en un éxito editorial, que se repite con "Adios Muñeca", y "La Dama del Lago". "El Largo Adios" obtiene en 1955 el premio Edgar a la mejor novela. En la mayoría de sus obras largas, el protagonista es el detective Phillips Marlow, investigador privado de L.A.; cínico, afilado y duro, que tuvo su mejor plasmación cinematográfica en el actor Hupphrey Bogart.

Chandler describe los soleados escenarios de L.A. en los años 30 y 40, con una maestría única. Los lugares los disfraza con seudónimos: Bay City es Santa Mónica; Gray Lake es Silver Lake y las comunidades del Valle de San Fernando son Idle Valley. Su influencia literaria ha señalado el camino a novelistas, que hoy despuntan en el género, tales como Michael Connelly, Timothy Harris o Robert Crais.
El escritor no se resistió nunca a ser solo un "contador de historias detectivescas", pero no pudo eludir aquel destino. Frank McShane, en la biografía del escritor dice: "La sensibilidad emocional que hizo posible su producción literaria provocó una ruina emocional en su persona". Las decepciones y sus crisis etílicas aceleraron su muerte en 1959 a consecuencia de una neumonía. Sus restos yacen en el Cementerio Mount Hope de San Diego.






McShane en la introducción de su magnífica antología de 1988 "Raymond Chandler- Phillip Marlow: Un Centenario", escribe: "Chandler fue un gran artista. Creó un personaje que ha llegado a formar parte de la mitología popular americana, y que forma parte de la geografía de L.A. éste representa un mundo de gran belleza y de sórdida corrupción- La realidad americana. El hizo que las palabras danzasen y que los lectores continuen respondiendo a esta magia"

4 comments:

Josep said...

Interesantísima introducción, Antonio, a ese novelista que ya pertenece por derecho propio a la primera fila de los autores estadounidenses.

Muy buen comentario, con unos datos que permiten entender mejor el porqué muchos de sus personajes actúan como lo hacen.

Un abrazo.

anro said...

Era necesario hablar un poquito más de este gran novelista. Durante un tiempo, en España, se le tuvo por escritor de segunda fila, pero afortunadamente las buenas traducciones de algunas editoriales le han colocado en el puesto que se merece.
Un abrazote.

alicia said...

Me gustan mucho las chandlerias. Lo de la poesía en realidad no es extraño. Marlowe es un gran aficionado a la poesia

anro said...

Me encanta releer a este tipo, y celebro que te guste a tí. Cuando hace un par de años estuve en LA quise recorrer ciertos lugares, que Chandler había empleado como escenarios para sus novelas, pero me decepcionaron; solo algunos rincones de Vine St. o Las Palmas St. conservaban cierto aire de los cuarenta, sobre todo por el cableado.
Un abrazote.-